Diario Judío México - Cuando se entra en un nuevo año (da igual si es según el calendario gregoriano, el hebreo, el musulmán o al cumplirse el aniversario de nuestro nacimiento), parece que se inicia un nuevo ciclo, una página en blanco sobre nuestro destino. Pero, si hay algo inescrutable (más que los caminos divinos o mágicos) es el futuro. No es por asustar, pero a cualquiera puede darle un ictus fatal antes de terminar de leer esta columna, mientras que alguien diagnosticado con una enfermedad incurable con fecha de caducidad cercana, se asombrará de volver a la papelería a por una nueva agenda, una y otra vez.

Cuando la ilusión de una nueva cifra es colectiva, se disparan las estadísticas de personas que asumen nuevos proyectos y cambios: el más habitual, apuntarse al gimnasio para finalmente ponerse en forma y mejorar nuestra imagen de cara a la sociedad. El caso de los judíos, sin embargo, es particular, porque apenas comienza el año en Rosh Hashaná nos metemos de lleno en los llamados Días Terribles (por su nombre supondréis acertadamente que no es la mejor época para una campaña de márketing). Aunque oficialmente lo peor del arrepentimiento por los pecados (juzgados en el conjunto del año a diferencia de las confesiones en el catolicismo) se acaba en Yom Kipúr (más que “día del perdón” es el de depurar responsabilidades personales), el año normal y corriente tiene que esperar realmente hasta Simjat Torá (a las tres semanas del Año Nuevo) para resetearse, reiniciando un nuevo ciclo de lecturas del Pentateuco con su íncipit “Bereshit”: “En el principio…”.

Si bien en algunas comunidades (como la mía de origen, ) eran éstos tiempos de reunión familiar (siendo niño siempre tocaba ir muy bien vestido a la sinagoga en la que rezaba mi abuelo, y después a la que solía cantar mi padre, que era jazán; después, cena con mantelería y cubertería especial), hoy día, en , decenas de miles de jasídicos peregrinan a la tumba del rabino Najman de Breslav en Umán (Ucrania), y varias centenas de miles más de israelíes laicos aprovechan los días de asueto para hacer turismo internacional. Lo de la familia ha quedado más para Pésaj, en torno a la cena sin levadura.

En estos días, los israelíes (y gran parte de la comunidad sionista internacional) siguen la entrega por fascículos de la política israelí, discutiendo si habrá o no una nueva secuela de la saga “Netanyahu, Primer Ministro” o un spin-off (como se denomina en el mundo audiovisual a una serie que nace a partir de personajes de otra precedente). De momento, lo que queda claro es que quienes pensaban que el cargo de Presidente en era simplemente representativo y ceremonial (y, por tanto, que podría eliminarse y ahorrarle unos “shajim” al contribuyente) se han equivocado, al menos con Rivlin, que, de momento, es el único baluarte de la gobernabilidad es un país tan segmentado de opiniones. Los judíos (e israelíes) puede que cambiemos de numeración, pero seguimos siendo los mismos de siempre: indómitos para los demás, inamovibles con los nuestros.

Shabat shalom y Shaná Tová (feliz 5780)

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEl Año Nuevo Judío y el Día del Perdón
Artículo siguienteEste es el año para Tikkun Olam
En 1989 empieza a desempeñar labores de redacción y traducción (Inglés, Francés y Hebreo a Español) para diversas publicaciones informáticas: PC Magazine Actual, Personal Computing, Amstrad Magazine, Redes, Sistemas, Tribuna Informática, etc.). De 1992 a 1996 es responsable de las secciones de sonido y vanguardias tecnológicas en la revista de nuevas tecnologías OnOff (Editorial Globus). Realiza proyectos de ediciones técnicas también para las editoriales VNU, Infolaser y Tecnipublicaciones. De 1994 a 1998 trabaja como corrector para temas de informática para la Editorial McGraw-Hill. En 1996 realiza traducciones técnicas para KDC y para CT. *  Desde 1995 a 1999 es Jefe de Redacción en la agencia de comunicación Aleph, encargándose de las Notas de Prensa, Comunicados y Columnas para empresas como Lotus, Autodesk, Acer Computer Ibérica, Pinnacle, BEA, etc. Entre 1999 y mayo de 2000 es nombrado Director de Servicios Especiales de la misma empresa, a cargo de los servicios de traducciones (folletos técnicos, de marketing, anuncios, etc.), boletines (LotusClub, ATC Noticias, BEA News, etc.) y clipping. TRAYECTORIA PROFESIONAL (música) Desde 1989 colabora como redactor para revistas de música (Sociedad Española de Musicología, Guitar Player, Keyboard, etc.) y generales (Avalon, Panama Jack, etc.). En 1990 funda y dirige la revista trimestral de nuevas tendencias musicales MUSICA GLOBAL (Mandala Ediciones), que funciona hasta 1995. Se encarga del apartado de música en la versión española de la enciclopedia en CD-ROM Encarta 97 de Microsoft (para Me&Ta Multimedia). De 1996 a 1999 colabora con Marketing Editorial en varios proyectos para el Club Internacional del Libro (redacción de fascículos de la colección Historia de la Música Deutsche Grammophon y fichas de la colección La Gran Música). Desde 1995 participa en el grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, como intérprete de cítola (guitarra medieval) y cantante de música judía sefardí, con los que ha actuado en España, Portugal, Marruecos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Canadá, Costa Rica, Panamá, Honduras, Croacia, Bosnia e Israel. Junto al grupo ha editado los discos “Música de las Tres Culturas” (1998), “Moradas del Corazón” (2003) y “Maimónides” (2004, todos en Pneuma Records). En 2006 forma el grupo Klezmer Sefardí (con CD del mismo nombre para Pneuma Records). TRAYECTORIA LABORAL * Desde junio de 2003 colabora desinteresadamente con la web Musicasdelmundo.org en la redacción de artículos sobre música e instrumentos del mundo. * Desde enero de 2004 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de la revista Musitec Magazine de F&G. * Desde enero de 2004 y hasta enero de 2005 colabora como traductor y redactor para la agencia de comunicación empresarial Aleph Comunicación. * Desde abril de 2001 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de las revistas DVD Total y Future Music de LarPress * Desde abril de 2001 y hasta mayo de 2003 colabora como redactor de la web de noticias de Nuevas Tecnologías de Tecnipublicaciones. * Desde junio de 2000 trabaja como traductor y redactor freelance para empresas como DyR, Prensatec, Aqua MassMedia, Aabam, Crimson, iTerracom y Premdan. Desde abril de 2007 trabaja en Radio Sefarad como director musical y desde finales del mismo año y hasta septiembre de 2011 como editor, a cargo de la creación y puesta en marcha de nuevas secciones. Desde octubre de 2011 es el director de Radio Sefarad.