Diario Judío México - Antes de hablar sobre el patriarcado, debemos comprender qué es el feminismo, desde su base constitutiva; la cual radica en la lucha histórica que las mismas mujeres, han hecho y defendido por sus derechos durante siglos, ante una incorporación de su visión femenina dentro de la vida social, como Seres Humanos que también somos.

De esta forma a través de la historia, muchas mujeres han tratado de liberarse de la opresión y explotación, ejercida por sus pares masculinos, mismos que las han cosificado en diferentes momentos coyunturales y constitutivos del quehacer humano, el cual no podría pensarse, ni repensarse sin el aporte de ellas como hacedoras de cultura en cualquiera de sus manifestaciones.

Aclarado lo anterior, podemos adentrarnos en el fenómeno de lo que se denomina como patriarcado, frente a la desigualdad que enfrentan todas las féminas en relación con los hombres. La cosmovisión que poseen las mujeres es poco incorporada en las políticas públicas a pesar de las luchas sociales, por reivindicar una igualdad de condiciones, entendida ésta como equidad, desde los planteamientos de la Comuna de París.

Así es que el feminismo se presenta, como una ideología muy cercana al pensamiento socialista, el cual busca ante todo la igualdad. Siendo el patriarcado por otra parte, definido como el sistema social que le ha dado siempre el poder a los hombres y a la visión masculina de la realidad, ante el entorno histórico que nos rodea y sobre todo, frente a la compresión femenina del quehacer humano, donde las mujeres son excluidas de antemano y solo consideradas como sujetos objeto, dentro de la producción histórico-social y económica que perpetúa dicho fenómeno.

Desde tiempos inmemoriales el patriarca o Pater familia, poseía el poder de decidir sobre la vida y muerte de sus hijos, mujeres y esclavas, siendo este el inicio del patriarcado en los anales de la historia, mismo que en la actualidad ha mutado en un consenso tácito de opiniones en el cual, los hombres son mejores que las mujeres, ya que estos responden ante un modelo de fuerza masculina sobre la femenina.

Por ello, el patriarcado moderno, puede ser visto como un aliado del capitalismo en el sentido de enseñar a las mujeres desde muy pequeñas, a que éstas deben asumir su rol en la vida; el cual radica solamente en cuidar a la familia, desprendiéndose de este hecho, la gran cantidad de trabajo gratuito realizado por las féminas a lo interno y externo de sus hogares, donde no reciben remuneración alguna, favoreciendo el desarrollo y expansión del capitalismo por la disparidad laboral y económica de que son objeto.

Entonces para finalizar, somos las mismas mujeres las que debemos luchar por reivindicar nuestros derechos y participación dentro de la sociedad, pero rompiendo los estigmas y la doble moral; la cual solo contribuye a que se incremente la disparidad e inequidad social, siendo fundamental la educación, para conocer cuáles son nuestros derechos y deberes reales como Seres Humanos, más allá de cualquier imposición histórico-social que genere y reproduzca mayor discriminación…

(Especial para el Diario Judío.com de .)
24 03 2019.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorUn museo busca derribar los mitos acerca de los judíos y el dinero
Artículo siguienteMéxico y su España imaginaria
Licenciada en Filosofía de la Universidad de Costa Rica, UCR, especializada en identidad nacional costarricense; ética; y comunicación social. En la actualidad investiga sobre los judíos sefardíes en Costa RIca. Además tiene estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa RIca y trabaja como consejera en razonamiento jurídico en una firma de abogados. Publica artículos en El Semanario Universidad, de la Universidad de Costa RIca, en esefarad.com, revista argentina en internet sobre cultura sefardita y ha publicado en el diario La Nación de Costa RIca. Es Poeta. Publicó poemas en la Revista Tópicos del Humanismo de la Universidad Nacional, UNA, en el Semanario Universidad de la UCR y en el diario La Nación. Forma parte de la Junta Directiva de la Ong Instituto para el Desarrollo, la Democracia y la Ética, IDDE.