Diario Judío México - He tenido la oportunidad de entrevistar a muchos estudiosos de diferentes disciplinas (historia, sociología, psicología, filosofía, política, instituciones) sobre el tema del , pero cada vez me siento más ignorante de sus causas finales. Ni el desconocimiento, ni la falta de educación, ni la competencia religiosa, ni la envidia, ni el supuesto poder, ni el carácter minoritario: ninguna de estas y otras razones esgrimidas y sustentadas en gruesos tomos acaban de convencerme, y sobre cada una de ellas podría citar numerosas y determinantes excepciones.

El último y más mediático caso en Pittsburgh nos enseña también que no hay refugios seguros. Históricamente, los judíos hemos ido migrando (a veces obligados por ley, las más por las circunstancias) de un lugar con mucho a otro con menos, a sabiendas de que lo único que podemos hacer es ganar algo más de tiempo para sobrevivir, pero que el odio seguramente acabará llegando. Sirva de ejemplo Uruguay, país orgulloso hasta hace poco de ser inmune a esta patología social, pero que no sólo ya ha tenido alguna víctima mortal, sino que parte de sus fuerzas políticas autodeclaradas progresistas han definido como ciudadano ilustre a uno de los impulsores del boicot cultural no sólo a israelíes sino también a cualquier judío que no se pronuncie en contra de ese estado (como pudimos comprobar hace pocos años en España).

No sé de dónde surge ese odio visceral ni cómo erradicarlo. Como los antibióticos, las sociedades contagiadas por esa pulsión se vuelven cada vez más resistentes a las medidas, sean legislativas, educativas o de otro orden. El muta. Tras la derrota del nazismo, ni los nostálgicos de los regímenes totalitarios se atreven a definirse como tales (de allí el éxito de iniciativas como la adhesión a la lucha contra el de prácticamente todas las ciudades del mundo), pero no pasa lo mismo con el propio derecho a existir del estado de y la filosofía que lo anima, el sionismo, situación que no se plantea a ninguno del más de un centenar de estados nacidos después de su creación a partir de la decisión de Naciones Unidas de hace 71 años.

Como los médicos y científicos, sabemos que hay enfermedades con las que no podemos acabar y que, al combatirlas con los arsenales farmacéuticos actuales, podemos llegar incluso a desencadenar mutaciones aún más resistentes. Pero no tenemos elección: no podemos dejar que nos maten sin hacer nada para “solucionarlo finalmente”, entre otras muchas razones lógicas, porque el “problema” no es nuestro, sino que el vector de la enfermedad anida en la mirada del contaminado. Porque ni siquiera la ausencia de judíos (como en la España después de la Expulsión o en la Franja de Gaza actual) frena la metástasis sino que, por el contrario, la favorece. Tendremos que seguir buscando esa vacuna, aunque cada día se muestre más inalcanzable que la del SIDA o el cáncer.

Shabat shalom

Jorge Rozemblum

Director de Radio Sefarad

www.radiosefarad.com

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorCarta Dirigida A Los Gringos Demócratas (Hubo Voto De Castigo Igual Que En México).
Artículo siguienteAtentado terrorista en Australia: ISIS asume la autoría del ataque en Melbourne
En 1989 empieza a desempeñar labores de redacción y traducción (Inglés, Francés y Hebreo a Español) para diversas publicaciones informáticas: PC Magazine Actual, Personal Computing, Amstrad Magazine, Redes, Sistemas, Tribuna Informática, etc.). De 1992 a 1996 es responsable de las secciones de sonido y vanguardias tecnológicas en la revista de nuevas tecnologías OnOff (Editorial Globus). Realiza proyectos de ediciones técnicas también para las editoriales VNU, Infolaser y Tecnipublicaciones. De 1994 a 1998 trabaja como corrector para temas de informática para la Editorial McGraw-Hill. En 1996 realiza traducciones técnicas para KDC y para CT. *  Desde 1995 a 1999 es Jefe de Redacción en la agencia de comunicación Aleph, encargándose de las Notas de Prensa, Comunicados y Columnas para empresas como Lotus, Autodesk, Acer Computer Ibérica, Pinnacle, BEA, etc. Entre 1999 y mayo de 2000 es nombrado Director de Servicios Especiales de la misma empresa, a cargo de los servicios de traducciones (folletos técnicos, de marketing, anuncios, etc.), boletines (LotusClub, ATC Noticias, BEA News, etc.) y clipping. TRAYECTORIA PROFESIONAL (música) Desde 1989 colabora como redactor para revistas de música (Sociedad Española de Musicología, Guitar Player, Keyboard, etc.) y generales (Avalon, Panama Jack, etc.). En 1990 funda y dirige la revista trimestral de nuevas tendencias musicales MUSICA GLOBAL (Mandala Ediciones), que funciona hasta 1995. Se encarga del apartado de música en la versión española de la enciclopedia en CD-ROM Encarta 97 de Microsoft (para Me&Ta Multimedia). De 1996 a 1999 colabora con Marketing Editorial en varios proyectos para el Club Internacional del Libro (redacción de fascículos de la colección Historia de la Música Deutsche Grammophon y fichas de la colección La Gran Música). Desde 1995 participa en el grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, como intérprete de cítola (guitarra medieval) y cantante de música judía sefardí, con los que ha actuado en España, Portugal, Marruecos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Canadá, Costa Rica, Panamá, Honduras, Croacia, Bosnia e Israel. Junto al grupo ha editado los discos “Música de las Tres Culturas” (1998), “Moradas del Corazón” (2003) y “Maimónides” (2004, todos en Pneuma Records). En 2006 forma el grupo Klezmer Sefardí (con CD del mismo nombre para Pneuma Records). TRAYECTORIA LABORAL * Desde junio de 2003 colabora desinteresadamente con la web Musicasdelmundo.org en la redacción de artículos sobre música e instrumentos del mundo. * Desde enero de 2004 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de la revista Musitec Magazine de F&G. * Desde enero de 2004 y hasta enero de 2005 colabora como traductor y redactor para la agencia de comunicación empresarial Aleph Comunicación. * Desde abril de 2001 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de las revistas DVD Total y Future Music de LarPress * Desde abril de 2001 y hasta mayo de 2003 colabora como redactor de la web de noticias de Nuevas Tecnologías de Tecnipublicaciones. * Desde junio de 2000 trabaja como traductor y redactor freelance para empresas como DyR, Prensatec, Aqua MassMedia, Aabam, Crimson, iTerracom y Premdan. Desde abril de 2007 trabaja en Radio Sefarad como director musical y desde finales del mismo año y hasta septiembre de 2011 como editor, a cargo de la creación y puesta en marcha de nuevas secciones. Desde octubre de 2011 es el director de Radio Sefarad.