Tengo años trabajando en impulsar el deporte y trabajo a favor del , lo cual me ha hecho reflexionar en estos últimos días la importancia de empatar ambos mundos para lograr mayor impacto en las acciones adicionales a los compromisos de cada país y gobierno.

Eventos de talla internacional en donde conviven la sostenibilidad y el deporte han llegado a promover ser Net Zero, tal es el caso del evento organizado por la Fundación GEO para el Golf Sostenible celebrado en el marco de la COP26 en Glasgow. En dicho evento se reunieron los principales expertos de las agencias de la ONU y otros organismos de acción climática, junto con representantes y reconocidos deportistas del golf. En este sentido, resulta clave la contribución de un deporte como el golf en las acciones a favor del planeta debido a su fortaleza de crear espacios verdes en muchas ciudades utilizando nuevas tecnologías de energía renovable que les permitan hacer un uso eficiente del recurso hídrico a utilizar.

Por otro lado, el club de fútbol Tottenham realizó en septiembre el primer partido de fútbol de élite con cero emisiones de carbono del mundo, en asociación con la emisora ​​Sky. Su objetivo fue crear conciencia sobre la crisis climática incluso desde su nombre, llamándolo “GameZero”. Los organizadores tomaron varias medidas de reducción de emisiones incluyendo dirigir a los entrenadores de los equipos con biocombustible, y proporcionar el agua potable de los jugadores en cajas de cartón. Asimismo, se promovió entre los aficionados el uso del transporte público, o bicicleta para llegar al partido, mientras que la comida que se sirvió dentro del estadio se obtuvo de prácticas sostenibles con opciones a base de plantas también disponibles. Las emisiones restantes se compensarán a través de sus proyectos de reforestación en África Oriental y la creación de nuevos bosques en el Reino Unido. También se han comprometido a seguir plantando más árboles cerca del estadio Tottenham Hotspur a finales de este año.

Los futbolistas y los en general, tienen tantas razones como cualquiera para preocuparse por la crisis climática, desde practicar el deporte con mala calidad del aire, calor extremo o miles de eventos cancelados por fuertes lluvias o más tormentas y más fuertes en todos los continentes.

Otro gran ejemplo, fueron las olimpiadas de Tokio de este año en donde su organización se distinguió por su toque sostenible en cada uno de los detalles marcando un precedente a nivel mundial. También en el ámbito artístico bandas como Coldplay se han destacado por su gran compromiso ambiental y su siguiente gira será Net Zero Carbón, utilizando energía renovable y baja en emisiones, proveniente de un piso cinético que genera electricidad a partir del baile, y movimiento de los participantes, bicicletas generadoras de electricidad y paneles solares. Fue en el 2019 cuando el grupo se comprometió a no volver a salir a gira hasta convertirse en carbono neutral, y con algunos cambios ya redujeron emisiones por 50% comparado con su última gira. Tienen prácticas adicionales como asegurar que sus autobuses serán energizados con desperdicio de aceite usado para cocinar, sus vuelos ya no serán privados, volarán en aerolíneas públicas. En el concierto utilizaran materiales reciclados, y por cada boleto vendido sembraran un árbol y para compensar el resto de emisiones apoyaran proyectos y soluciones basadas en la naturaleza, como la regeneración y la restauración de algas marinas.

Sabemos que tanto el deporte como el mundo artístico influyen al más alto nivel en el comportamiento de las personas, por lo que acciones como las mencionadas representan un gran avance en el efecto mariposa a favor del planeta, y así inspirar a más ligas deportivas y eventos masivos, para que puedan incorporarse a ejecutar más , que debemos asegurar replicar para sumarle al futuro sostenible que todos queremos y merecemos.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEncuentro entre la historia y el lujo en Bogotá
Artículo siguienteCambio de aires: perdió fuerza en la ONU una resolución que niega la conexión judía con el Monte del Templo
Francisco Suárez estudió la carrera de Contador Público (1994) en la Universidad Autónoma de Baja California, en donde también concluyó la Maestría en Administración en CETYS (1999) y el Doctorado en Administración con Concentración en Administración Estratégica (2013). Comenzó su carrera profesional en diferentes empresas del ramo deportivo, turístico y de manufactura. Su trayectoria en FEMSA empezó en 1996 en donde desempeñó diversos puestos ejecutivos dentro de la División de FEMSA Empaque. Entre 2006 y 2011 fue Gerente de la Oficina de Presidencia FEMSA y Dirección General. En 2011 es promovido a Director de Sostenibilidad FEMSA y en 2014 amplió sus responsabilidades con la posición de Director de Asuntos Corporativos de Coca Cola FEMSA. De 2016 a 2020 fungió como Director de Nuevos Negocios y a partir de mayo 2020 coordina la Dirección de General de AdeS para América Latina. Francisco es un apasionado de la sostenibilidad y fue el primer Latino en ser Presidente del Centro Mundial del Medio Ambiente 2015-2018 (WEC). En 2020, la junta directiva de WEC votó por unanimidad para elegirlo Director Emérito, en reconocimiento a sus muchos años de servicio dedicado. Además, es consejero de diferentes organizaciones como: Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, A.C., California Institute of Advanced Management (CIAM) en Los Ángeles, California, E.U.A., Mom’s Target Media, Tesorero del Patronato Nacional de Aldeas S.O.S. México y Consejero Nacional de Enactus México. También fue consejero Alterno del ABAC (APEC Business Advisory Council), Consejo Consultivo Empresarial del APEC (Asia Pacific Economic Cooperation); y miembro de la Agenda Global para el Futuro de las Industrias de Consumo del Foro Económico Mundial “WEF”. Forma parte del Consejo Editorial de Mundo Ejecutivo y la Revista Ganar-Ganar. Además de ser columnista regular sobre temas de sostenibilidad y editorialista de periódicos como El Vigía (Baja California), El Capitalino, Diario Judío, Mundo Ejecutivo y revistas Ganar-Ganar y Universo Capital Humano.