La historias sobre el exilio masivo de judíos de Europa, durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), son conocidas por ser relatos de los que lograron salvarse de la persecución realizada por la Alemania nazi. Fue así como América se convirtió en un destino seguro -desde hasta Argentina- y no se quedó atrás.

La película An Unknown Country (Un país desconocido) detalla en una hora y media, la llegada de 4 mil judíos exiliados que se asentaron en durante la década de 1940. A pesar de que el filme fue estrenado en el 2015, desde el 12 de junio de 2017 se encuentra disponible en el portal Thirteen.org. Eso sí, requiere pago y el servidor aún no está habilitado en el país.

La iniciativa comienza, de acuerdo con el diario New Jersey Jewish News, cuando la cineasta Eva Zelig se reunió en el 2010 con la comunidad de judíos ecuatorianos. Actualmente vive en Nueva York, nació en y sus orígenes están en Checoslovaquia. De este país sus padres escaparon en 1939.

Y así, después de escuchar historias parecidas a la suya, Zelig decide crear el documental, financiado vía crowfunding. Es decir, se hizo posible a través de donaciones.

Durante su lanzamiento en 2015, el filme solo se proyectó en dos ciudades de : Quito y Cuenca. Luego, en ese mismo año, logró un espacio en la primera edición del Festival de Cine Ecuatoriano en Nueva York.

Más información: http://anunknowncountry-movie.com/

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLos sefardíes como una ‘comunidad imaginada’ en la obra literaria de Ivo Andric
Artículo siguienteLa Comunidad Judía de Venta Prieta