Diario Judío México - (Norma Jean Mortensen), quien se convirtió al judaísmo cuando se casó con el dramaturgo Arthur Miller en 1956, fue encontrada muerta por una sobredosis de drogas en su hogar en esa fecha en 1962.

Marilyn Monroe: Los grandes amores de la musa de Hollywood

En 1945, empezó a trabajar como modelo y años más tarde inició su carrera en Hollywood con el nombre artístico de . Desde finales de la década de 1940, apareció en muchos pequeños papeles, gracias a un contrato con la 20th Century Fox; durante esa etapa, destacan sus participaciones en La jungla de asfalto (The Asphalt Jungle; 1950), y Eva al desnudo (All About Eve; 1950). Su primer papel protagonista lo obtuvo en la cinta de 1952 Don’t Bother to Knock.

Alcanzó su período de mayor popularidad a partir del año siguiente, cuando protagonizó películas como Los caballeros las prefieren rubias (Gentlemen Prefer Blondes; 1953); Cómo casarse con un millonario (How to Marry a Millionaire; 1953) y The Seven Year Itch (La comezón del séptimo año, en México y , y La tentación vive arriba, en España; 1955).

Tras matricularse en el Actor’s Studio, fue alabada por la crítica por su trabajo en Bus Stop (1956). En 1954, en colaboración con el fotógrafo Milton Greene, fundó la Productions.6​ Su protagonista más elogiado fue el de Sugar Kane para la película de Billy Wilder Con faldas y a lo loco (Some Like it Hot; 1959), por el que ganó un Globo de Oro a la mejor actriz de comedia o musical.

En sus últimos años, actuó en películas como El multimillonario (Let’s Make Love; 1960) y Vidas rebeldes (The Misfits; 1961), escrita por su marido Arthur Miller.

Marilyn Monroe: los vestidos más icónicos de sus películas

Monroe es considerada popularmente como uno de los mayores iconos del Star-System hollywoodiense.

Estuvo casada en tres ocasiones con James Dougherty, Joe DiMaggio y Arthur Miller y se le atribuyeron relaciones sentimentales con los hermanos Robert Francis Kennedy y John Fitzgerald Kennedy. Falleció el 4 de agosto de 1962 a causa de una sobredosis de barbitúricos, en circunstancias nunca esclarecidas. La primera hipótesis que barajó la justicia estadounidense fue la del suicidio, pero esta nunca pudo ser corroborada.

Fallecimiento

El 5 de agosto de 1962, a las 4:55 de la madrugada, el jefe del departamento policial de Los Ángeles, Jack Clemmons, recibió una llamada inquietante. Su interlocutor era el doctor Greenson, psiquiatra de , y el mensaje era claro: la actriz había muerto. Clemmons fue el primero en llegar al lugar y advirtió una serie de incongruencias en los testimonios de los dos médicos y el ama de llaves, que se mostraban muy nerviosos y se habían retrasado sospechosamente en avisar a las autoridades. La escena de la muerte parecía alterada, las sábanas estaban cambiadas y limpias y el cuerpo había sido movido. Clemmons notó que, a esa hora, la señora Murray estaba lavando ropa, lo que le causó gran sorpresa. Las livideces del cadáver no coincidían con la postura antinatural en la que yacía el cuerpo. En principio, tampoco había agua ni jarra ni vaso con que hubiera podido ingerir las pastillas, hecho que el oficial de la Policía hizo notar a los médicos. Más tarde, en la escena aparecería muy oportunamente un vaso con la llegada de otros policías y forenses. La autopsia reveló que había fallecido por una sobredosis de barbitúricos.

El informe calificó la causa de la muerte como un «probable suicidio». Por falta de pruebas, muchos creen que fue asesinada. Sus médicos, Greenson y Engelberg, le recetaban diversos barbitúricos que pudieron acumularse en su organismo hasta alcanzar niveles peligrosos para la vida.

Revelan la muy extraña dieta de Marilyn Monroe que nunca pondrías ...

Se cree que Marilyn falleció bastantes horas antes de que se diera aviso a las autoridades y que su habitación había sido manipulada y organizada convenientemente antes de la llamada telefónica.

La hipótesis del suicidio distraería la atención sobre la posible responsabilidad de sus médicos personales en la muerte y los salvaría de cualquier imputación penal.

Euniece Murray, su ama de llaves, quien fue recomendada por el doctor Greenson para trabajar con Marilyn, fue entrevistada veintitrés años después y confirmó que aquella noche no conseguía dormir. Según su versión, se levantó y observó que las luces de la habitación de Monroe estaban encendidas, se encontró con la puerta cerrada con llave por dentro, por lo que tuvo que salir de la casa para observar por la ventana de la habitación a la mujer, desnuda y sin vida sobre la cama. De inmediato, telefoneó al doctor Greenson que llegaría en compañía de Engelberg hacia la medianoche o el inicio de la madrugada. Lo que hicieron los médicos y el ama de llaves horas antes de avisar a la policía se desconoce. Según Greenson, estuvieron tratando de dar aviso primero a la Fox.

Tres días después de la muerte, Joe DiMaggio, su segundo esposo, celebró el funeral en privado y con la sola presencia de familiares y amigos cercanos.

Los trucos de belleza que convirtieron a Marilyn Monroe en diva ...

No puedo decirle adiós a Marilyn, nunca le gustaba decir adiós. Pero, adoptando su particular manera de cambiar las cosas para así poder enfrentarse a la realidad, diré hasta la vista. Porque todos visitaremos algún día el país hacia donde ella ha partido.

Sus restos reposan en el cementerio Westwood Village Memorial Park de Los Ángeles, California.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.