La Embajada de Israel en México y El Instituto Cultural México-Israel A. C. en el marco del Festival de México en el Centro Histórico, inauguraron el pasado martes 15 de abril dos exposiciones fotográficas tituladas:

Instantes Eternos de Cynthia Araf, es una colección fotográfica que captura instantes relevantes e irrepetibles unas veces dentro del mundo de la construcción arquitectónica, otras frente a edificaciones que cuentan su propia historia y las demás se entretejen entre la naturaleza y sus materiales transmutados. Esta exposición de luz y sombras traslada silenciosamente a la dimensión de los detalles de edificios tanto de la Ciudad de México como de otras grandes ciudades del mundo.

Una huella en la arena de Daniel Nierman, es una serie fotográfica que remueve los recuerdos de la judería marroquí, raíces de judíos del mundo islámico que se extienden en docenas de ciudades, pueblos y villas en todo el país. Un gran segmento del pasado judío se desvanece gradual y muy velozmente como Una Huella en la Arena. Esta exposición reconoce esta herencia judía y apoya a revelar esta cultura tan vibrante de otros tiempos.

Fue una noche donde las emociones hicieron vibran al concurrido público en un ambiente donde las raíces milenarias judías llegaron a través del lente de Daniel Nierman y por parte de Cynthia Araf su visión sensible llevó a los ojos del espectador hacia dimensiones terrenales insospechadas plasmadas en esencias arquitectónicas.

Entre los asistentes estuvieron presentes de la cultura, de la embajada de Israel en México, del Instituto Cultural México-Israel A.C. y de la Iglesia Cristiana Evangelista y de la comunidad judía de México.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEnsalada de caracolitos con betabel
Artículo siguienteHistoria del periodismo judío en México (Segunda parte)