Recuerdo cuando fui a sacar mi INAPAM una señora de 60 años me pidió apoyo, ni siquiera pudo dar los datos correctos de su teléfono y dirección, la pobre señorita tuvo que llenar su solicitud dos veces en máquina mecánica.

Cuántas veces escuchamos que “ya estoy viejita/o” a los 60 años, o cuando alguien se jubila para cuidar a su familia o atender su casa lo cual es muy válido, yo admiro a estas personas por ser una pésima encargada de mi casa.

Pertenezco a una familia donde la mujer está activa, mientras que su salud le permite, hay escritoras, periodistas, pintoras, críticas o aquellas que ayudaron a sus esposos en sus negocios así como cuidándolos cuando estaban enfermos.

Por ejemplo en mi medio del periodismo cultural la mayoría de los periodistas son gente mayor, lo cual nos habla de creatividad, de ser capaces de seguir activos con un manejo del cerebro y la memoria tan importante ya que estemos conscientes de enfermedades como el Alzheimer que acaba tanto con nuestra capacidad física como mental.

Tengo cinco años de jubilada, desde que estaba activa me preparé para jubilarme, dedicarme a ser periodista teatral, lo cual me implica ir a conferencias, el teatro, escribir las crónicas y pasarlas a la computadora, hacer los álbumes de fotos que mi hijo saca de la cámara, este material es subido a los blogspots así como quienes nos invitan.

Mi padre tuvo su despacho hasta ya estuvo muy enfermo, lo cual lo obligó a traspasarlo, conozco mucha gente que sigue trabajando, para ejemplo los que están empacando en algunas tiendas departamentales, algunos están de valet parkings, los que se dedican a los grupos que apoyan a los mas vulnerables de forma voluntaria y qué decir de los maestros impartiendo sus conocimientos.

Aquí entra la motivación de cada persona, todos las actividades son válidas, de lo que se trata es mantenernos activos, aprovechar a quienes están jubilados para hacer lo que no se pudo hacer antes, ya también existe la universidad para adultos y las actividades para este sector, eso en el Distrito Federal.

Lo importante es darnos nuestro lugar y seguir nuestros impulsos, conocer nuestras capacidades para tener una vida más longeva e útil, con mejor salud, porque alguien ocupado no tiene tiempo para enfermarse.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa peligrosidad de los políticos descrita por un psiquiatra singular
Artículo siguienteAgentes de seguridad, 10ma. Parte

Nací el 10 de mayo de 1950, actualmente estoy jubilada de Petróleos Mexicanos.

Estudios:

  • Secretaria Inglés-Español
  • Maestra de Inglés
  • Técnicas de Traducción Inglés-Español del Instituto Anglo-
  • Mexicano de Cultura (Anglo)
  • Locución en la Asociación Nacional de Locutores de México

Actividades en radio:

  • Locutora en Pulso Ciudadano por cuatro años en Radio ABC
  • En internet como locutora, productora y crítica teatral
  • Visión Radio
  • Frecuencia México
  • Expresión Digital