Diario Judío México - El presidente israelí Moishe Katsav dedicó la piedra angular de la nueva sinagoga de Tallin en en esta fecha en 2005: la primera sinagoga establecida desde que los nazis declararon a como Judenrein, libre de judíos, en 1942. La pequeña se estableció en 1865, cuando el zar Alejandro II permitió la residencia judía allí, y contaba con unos cuatro mil al comienzo del Holocausto.

Una mayoría huyó a la URSS cuando los nazis invadieron el país en 1941 (unos 400 de estos judíos estonios terminaron en campos de trabajo soviéticos). Todos menos doce de los aproximadamente mil que quedaron atrás fueron asesinados. Otros diez mil judíos de otras tierras fueron asesinados en veintidós campos de concentración establecidos en , incluidos unos mil quinientos que fueron fusilados entre el 19 y el 22 de septiembre de 1944 en el bosque cerca del campamento de Klooga mientras los nazis buscaban encubrir sus crímenes.

Antes de huir del avance del ejército soviético. El presidente Katsav colocó una corona de flores en el lugar de la masacre de Klooga en una ceremonia a la que asistieron el presidente estonio Arnold Ruutel y cuarenta estudiantes de la escuela judía de Tallin. El país hoy tiene alrededor de tres mil judíos.

“Los estonios saludaron a los alemanes como liberadores, y a cambio los alemanes consideraron a los estonios como racialmente superiores, no onyi a los judíos sino a los otros pueblos bálticos. Los estonios del Comando de Autodefensa mataron a todos los 963 judíos estonios que se podían encontrar, por orden alemana. . . . [y] unos cinco mil estonios no judíos fueron asesinados por su ostensible colaboración con el régimen soviético ”. —Timothy Snyder, Bloodlands

FuenteJewish Currents
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorPlacer Olfativo
Artículo siguienteNo te pierdas este domingo a Lior Suchard, el mejor mentalista del mundo