Una mafia musulmana irrumpió en el palacio real de , en esta fecha en 1066, crucificó a Joseph ibn Naghrela, el visir judío del rey bereber, y masacró a más de mil familias judías. Según la Enciclopedia Judía de 1906, “los cronistas árabes relatan que [el visir] no creía ni en la fe de sus padres ni en ninguna otra fe”, y que “controló” al Rey y “lo rodeó de espías”. de sus enemigos fue Abu Ishaq de Elvira, quien escribió un poema antisemita malicioso que ayudó a provocar el . El padre de Joseph, Samuel, fue un erudito talmúdico, gramático, filólogo, poeta, guerrero y estadista que murió diez años antes de la masacre. Entre los judíos que huyeron de la Península Ibérica después de la masacre se encontraban los famosos comentaristas bíblicos Abraham Ibn Ezra y el rabino Yosef Karo (autor del Shulchan Aruch).

“No consideres una violación de la fe matarlos, la violación de la fe sería dejarlos continuar. Han violado nuestro pacto con ellos, entonces, ¿cómo puedes ser culpable de los infractores? ¿Cómo pueden tener algún pacto cuando somos oscuros y prominentes? ”- Abu Ishaq, poema, 1066

FuenteJewish Currents

2 COMENTARIOS

  1. No entiendo a mis congeneres judios,despues del pogrom de Granada mas la expulsion de los judios en 1492 mas otros que desconozco, la desesperacion de obtener la ciudadania espaniola.

    • Confundir el siglo XI con el siglo XV y, ahora con el siglo XXI, es tener poca idea de Historia (sí, con mayúscula) y confundir galgos con podencos.
      Pero eso es una epidemia generalizada en España, ya que, a una edad temprana, no se frecuenta mucho la lectura.
      Un saludo

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEl acuerdo agua-por-energía entre Jordania e Israel: Del interés jordano ante una oposición popular
Artículo siguienteEstas son las reflexiones sostenibles del 2021