Diario Judío México - Scholem Aleikhem nació el 2 de marzo de 1859 con el nombre de Sholem Yakov Rabinovitsh o Rabinnovitz en el pequeño poblado judío de Periaslav, cercano a Kiev, Ucrania. Es posiblemente el autor popular más reconocido de la literatura judía en Yiddish.

A los 15 años, influenciado por la lectura de Robinson Crusoe, decidió ser escritor, firmando sus obras con el seudónimo que lo hará inmensamente popular: Scholem Aleikhem, el tradición saludo que significa “la paz esté con ustedes”.

Originariamente escribía en hebreo y ruso, además de Yiddish, pero en 1893 decidió hacerlo solamente en el idioma popular de los judíos ashkenazím. Ese mismo año se casó con Olga Loev, hija de un comerciante, con quien tuvo seis hijos: Lyla, Ernestina, Emma, Marusi, Elimelej y Najum.

En los años siguientes escribió una importante cantidad de obras y en 1890 fue considerado el más popular de los escritores judíos europeos, lo que le permitió poseer una pequeña fortuna, parte de la cual dedicó a promover a otros escritores judíos.

En 1890 pierde su fortuna en la Bolsa de Valores, y siguió escribiendo, pero lo hacía en ruso para un periódico de Odesa, y en hebreo para la publicación de la intelectualidad judía rusa, Vosjod.

En esos años se enfermó por primera vez de tuberculosis, trasladándose en 1891 a Odesa y luego a Kiev. En 1905 viajó a , mientras su familia se quedó viviendo en Ginebra, Suiza, a donde regresó para seguir escribiendo y realizando giras por los centros judíos dando charlas y presentando sus obras.

De ese tipo de recaídas en la vida Scholem buscaba que el pueblo judío aprendiera y lo plasmaba en su literatura, sobre todo a través de su personaje Menajem Mendel.

Ya en el nuevo milenio, tuvo una recaída en su enfermedad y pasó dos meses internados en un hospital ruso en el que se encontraba de gira. Quedó imposibilitado por cuatro años y casi no podía escribir. Pero con mucho esfuerzo, su familia sobrevivió gracias a importantes donaciones de amigos y de admiradores.

En 1914, la mayor parte de su familia emigró a , residiendo en . Su hijo Misha enfermó de tuberculosis y no pudo regresar al país, por lo que debió permanecer en Suiza junto a su hermana Emma. Falleció en 1915, suceso que dejó a su padre profundamente deprimido.

Un año después, el 13 de mayo de 1916, Scholem Aleikhem falleció en la ciudad de , a los 57 años, y fue enterrado en el cementerio judío de Brooklyn, a donde acudieron unas cien mil personas a rendirle homenaje.

Adquiera obra de Sholem Aleikhem, oprima aquí.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

  1. SIENTO MUCHO QUE YA NO ESTÉ ENTRE NOSTROS TA GRAN SER HUMANO, PERO SHALOM ALEIHEM ESTARÁ SIEMPRE EN NUESTRO PENSAMIENTO,LO DIGO EN EL MIO Y EN EL GUTIÉRRE TIBON QUE TAMBIÉN ESTARÁ CON EL..

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.