Esta semana tengo la fortuna de celebrar 50 años de vida, lo cual además de llenarme de gratitud por mi salud, familia, y amigos; me ha traído a la mente varias reflexiones sobre el impacto que ha tenido mi hogar extendido, el planeta, tan solo en este tiempo que llevo de habitarlo.

Hace 50 años, un 30 de diciembre fue el Día del Sobregiro de la Tierra; fecha que se establece para determinar cuando la demanda de recursos naturales excede lo que los ecosistemas del planeta pueden renovar en el periodo anual. En términos económicos, es el momento que terminamos con el presupuesto ecológico que la Tierra tiene capacidad de generar para un año. En 2021 el Día del Sobregiro de la Tierra fue el 29 de julio; es decir, sobrepasamos nuestro presupuesto ecológico 5 meses antes, lo cual significa que usamos tantos recursos ecológicos como si viviéramos en 1.6 planetas.

En la década de los 70’s comenzó el rebasamiento global de la capacidad de la Tierra de regeneración. Ahora, la deuda ecológica acumulada resultante equivale a 18 años; en términos prácticos es el tiempo que le tomaría al planeta regenerar el daño causado asumiendo que el impacto fuera reversible, lo cual no es el caso.

Asimismo, en el transcurso de este tiempo he notado en gran medida el avance del impacto en el cambio climático en la progresión de cambios meteorológicos tales como los huracanes que se han caracterizado por su alta intensidad y peligrosidad por tener un mayor número de tormentas clasificadas en huracanes categorías 4 y 5.

Si tomamos en cuenta un resumen de los hallazgos del informe publicado hace 2 años por la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y de los Ecosistemas, que fue establecida en 2012 por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) que incluye representantes de 132 países. El reporte presentado por Robert Watson, presidente del panel y profesor de ciencias ambientales en la Universidad de East Anglia en el Reino Unido, dijo que la evidencia recopilada durante las últimas cinco décadas de aproximadamente 15,000 estudios científicos y de gobierno, se espera “un panorama siniestro”. El informe, reporto que el 25% de los mamíferos, más del 40% de las especies de anfibios, casi el 33% de los tiburones y el 25% de los grupos de plantas están gravemente amenazados de extinción. Con base a estos datos, los investigadores estimaron que aproximadamente 1 millón de especies de animales y plantas podrían morir, “en décadas”.

Ahora para dejar claro, no todas son malas noticias, para empezar, ya tenemos más de 2 décadas, midiendo realmente las emisiones y el impacto que la huella humana tiene en el planeta. Ya somos mucho más conscientes del cambio climático al menos desde que se formó el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) en 1988. Tenemos la comunidad científica y muchos sectores, apoyando la política ambiental, pero muchos gobiernos todavía tienen posiciones inconsistentes o realmente no están de acuerdo con el nivel de contribución que tienen sus países en función de emisiones, sus compromisos y planes de inversión.

También tenemos avances muy positivos en el desarrollo, y uso de energía renovable, autos eléctricos y para efectos prácticos ya sabemos que hacer. La gran pregunta es: ¿Cuándo todos líderes se lo tomarán en serio? ¿Qué más debe suceder para que todos los países y sectores establezcan compromisos sólidos, claros y accionables en materia ambiental? El planeta no espera más, si pasan otros 50 años con la misma tendencia, el planeta continuará existiendo, pero la humanidad no, y es justo lo que quisiera dejar sembrado en ti que agradezco estés acabando de leer mi reflexión e invitación: ¿Qué acciones vamos a emprender ya, para dejar un mejor planeta a nuestros hijos y nietos?

En resumen, mucho que agradecer por estos 50 años de mi vida, sin embargo, espero tener la oportunidad de vivir muchos más celebrando más a favor del planeta que permitan que, así como ustedes y yo, nuestros hijos, y todas las generaciones futuras encuentren un hogar óptimo para su subsistencia. Anhelo que en mis años venideros sea testigo del efecto multiplicador de acciones a favor del planeta por todos y cada uno de mis lectores.

Gracias a ustedes, por ser parte de esta labor de concientización y acción por lograr un mejor hogar compartido para todos.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorHogar Fuera del Hogar en Acapulco
Artículo siguienteDescanse en paz el Rabino Abraham Palti Z”l
Francisco Suárez estudió la carrera de Contador Público (1994) en la Universidad Autónoma de Baja California, en donde también concluyó la Maestría en Administración en CETYS (1999) y el Doctorado en Administración con Concentración en Administración Estratégica (2013). Comenzó su carrera profesional en diferentes empresas del ramo deportivo, turístico y de manufactura. Su trayectoria en FEMSA empezó en 1996 en donde desempeñó diversos puestos ejecutivos dentro de la División de FEMSA Empaque. Entre 2006 y 2011 fue Gerente de la Oficina de Presidencia FEMSA y Dirección General. En 2011 es promovido a Director de Sostenibilidad FEMSA y en 2014 amplió sus responsabilidades con la posición de Director de Asuntos Corporativos de Coca Cola FEMSA. De 2016 a 2020 fungió como Director de Nuevos Negocios y a partir de mayo 2020 coordina la Dirección de General de AdeS para América Latina. Francisco es un apasionado de la sostenibilidad y fue el primer Latino en ser Presidente del Centro Mundial del Medio Ambiente 2015-2018 (WEC). En 2020, la junta directiva de WEC votó por unanimidad para elegirlo Director Emérito, en reconocimiento a sus muchos años de servicio dedicado. Además, es consejero de diferentes organizaciones como: Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, A.C., California Institute of Advanced Management (CIAM) en Los Ángeles, California, E.U.A., Mom’s Target Media, Tesorero del Patronato Nacional de Aldeas S.O.S. México y Consejero Nacional de Enactus México. También fue consejero Alterno del ABAC (APEC Business Advisory Council), Consejo Consultivo Empresarial del APEC (Asia Pacific Economic Cooperation); y miembro de la Agenda Global para el Futuro de las Industrias de Consumo del Foro Económico Mundial “WEF”. Forma parte del Consejo Editorial de Mundo Ejecutivo y la Revista Ganar-Ganar. Además de ser columnista regular sobre temas de sostenibilidad y editorialista de periódicos como El Vigía (Baja California), El Capitalino, Diario Judío, Mundo Ejecutivo y revistas Ganar-Ganar y Universo Capital Humano.