Rabi Elazar Ben Azariá dijo: “Si no hay Torá, no hay conducta social adecuada. Si no hay conducta social adecuada,
no hay Torá”.
Tratado de Padres(Mishná o ley Oral) Capítulo 3.

Amor al prójimo. Amor a D’os.

En verdad esta idea no es mía, ya tiempo atrás la había escuchado de un Rabino ya fallecido aquí en Buenos Aires. Cuando había comentado el cuidado que se debe tener, en especial cuando se congregan cientos o miles de judíos a los fines de ir a ver a un Sabio hebreo o un afamado Mekubal(cabalísta) para supuestamente obtener de él una bendición, o en otros casos cuando se realiza una peregrinación hacia la Tumba de tal o cual Tzadik(Justo), con motivo del aniversario de su fallecimiento o en otras situaciones al forzar para poder ingresar a un lugar Kadosh o Santo a toda costa.
El Rabino de marras continua, que penoso es poder observar en muchas ocasiones, como los asistentes, muchos de ellos verdaderos jaredim o temerosos y observantes de la ley judía terminan empujando o forcejeando con sus compañeros o incluso llegando al enojo y la violencia verbal con aquel ocasional israelita que encuentra por delante, al costado o por detrás.

El respeto primero.

Con profunda pena, y puede con un poco de vergüenza ajena y propia, uno ha visto los videos donde gente religiosa se enfrenta con la policía de Israel, a los fines de poder ingresar a la Tumba de Rabi Shimón Bar Iojai en Lag Ba’omer (el 33 de la cuenta del Ómer) en Merón (situado aproximadamente a 5 km de la ciudad de Safed) en el norte de Israel.
Es decir, el respeto, la educación, el buen comportamiento, o como dijimos en la cita de inicio la conducta social, es la base para forjar una buena persona con su religiosidad a cuestas.

La policía y los soldados.

Merecen un respeto profundo, ya que ellos arriesgan sus vidas ( todos los días), aún por aquellos que con mucho descaro los hostigan y desobedecen sin ningún tipo de consideración.
El profeta Moshé bajo del monte de Sinaí con dos Tablas y un decálogo que es una moneda de dos caras, donde los mandamientos para con nuestro prójimo no es menor que las obligaciones que el Todopoderoso ha fijado entre el hombre y D’os.
No cabe duda, cuantas veces y me incluyo primero en la lista, nos olvidamos de esta máxima, e ignoramos que la Torá es una moneda de dos caras. Obvio que una sola cara no nos sirve.

Cuando terminó la plaga.

El trágico destino de los 24.000 alumnos que murieron en la plaga que justamente cesó el 33 de la cuenta del Ómer, en razón de no dispensarse el merecido respeto los unos a los otros.
Y coincidentemente debemos ocupar tinta y papel en un nuevo hecho que revela que muchos, seguramente en forma no intencional o por impulsividad, o por inconsciencia(cualidad de una persona que obra en forma irreflexiva e imprudente, donde no mide las consecuencias de sus actos ni el riesgo que implica) incurren en diversas formas de violencia desvirtuando la causa que ellos dicen defender. Siempre debemos recordar que todo amor bien entendido(nadie pone en duda su devoción por la preciada Torá y sus venerados Sabios), requiere también una cierta dosis de auto-control.

Amarás a tu prójimo. Final

No cabe duda, que todos cometemos errores, y es por eso que debemos prestar atención a Levítico 19;18 y donde Hashem sentencia: “Y amarás a tu prójimo como a ti mismo”.
Es el deseo de este escritor, que no veamos más escenas que involucren violencia entre los hijos de nuestro pueblo. Por el contrario la unión, la unidad y la cordialidad de los unos para con los otros debe ser una constante entre los hijos de Israel. De lo contrario, de que vale todo el estudio de la Cabalá y del preciado Zohar, que justamente nos muestra que todo debe tender hacia la conectividad y la armonía para poder alcanzar la paz y un firme encadenamiento en todos sus mundos creados.
Por otro lado, somos el ejemplo para nuestros hijos, y por otro parte, que imagen(?) estamos mostrando frente al mundo gentil se trate de cristianos, árabes y musulmanes y tantos otros, que siempre han tomado al pueblo judío como el modelo a seguir.
Sea que nos quieran o no, o que lo admitan o no.
Debemos ser mas cuidadosos en el futuro, y el respeto entre nosotros debe ser profundo y visceral.
Shavuá Tov.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorWhy is Congress waiting to punish the sick “squad”?
Artículo siguienteLa frescura de Picinic en LaMari