Al referirnos y mencionar a Don Eugenio Garza Sada “EGS”, es recordar a un trabajador y emprendedor no solo incansable sino con una gran calidad humana en muchos sentidos, siendo pionero económico y social que vino a transformar a Nuevo León y México. De distintas maneras su legado ha continuado por generaciones buscando cómo transformar positivamente las comunidades, y un claro ejemplo de ello, fue mediante la creación de la institución privada educativa más reconocida de México sin fines de lucro, siendo un gran pilar por casi 80 años, donde han egresado cientos de miles de profesionistas.

Solo por dar un poco de contexto de la época en que vivió y la transcendencia que logró tener, es que les menciono lo siguiente: nació en 1892, su infancia coincidió con la primera etapa de la industrialización en México y pasó por los complicados momentos de la Revolución Mexicana. Sin embargo, en temas muy positivos que marcaron su rumbo de vida y su vocación por la educación, fue cuando realizó sus estudios universitarios en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), al cual ingresó en 1910, graduándose de ingeniería civil en 1914, lo cual fue básicamente su inspiración para crear el Tecnológico de Monterrey. En resumen, sus años en MIT le ayudaron a entender a profundidad desde hace más de 110 años la conexión entre: investigación, ciencia y tecnología, la triada de variables que permite saber cómo es que estas son la fórmula perfecta para lograr el bienestar y la libertad mediante el desarrollo humano.

Dicha fórmula la aplicó y fomentó desde sus empresas, iniciando programas de desarrollo social y becas académicas para hijos de colaboradores, pero no solo se quedó ahí, sino que fue mucho más allá al iniciar esquemas de seguridad social antes que existiera el IMSS o INFONAVIT. Él ya tenía un hospital propio para los trabajadores, colonias y préstamos para casa habitación, así como la implementación de programas para el deporte y la cultura, donde al final la formula más importante es que resulte un desarrollo integral de empresa, colaborador y comunidad, punto clave donde se dan las condiciones para realmente provocar un crecimiento y desarrollo económico sostenible.

Don Eugenio redactó el “Ideario Cuauhtémoc”, documento escrito desde décadas antes de códigos de ética o conceptos ahora aplicados en planeación estratégica, y debo decir que a pesar del tiempo que tiene lo he dado de ejemplo en foros empresariales en EUA y no deja de sorprender lo certero que fue y sigue siendo. El Ideario completo se integra de 17 puntos o conceptos, aunque por mencionar algunos les compartiré los siguientes:

*   Reconocer el mérito de los demás: Por la parte que hayan tomado en el éxito de la empresa y señalarlo de manera espontánea, pronta y pública. Usurpar ese crédito, atribuirse a sí mismo méritos que corresponden a quienes trabajan a las órdenes propias, sería un acto innoble, segaría una fuente de afecto e incapacitaría para comportarse como corresponde a un ejecutivo.
*   Ser tolerante: de las diversidades que puedan encontrarse en la raza, color, modales, educación, o idiosincrasia de los demás.
*   Dedicación al trabajo: Beneficia al individuo, a la empresa y a la sociedad entera.
Una manera de asegurar, justamente el reconocimiento del mérito de los demás y mantener vivo el espíritu de Don Eugenio, es el Premio Eugenio Garza Sada, pues fomenta y celebra los valores instituidos por EGS, teniendo más claramente como objetivo: “reconocer a quienes con su compromiso, pasión y dedicación contribuyen al desarrollo de México mediante acciones que elevan el nivel de vida y bienestar de las comunidades”.

