Diario Judío México - Los inmigrantes son aquellos que tienen alas y grilletes;  las alas son el coraje para atraer nuevas posibilidades a su mundo, los grilletes anhelan lo que dejaron atrás. Abren caminos para que otros los sigan;  con su equipaje lleno de todo lo que extrañan, tocan las vidas no solo de su propia generación, sino también de quienes cruzan en sus caminos.

Ventura es una de esas personas, su historia ha inspirado a su nieta.

Habiendo emprendido su viaje con gran valentía a una edad temprana para establecerse en una nueva tierra, Ventura se ha convertido en la heroina de la novela titulada .

La autora escribe acerca de los inmigrantes que se establecieron en después de la Primera y Segunda Guerra Mundial.  Como punto central de la obra, la autora describe dos mundos separados por muchas millas náuticas pero con tradiciones, aromas y sabores de y Turquía que se unen en el corazón de la protagonista.  Debido a esta perspectiva, una historia de vida personal se transforma en una universal que describe los lazos que tienen los judíos con sus raíces.

Con el fin de establecer una base sólida para su novela, para Goldberg no fueron suficientes  los elocuentes relatos que escuchó desde niña, sino que se dispuso a investigar los rastros y pisadas de su abuela en Estambul. Goldberg regresó a casa con datos, recuerdos e intensas emociones en su equipaje y escribió (Ay Işığında İstanbul) para contarnos la historia de tres generaciones a partir de una migrante.

NK ¿Qué te inspiró a escribir este libro?

SG Permítanme comenzar diciendo que el pasado no existe sin un presente que lo recuerde.  Siento firmemente que es nuestro deber como hijos, nietos o incluso bisnietos de inmigrantes, mantener el pasado en la mente y corazones de las nuevas generaciones. nace precisamente por mi deseo de perpetuar una era a través de una increíble historia.  Mi libro quiere preservar una herencia de tradiciones y valores, y yo simplemente quiero evitar la tentación del olvido.  A través de este increíble periplo individual, la historia de Ventura, mi abuela, quiero honrar a las mujeres migrantes que a través del tiempo han sufrido escasez y nostalgia, fragilidad y dificultades a veces inimaginables. Mujeres que de alguna manera han tenido que arrancarse la tierra de origen del corazón y adoptar la nueva.  Esto es lo que siente el migrante, esto es lo que provoca el exilio.

NK ¿Cómo consideras que has sido tú, la nieta de una joven que decidió cruzar el océano a los 19 años, afectó tu perspectiva de vida?

SG Sin duda que si; me ha dado fuerza porque cuando pienso en todas las cosas que ella tuvo que hacer, a los seres queridos que tuvo que renunciar para encontrar su lugar en el mundo, me hace pensar que vengo de fuertes raíces y personas decididas.

El libro La nueva vida del ganador del Premio Nobel 2006 Orhan Pamuk, a quien admiro profundamente, comienza diciendo: “Un día, leí un libro y mi vida cambió”.  Tomo esas palabras y las hago mías diciendo: El día que empecé a escribir este libro, mi vida cambió.  Cambió porque cuando describía un instante, esa frase contenía todos los instantes de mi infancia con mi abuela. Traté de abrazar mi viaje familiar con todos mis sentidos en lugar de hacerlo con la razón, y en esa búsqueda íntima dentro de mí para poder crear lo poético, ambiente en el que quería que el lector fuera inmerso, en realidad, lo que encontré fue mi propia identidad, mi sentido de pertenencia. Puedo decir que se quién soy.

NK ¿Qué crees que tienes en común con Ventura y Mery, tu mamá, qué has heredado de tu abuela a tus hijos?

SG Para mí como para ellas, nuestras tradiciones e identidad son muy importantes.  A través  de nuestra lengua milenaria, el ladino, y de nuestros aromas y sabores en la rica sefardí, mis hijos han aprendido a valorar sus raíces. Mi abuela Ventura era una gran cocinera de nuestros platillos. Además creo haberles transmitido mi amor personal por Turquía, después de todo, mi familia entera está allá ya que mi abuela fue la única que migró a Mexico.

NK Tu libro recuerda a las nuevas generaciones sus raíces y les ofrece esperanza hacia la construcción de nuevos puentes. ¿Puedes hablar de cosas que unen familias que viven en diferentes tierras a través de generaciones?

Un viejo proverbio sefardí en ladino dice: El ke ereda no muere.  Esta es la clave!  Esta es también el alma de mi novela.Transmitiendo tradiciones, historias familiares e incluso con sus sabores y aromas especiales, se hace la conexión entre generaciones. No importa dónde vivan.  El aroma de una borreca de la casa de la abuela o el de las ros- quitas de anís, te hace identificarte con una cultura, con tus tradiciones y, además, te da pertenencia.  Ser parte de un grupo cultural te da seguridad.  Siempre recomiendo: a la gente mayor transmitir sus historias familiares; a los jóvenes recomiendo preguntar, porque cuando los viejos se nos van, desaparece también la información, las fechas, los detalles, y no hay manera de recuperar los hechos, en su mayoría, muy valiosos, y es entonces cuando uno se arrepiente de no haber preguntado a los abuelos.

NK ¿Cómo construyen los inmigrantes un puente con lo que traen consigo? ¿Qué aportan a su nueva sociedad?  ¿Dirías que tienes alma de inmigrante?

Una vida prometedora, la búsqueda de nuevos caminos, eso es lo que Ventura, la protagonista de esta historia buscó cuando se fue de Estambul. Eso es lo que mueve al migrante en general.  La migración es un fenómeno que nunca ha cesado a través de la historia, y tampoco cesan las personas que sufren de nostalgia eterna por la tierra que han dejado atrás aunque desarrollan un nuevo amor por la tierra que los adopta.  Personas en una constante búsqueda por pertenecer, en busca de nuevos horizontes, y finalmente, en busca de la felicidad.  Llevar sus costumbres a su nueva tierra contribuye al mosaico cultural que conforma la sociedad.

Definitivamente tengo alma de migrante, la heredé de Ventura y de mi padre, quien también es un inmigrante sefardí de Bulgaria.

Me considero un viajero incansable.  Me encanta aprender de diferentes culturas, probar comida nueva, conocer paisajes y verlos con una mirada distinta.

NK -¿Tienes alguna receta que hayas creado incorporando elementos locales de la comida mexicana en la cocina de Ventura?

SG Sí, mi mamá y yo hacemos un delicioso chile ancho relleno de cordero molido y comino, Ventura solía rellenar jitomates, berenjenas y cebollas, como lo hacía su madre en Turquía. Nosotras incorporamos el chile, muy mexicano y con mucho sabor.

De hecho, déjame decirte que cada vez que tengo la oportunidad de ir a Estambul para visitar a mi amada familia, regreso a con una maleta llena de especias, de lokum, chai, fistic, mermelada de rosas, mermelada de vyshne, sucuk, pasturma y todos los sabores que me recuerdan quién soy: soy una orgullosa descendiente turco mexicana!

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.