Diario Judío México - Su proyecto denominado Visión 2030, que prefigura una nación más fuerte y con una diversificada que deje de ser dependiente de su estructura monoproductora de petróleo, lo ha inducido tanto a realizar purgas entre la élite de la aristocracia real, acusada de haberse beneficiado económicamente de manera ilícita, como a ceder en cuanto a modestas demandas de igualdad de género, como lo ha sido la legalización de la posibilidad de que las mujeres conduzcan automóviles.

Si bien esta última concesión deriva en buena medida de la presión de las propias mujeres, quienes a lo largo de años han luchado por obtener ese elemental derecho, no cabe duda de que hubo otros factores de peso. Uno de ellos, muy importante, fue el económico, el cual puede desglosarse en varios rubros. En primer lugar, está el beneficio que traerá el aumento de la participación femenina en el mercado laboral, participación que en 2016 era de 22% y que se espera se eleve a 30%, gracias a la posibilidad de una transportación más fácil. Luego, está la expectativa de que el número de choferes, casi todos ellos extranjeros, se reduzca dramáticamente en 30%, es decir, de 1.3 millones que hay ahora, a 400 mil. Con ello se reducirán las remesas a los países de donde provienen los choferes en 1.3 mil millones de dólares. Y no menos importante, está la venta de autos que se calcula se incrementará en 145% para 2022, lo cual se conecta con beneficios jugosos para las compañías de seguros, refaccionarias y talleres de reparación.

Al parecer, el Reino Saudita se está viendo obligado a volverse más racional en cuanto al manejo de su . Por una parte, la imprevisible oscilación de los precios del petróleo de origen multifactorial le ha causado bastantes problemas, y por el otro, hay algo a lo que no está dispuesto a renunciar: A su descomunal presupuesto destinado a la compra de armas a fin de mantener su posición de liderazgo en el entorno regional de Oriente Medio. Su pugna con Irán, su intenso involucramiento en la guerra civil de Yemen —ambos derivados de la confrontación global entre sunismo y chiismo— más sus graves diferencias con Qatar, son las premisas sobre las que se mantiene un gigantesco gasto militar.

Los datos al respecto son apabullantes. El Reino Saudita posee el tercer más alto gasto mundial en defensa: Según el SIPRI (Stockholm International Peace Research Institute), el año pasado fue de casi 70 mil millones de dólares, que constituye 10% de su PIB, sólo por debajo de Estados Unidos y China. Comparativamente, el monto gastado por Irán en el mismo rubro fue de 14.5 mil millones, y el de Israel 19.5 mil millones. La sola intervención saudita en la guerra civil en Yemen, en apoyo al gobierno sunita contra los rebeldes hutíes chiitas le cuesta mensualmente a Arabia entre 3 y 5 mil millones de dólares. Sin embargo, se trata de una guerra que no le ha resultado a los sauditas como preveían. Tras tres años de bombardeos inclementes y bloqueos navales que han detonado una de las más graves crisis humanitarias hoy existentes, con incontrolables epidemias que diezman a la población, los hutíes siguen en pie de lucha, sin visos de una pacificación próxima.

En este contexto es que el príncipe Mohamed bin Salman ha decidido ceder ante las exigencias femeninas de poder conducir automóviles. Su presunto progresismo en este tema, que lo ha puesto en confrontación con los fuertes sectores clericales islamistas para los que la visibilidad pública de las mujeres es anatema, tiene su raíz más en una necesidad pragmática de ajustar déficits presupuestales que en una sincera convicción de los merecimientos de igualdad de derechos de las mujeres. Y habría que decir que en estos casos, eso es tal vez lo de menos, importa más que se ha dado un paso en el sentido correcto, paso que puede conducir a otros más, a pesar de que la motivación de la autoridad para consentirlo haya provenido de consideraciones ajenas a las legítimas reivindicaciones femeninas.

FuenteExcelsior
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

Artículo anteriorLos Sabores de Rioja
Artículo siguientePublicados los nombres de las 11 víctimas en la masacre en Pittsburgh – entre ellas una mujer de 97 años
Licenciada en Sociología egresada de la UNAM (1980), con estudios de maestría en Sociología en la UNAM y con especialización en Estudios Judaicos en la Universidad Iberoamericana. (1982-1985) Fue docente en la ENEP Acatlán, UNAM durante 10 años (1984-1994). Actualmente es profesora en diversas instituciones educativas privadas, judías y no judías.De 1983 a 1986 fue colaboradora semanal del periódico "El Nacional" tratando asuntos del Oriente Medio.Desde 1986 hasta la fecha es editorialista semanal en el periódico Excélsior donde trata asuntos internacionales.Es comentarista sobre asuntos del Medio Oriente en medios de comunicación electrónica.Publicaciones:"Los orígenes del sindicalismo ferrocarrilero". Ediciones El Caballito S.A., México, 1982.En coautoría con Golde Cukier, "Panorama del Medio Oriente Contemporáneo". Editorial Nugali, México, 1988.Formó parte del equipo de investigación y redacción del libro documental "Imágenes de un encuentro. La presencia judía en México en la primera mitad del siglo XX" publicado por la UNAM, Tribuna Israelita y Multibanco Mercantil, México, 1992.Coautora de "Humanismo y cultura judía". Editado por UNAM y Tribuna Israelita. José Gordon, coordinador. México, 1999.Coordinadora editorial de El rostro de la verdad. Testimonios de sobrevivientes del Holocausto en México. Ed. Memoria y Tolerancia, México, 2002.Redactora de la entrada sobre "Antisemitismo en México" en Antisemitism: A Historical Encyclopedia of Prejudice and Persecution". Ed. ABC CLIO, Chicago University, 2005."Presencia judía en Iberoamérica", en El judaísmo en Iberoamérica. Edición de Reyes Mate y Ricardo Forster. EIR 06 Enciclopedia Iberoamericana de Religiones. Editorial Trotta. , Madrid, 2007.Artículos diversos en revistas de circulación nacional e internacional.