El 28 de junio de 2007 fallecía a los 92 años el rabino Abraham Klausner, quien ayudó mucho a los sobrevivientes de los campos de concentración nazis del sector de Alemania ocupado por los Estados Unidos.

Había nacido el 27 de abril de 1915 en Memphis, Tennessee, y era uno de los cinco hijos de Joseph Klausner y Tillie Binstalk, dos inmigrantes judíos de Europa central: el primero, dueño de una mercería, provenía de Hungría y su esposa, de Austria.

Abraham se crió en Denver y asistió a la universidad local, de la cual se graduó en 1938 mientras se formaba como rabino reformista en el Instituto de la Unión Hebrea de Cincinnati.

Después de su ordenación, en 1943, trabajó brevemente en una sinagoga de New Haven, Connecticut, antes de unirse al ejército de los Estados Unidos como capellán.

El rabino Klausner era ingenioso y persuasivo, pero principalmente sintió que debía hacerse cargo de la burocracia de la mayor potencia militar del mundo para aliviar las condiciones de quienes habían sido liberados del nazismo.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorMaría la Judía
Artículo siguienteIrán: ¿nuevo presidente, nuevo panorama?
El mundo judío en español. Noticias de Israel y del mundo judío.