Esta semana fue el aniversario Luctuoso de EGS junto con el Premio, y tuve el honor de participar de manera presencial, donde el Premio Liderazgo Empresarial Humanista fue otorgado al empresario y filántropo Luis Salvador Alcalá Alba de Aguascalientes. En la categoría de Emprendimiento social, enfocado al reconocimiento a asociaciones civiles, fue ganadora “Alternare”, con una gran labor de desarrollo rural sostenible en zonas con muchos retos en Michoacán. Y por último, en la categoría de Innovación social estudiantil, se llevaron el honor “De Raíz”, los jóvenes de la Prepa Tec, Campus Santa Fe, donde elevaron el nivel de activación de trabajo voluntario estudiantil y apoyo escolar con niños en situación vulnerable, durante la pandemia. Todos estos proyectos, casos y personas son fuente de inspiración, ¡¡¡para hacer mucho más a favor de nuestra comunidad y planeta!!!
A pesar de que la vida de EGS concluyó de una manera trágica por decir poco, en 1973, asistieron a su funeral más de 50,000 personas, la suspensión de labores de 160,000 trabajadores en señal de duelo, prácticamente la ciudad tuvo un paro total ese día. Aunado a ello y gracias a su gran legado educativo, cientos de miles de profesionistas hacen cada día un mejor México, y derivado de esto, una gran cantidad de familias han subido su nivel de vida, salud y de más. La fórmula EGS en el desarrollo humano y social, van de la mano de conceptos, de hoy en día como el “Capitalismo Consciente”, y son conocimientos que están siendo integrados en el nivel más alto del Tecnológico de Monterrey y en muchas organizaciones del mundo, son un cambio de paradigma en la forma de entender los negocios, basándose en 4 pilares:

1.  Propósito superior: El dinero no es el fin último de la organización, sino un medio para alcanzar un propósito.
2.  Cultura Consciente: Una cultura orientada a las personas y a los valores colaborativos frente a los competitivos.
3.  Liderazgo Consciente: El líder al servicio del equipo y no el equipo al servicio del líder.
4.  Integración de los stakeholders: Perspectiva sistémica de todos los agentes implicados. Un negocio consciente no puede ser un juego de suma cero.

Podría literalmente llevarme cientos de páginas para describir las bases que EGS nos dejó para construir un mejor México, pero ahora nuestro reto común es como visualizar y atender de la mano todos los sectores para trabajar arduamente en el futuro país que podemos y debemos alcanzar.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa larga y compleja relación de la Reina Isabel con la comunidad judía británica
Artículo siguienteLa Reina Isabel II, la Segunda Guerra Mundial y el judaísmo
Francisco Suárez estudió la carrera de Contador Público (1994) en la Universidad Autónoma de Baja California, en donde también concluyó la Maestría en Administración en CETYS (1999) y el Doctorado en Administración con Concentración en Administración Estratégica (2013). Comenzó su carrera profesional en diferentes empresas del ramo deportivo, turístico y de manufactura. Su trayectoria en FEMSA empezó en 1996 en donde desempeñó diversos puestos ejecutivos dentro de la División de FEMSA Empaque. Entre 2006 y 2011 fue Gerente de la Oficina de Presidencia FEMSA y Dirección General. En 2011 es promovido a Director de Sostenibilidad FEMSA y en 2014 amplió sus responsabilidades con la posición de Director de Asuntos Corporativos de Coca Cola FEMSA. De 2016 a 2020 fungió como Director de Nuevos Negocios y a partir de mayo 2020 coordina la Dirección de General de AdeS para América Latina. Francisco es un apasionado de la sostenibilidad y fue el primer Latino en ser Presidente del Centro Mundial del Medio Ambiente 2015-2018 (WEC). En 2020, la junta directiva de WEC votó por unanimidad para elegirlo Director Emérito, en reconocimiento a sus muchos años de servicio dedicado. Además, es consejero de diferentes organizaciones como: Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, A.C., California Institute of Advanced Management (CIAM) en Los Ángeles, California, E.U.A., Mom’s Target Media, Tesorero del Patronato Nacional de Aldeas S.O.S. México y Consejero Nacional de Enactus México. También fue consejero Alterno del ABAC (APEC Business Advisory Council), Consejo Consultivo Empresarial del APEC (Asia Pacific Economic Cooperation); y miembro de la Agenda Global para el Futuro de las Industrias de Consumo del Foro Económico Mundial “WEF”. Forma parte del Consejo Editorial de Mundo Ejecutivo y la Revista Ganar-Ganar. Además de ser columnista regular sobre temas de sostenibilidad y editorialista de periódicos como El Vigía (Baja California), El Capitalino, Diario Judío, Mundo Ejecutivo y revistas Ganar-Ganar y Universo Capital Humano.