Diario Judío México - – Hola mamá, ¿te puedo dejar los chicos esta noche?

– ¿Vas a salir?

– Sí

– ¿Con quién?

– Con un amigo

– Yo no se por qué te separaste de tu marido, es un hombre tan bueno.

– Yo no me separé, él se separó.

– Vos dejaste que se separara y ahora andas por ahí con cualquiera

– No ando con cualquiera, ¿te puedo dejar los chicos?

– Yo jamás los dejé a ustedes, para salir con alguien que no fuera tu padre

– Hay muchas cosas que vos hiciste y yo no hago

– ¿Qué me querés decir?

– Nada, sólo quiero saber si te puedo dejar los chicos

– ¿Vas a quedarte a dormir con el otro? que diría tu marido si se enterara..!!!

– Mi ex marido!!! no creo que a él le preocupe, desde que nos separamos no debe haber dormido una sola noche solo..

– Entonces te vas a quedar a dormir con ese vago.

– No es un vago!!!

– Un hombre que sale con una divorciada con hijos es un vago y un vividor

– No quiero discutir, ¿te llevo los chicos o no?

– Pobres criaturas, con una madre así!!!

– ¿Así cómo?

– Con pajaritos en la cabeza, por eso te dejó tu marido!!!

– Basta!!!!!

– Encima me gritás, seguramente a ese vago con el que salís también le gritás.

– ¿Ahora te preocupa el vago??!!

– ¿Viste que es un vago? yo me di cuenta enseguidita.

– Chau!!!

– Esperá, no cortes, ¿a qué hora me traés los chicos?

– No los voy a llevar, no voy a salir.

– Si no salís nunca, ¿cómo pensás rehacer tu vida…?

@

Las Idishe mames se actualizan, y dejan en sus contestadores mensajes como éste:

“Por fin llamaste!. Ahora no puedo atenderte porque estoy sufriendo, pero dejame tu mensaje diciéndome cómo estás, dónde estás y qué comiste, que cuando vuelvo, si estoy viva, te llamo.”

@

– Mamá… ¿es cierto que Cristóbal Colón era judío?

– No… si hubiera sido judío, América se hubiera llamado Berta, como su mamá.

@

Para los católicos, el feto es considerado ser humano a partir de la concepción.

Para los judíos, el feto es considerado feto hasta que obtiene su diploma de médico.

@

Muere la mujer de Abraham. Como las circunstancias de su muerte son dudosas, la policía interroga al pobre viudo.

– Díganos Abraham, su mujer, Sara ¿habló antes de morir?

– Y, sí, unos 40 años seguidos, sin interrupción…..