Diario Judío México - blnk
anioranza2

Esta foto me inspira mis sueños guajiros de que alguna vez pudiera obtener un pequeño yate y surcar el ancho mar.

Hoy en día lo único que hago en mi tina es darle cuerda a las landitas de juguete. El chiste es no perder la ilusión.

Y no pensar que en la nave nos olvido por lo de la nave del olvido.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorLa luz y su reflexión
Artículo siguienteColombia: Víctimas enfrentan represalias por reclamar sus tierras
Nació en la ciudad de México el 26 de Diciembre de 1959. Licenciado en Turismo y se ha desempañado exitosamente en ese ramo durante años. Al igual que en muchas otras actividades como las industrias publicitarias y textil. Su interés por la fotografía lo llevo a descubrir lo que primero fue un pasatiempo pero que con el tiempo se fue desarrollando como un talento real y un compromiso firme hacia la fotografía llevándolo así a realizar numerosas exposiciones. Durante los últimos 20 años Enrique se ha asomado a cientos de veces a la lente de su cámara para descubrir el mundo que lo rodea y así a través de una visión y una imagen, interpretarlo y traducirlo. Para forjar un Mundo Sobre Ruedas enrique reunió dos artes la fotografía y la literatura para invitar al lector a este mundo mágico que es la imaginación. Transmitiendo así un mensaje de superación y amor protagonizado por su querida "carriola".