La semana pasada tuve el gusto y honor de participar en un foro especializado en logística, que después de muchos años de no ser parte de  un evento de esta naturaleza, magnitud y especialidad, la experiencia vivida fue inspiracional pero sobre todo esperanzadora, pues al ver los avances y proyectos en proceso de logística que en muchas áreas están apoyando a la humanidad y , los cuales van desde eventos recientes durante la pandemia como el apoyo de distribución, a la labor titánica de vacunación a la población mundial, o meramente considerar todos los materiales médicos que requerimos en cada rincón del planeta, hacen que espacios de comunicación y compartir mejores prácticas, se vuelvan muy enriquecedores.

La logística es clave en entrega de alimentos, cargas fraccionadas y sobre todo en cómo apalancarnos en el uso de la Tecnología de información, donde existen oportunidades de negocio sostenibles, bajando la huella de carbono de los productos que consumimos y servicios que utilizamos, por lo que de los temas que sobresalen son la gran innovación y avances en la entrega desde la última milla, en menos de 30 minutos, junto con cambios en la planeación, en rangos tan variados, de 3 a 30, 300 o 3,000 kilómetros de distancia.
Para ponerlo en términos prácticos estamos avanzando en todos los sentidos desde el servicio de transporte personal en aplicaciones o “APP ´s”, donde ya podemos compartir traslados, solicitar alimentos, comprar bienes y servicios, pero muchas veces no nos preguntamos ¿Qué existe detrás de darle un simple click para que llegue a nuestro domicilio o negocio un producto?, siendo aquí donde empieza la magia de la logística apoyada en nuevas tecnologías de información, y debo reconocer que en temas de empaque así como el de optimizar el mismo, tenemos mucho camino por recorrer, sin embargo y al menos, ya estamos utilizando cartón corrugado reciclado y otros materiales sostenibles, en un porcentaje mucho mayor que hace muchas décadas atrás.
Tenemos también un ecosistema logístico que cada vez se energiza más por fuentes renovables, ejemplo de ello son los comienzos y muy buenos avances, de transportes con esquemas eléctricos, híbridos, entre otros, donde sigue siendo un reto recorrer largas distancias con carga considerable, pero entre transporte terrestre, marítimo y aéreo, existen decenas de innovaciones que trabajando de la mano con un sistema logístico integrado y día a día, tendremos soluciones completas de acuerdo con nuestros patrones de consumo.

Sigo reconociendo que tenemos gaps importantes en diferentes industrias, que, por cuestiones básicas del desarrollo humano y nuestra huella, los centros productores donde ocurre la elaboración y finalmente el consumo se encuentran muchas veces a miles de kilómetros de distancia, siendo aquí un punto donde la logística juega un papel cada vez más importante, buscando hacer que las diferentes industrias sean más sostenibles.
Aplaudo las regiones y países que han generado las condiciones de mercado, fiscales y de fomento a la inversión para incentivar clústeres, como los aeronáuticos y automotrices en Querétaro, Puebla y el centro del país, teniendo una vocación y ubicación geográfica como país privilegiado, donde debemos fomentar decenas de clústeres más, apalancándonos nuevamente con la logística cercana a Norteamérica, justamente con uno de los mercados más interesantes y rentables del planeta.
Tenemos muchos retos por superar como país y región, desde la seguridad en las vías de transporte para la llegada en buena condición no solo de la mercancía sino para algo más importante que es la seguridad humana, pero también bajo un enfoque multisectorial trabajando realmente el lado público y privado de la mano, pudiendo convertirnos en un eje productor y logístico ejemplar a nivel global. Tenemos en México talento, innovación y un espíritu de servicio inigualable, pero también está el reto sostenible en donde podemos salir adelante aprovechando todas las ventajas competitivas ya mencionadas, y es momento en el que realmente debemos creer que Sí podemos, porque es justo lo que México necesita en este momento, generaciones actuales energizadas positivamente, no dejando que la nota roja nos nuble el futuro sostenible que podemos construir.
Tengo muy presente que también estamos en medio de dilemas y necesidades en muchas regiones, pues tener suministro de agua de manera continua es apabullante, sin embargo, también existen muchos ejemplos de países con mucho mayor escasez de agua como Israel, y aun así han logrado darle la vuelta con tecnología, pero sobre todo con trabajo colaborativo. El conocer mejores prácticas, y en una región como México, rico en fuentes de energía renovable, costas, logísticamente privilegiado, es una oportunidad enorme para que cada estado y región, sin importar el partido político, pueda capitalizar y trabajar en equipo para potencializar su territorio.

El foro logístico me deja con un mensaje que quisiera transmitir de cierre: Si logramos organizar, desarrollar, entregar y aplicar una vacuna con la peor pandemia que hemos enfrentado como humanidad, logrando organizarnos de una manera óptima, en México existe el potencial de encontrarle el SÍ, en lugar de enlistar tantas razones del porque No. Te invito a que busques integrar una idea o innovación de negocio sostenible en la región donde vives, con la tecnología ya no existen fronteras más que las mentales, y muchas veces estas son más complicadas de superar que las geográficas existentes entre cada país.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorSheinbaum: cuál es el origen del apellido de la segunda mujer en encabezar el gobierno de la CDMX
Artículo siguienteDulzura que tiene un precio: los sustitutos del azúcar pueden afectar el cuerpo humano de maneras imprevistas
Francisco Suárez estudió la carrera de Contador Público (1994) en la Universidad Autónoma de Baja California, en donde también concluyó la Maestría en Administración en CETYS (1999) y el Doctorado en Administración con Concentración en Administración Estratégica (2013). Comenzó su carrera profesional en diferentes empresas del ramo deportivo, turístico y de manufactura. Su trayectoria en FEMSA empezó en 1996 en donde desempeñó diversos puestos ejecutivos dentro de la División de FEMSA Empaque. Entre 2006 y 2011 fue Gerente de la Oficina de Presidencia FEMSA y Dirección General. En 2011 es promovido a Director de Sostenibilidad FEMSA y en 2014 amplió sus responsabilidades con la posición de Director de Asuntos Corporativos de Coca Cola FEMSA. De 2016 a 2020 fungió como Director de Nuevos Negocios y a partir de mayo 2020 coordina la Dirección de General de AdeS para América Latina. Francisco es un apasionado de la sostenibilidad y fue el primer Latino en ser Presidente del Centro Mundial del Medio Ambiente 2015-2018 (WEC). En 2020, la junta directiva de WEC votó por unanimidad para elegirlo Director Emérito, en reconocimiento a sus muchos años de servicio dedicado. Además, es consejero de diferentes organizaciones como: Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, A.C., California Institute of Advanced Management (CIAM) en Los Ángeles, California, E.U.A., Mom’s Target Media, Tesorero del Patronato Nacional de Aldeas S.O.S. México y Consejero Nacional de Enactus México. También fue consejero Alterno del ABAC (APEC Business Advisory Council), Consejo Consultivo Empresarial del APEC (Asia Pacific Economic Cooperation); y miembro de la Agenda Global para el Futuro de las Industrias de Consumo del Foro Económico Mundial “WEF”. Forma parte del Consejo Editorial de Mundo Ejecutivo y la Revista Ganar-Ganar. Además de ser columnista regular sobre temas de sostenibilidad y editorialista de periódicos como El Vigía (Baja California), El Capitalino, Diario Judío, Mundo Ejecutivo y revistas Ganar-Ganar y Universo Capital Humano.