Esperando. Como lo he hecho toda mi vida. Como me enseñaron. Aquí afuera del cuarto del motel donde todo ha sucedido, donde me dijiste todo lo que me dijiste.  Yo, por mi parte, te espero. Y habrás de llegar. A fuerzas porque mira qué lindo vestido me compraste. Esperé a que les llegara de mi talla. He esperado siempre: a que el médico me reciba, a que el pastel se levante, a sacarme diez, a que pase el camiòn, a que abran el estanquillo, a que me quieran; y eso sí, tú me has querido. Por eso soy paciente y te espero. Me traje la silla del cuarto para esperarte sentada. No voy a llegar con los pies hinchados a la iglesia. Espero y esta vez no será como condena. Vendrás.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEstudiantes Israelies recibieron a bloggers de América para luchar contra el BDS
Artículo siguienteLa importancia de Conectar con Nuestros Recursos Internos en Terapia

Regina Kalach Atri nació el 16 de octubre de 1953. Es una doble Libra en busca – y no siempre con éxito- del equilibrio.

Desde que aprendió a leer, como por arte de magia, la palabra ha sido motivo de curiosidad, dicha y consuelo. Por eso dedica gran parte de su tiempo a leer y a escribir. Participó durante más de ocho años en el taller de análisis de dramaturgia que impartía Hugo Argüelles. Realizó una maestría en humanidades en la Universidad Anáhuac y ha participado en cursos y talleres vinculados a la escritura y el proceso creativo.

Desde pequeña jugó, como tantos, a la escuelita. Es por ello que durante catorce años dedicó su inventiva y su pasión a ser Guía Montessori. Hoy en día procura elegir, dos o tres veces por semana, un poema para enviarlo por correo y compartir su gusto por la poesía.: "El Poema de Hoy". Imparte cursos y talleres de redacción, literatura y mitología griega.

Ha publicado el libro de poesía "Voces en el Alba"; "Espejo de Mareas" es su más reciente creación. Está por terminar un libro de cuentos para niños y no tan niños.