Diario Judío México - Si estás leyendo esto, es muy probable que seas libre.

Sin embargo, hay veces que creo que no aprovechamos nuestra libertad al máximo.

Por ejemplo, tenemos la libertad de decidir como reaccionar ante diferentes situaciones y personas y muchas veces no aprovechamos para responder de la mejor manera para nosotros y para los demás.

Hay personas que no nos agregan valor a nuestra vida y no aprovechamos nuestra libertad de distanciarnos temporal o permanentemente.

Hay actividades que sabemos nos harían muy bien y no aprovechamos nuestra libertad de involucrarnos en actividades que llenen nuestra vida de significado.

Muchas personas tienen proyectos en su mente y viven en un lugar libre que permite el compartir este proyecto, sin embargo, no aprovechamos la libertad de comenzar y consolidar nuestros proyectos.

¿Será que necesitamos que alguien o algo nos quite nuestra libertad para entonces luchar por ella y al obtenerla aprovecharla todos los días?

El ser libres no es suficiente, necesitamos aprovechar nuestra libertad.

Creo que desde el punto de vista del bienestar y estado óptimo el no ejercer nuestra libertad de forma consistente nos está afectando tanto nuestra como nuestra satisfacción personal.

Necesitamos ejercer nuestra libertad al decidir que comer, con que personas queremos compartir nuestro tiempo libre, que actividades hacer para cargar nuestra vida de significado así como libremente elegir que queremos aprender para seguir creciendo.

Creo que hoy en día el peligro es que las cárceles y cadenas son menos aparentes y somos más bien esclavos de ideas, marcas, organizaciones, hábitos, expectativas y planes de los demás.

Si queremos ser libres y aprovechar nuestra libertad es necesario podamos ver las cadenas invisibles que nos rodean, identificarlas y liberarnos de ellas.

No existe y bienestar sin libertad de elegir y de decidir cuales van a ser los hábitos que van a permitir que tu vida sea plena y que puedas desarrollar al máximo tu potencial.

Si has estado sintiendo una pesadez, aburrimiento, frustración y no sientes satisfacción personal puede ser que sea el producto del peso de estas cadenas invisibles que permitimos nos pongan y que nosotros mismos nos colocamos.

¿Qué vas a hacer en los siguientes 30 días que sabes te llenará de satisfacción personal y/o profesional?

¿Qué vas a hacer en los siguientes 30 días para liberarte de estas cadenas invisibles y hacer lo que sabes que tienes que hacer para seguir desarrollándote como persona y como lider?

Por cierto, la buena noticia es que la llave de estás cadenas imaginarias está descansando a un lado de nosotros y nos está esperando impacientemente a ser encontrada y usada para abrir los candados de las cadenas y comenzar a aprovechar nuestra libertad.

Un abrazo,

Arie Schwartzman
www.tunicho.com

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

Artículo anteriorSismo de magnitud 7,5 sacude México
Artículo siguienteEl destino de los coptos tras la Primavera Árabe
Coach y Public Speaker. Ha impartido talleres, conferencias y programas en varias empresas en la república mexicana, estudió la Carrera en Ciencias Químicas, Maestría en Terapia Ocupacional y Capacitación Clínica en Reducción de Estrés.