Diario Judío México - El reconocimiento oficial del Presidente de los Donald Trump al presidente de la Asamblea Nacional de y líder opositor Juan Guaidó como presidente de , en lugar de Nicolás Maduro, provocó duras críticas en Jordania y en la Autoridad Palestina, tanto de funcionarios como de columnistas. Jordania no emitió una respuesta oficial a los eventos en , pero uno de sus parlamentarios pidió al parlamento emitir una declaración de apoyo a Maduro, diciendo que este se merece esto debido a su apoyo a la causa palestina. Un columnista del diario jordano Al-Dustour atacó duramente a los por las “injusticias” que ha cometido a lo largo de la historia, y lo calificó de enemigo de los pueblos que fue y será la encarnación del imperialismo más brutal jamás visto. Un columnista del diario del gobierno Al-Rai escribió que , el cabecilla del imperialismo global, planea constantemente los golpes de estado y los asesinatos tales como el “golpe de estado” que se está cometiendo actualmente en .

En cuanto a la Autoridad Palestina, mientras su cancillería expresó críticas encubiertas hacia los , el miembro del Comité Ejecutivo de Fatah Ahmad Majdalani, criticó la intervención de en , calificando esta sección de la política de Trump lo cual busca imponer agendas en el mundo y niega la voluntad de los pueblos, usurpan sus recursos y les privan de libertad. Un columnista en el diario portavoz de la Autoridad Palestina escribió que estaba detrás de los eventos en y llamó a apoyar a Maduro.

Lo siguiente son extractos de declaraciones de funcionarios y columnistas jordanos y de la Autoridad Palestina sobre este tema.

Columnista de Al-Dustour: es el enemigo de los pueblos y la encarnación del imperialismo más brutal

En su columna del 27 de enero en el diario jordano Al-Dustour Rashid Hassan, quien con frecuencia escribe de manera crítica sobre Estados Unidos e Israel,[1] atacó a Estados Unidos, enumerando lo que este llamó las atrocidades que ha perpetrado a lo largo de la historia. También afirmó que su hostilidad hacia se debe al apoyo de este último al pueblo palestino y su oposición a la hegemonía y barbarie estadounidense. Este escribió: “Estados Unidos le ha aclarado a todos sus [partidarios] tímidos, corruptos, débiles y siempre cobardes que nunca cambiará. Nunca cambiará sino que permanecerá como tal como es: un invasor, un Pirata Morgan[2] y enemigo de los pueblos. [Este seguirá siendo el mismo] Estados Unidos que exterminó a más de 30 millones de indios y asesinó 3 millones de vietnamitas, un millón de iraquíes y 3 millones de afganos; Estados Unidos, que fue el primero en la historia en utilizar bombas atómicas, atacó Hiroshima y Nagasaki; los Estados Unidos que acogen al sionismo fascista, que la ONU ha condenado como un movimiento fascista racista; los Estados Unidos que no desean que el pueblo palestino se dé cuenta de su derecho a la autodeterminación y a un estado independiente, e insiste en [dispersarlos] a lo largo y ancho del mundo o como esclavos en el imperio de Netanyahu y los Estados Unidos que reconocen a la Jerusalén árabe ocupada como la capital de la entidad sionista, en flagrante violación a las leyes internacionales.

“Este Estados Unidos, que fue y continuará siendo la encarnación del imperialismo brutal, ahora interfiere de manera contundente en . Ha ordenado a uno de sus títeres, el presidente de la Asamblea Nacional [Juan Guaidó], que se auto-declare presidente de e inmediatamente lo reconoció como tal. [Luego] ordenó a los que hacen su voluntad en todo el mundo para que lo reconozcan [también] como presidente en lugar del Presidente legítimo [Nicolás] Maduro, quien fue electo democráticamente. La historia no ha cambiado y ahora se está repitiendo de una manera muy trágica, o digamos de una manera fascista y empapada de sangre, anunciando el estallido de una guerra civil en que puede extenderse a otros países del continente, reiniciar la Guerra Fría y llegar a otras partes del mundo también. No se puede descartar que las llamas también se extenderán hacia el Medio Oriente; de ​​hecho, este es el [escenario] más probable a suceder. [Pero] al perder la guerra en Siria, Irak y el anterior Afganistán, los Estados Unidos muy seguramente perderán de nuevo] si se atreve a iniciar nuevas batallas en esta región, que ya se encuentra en llamas…

“La hostilidad estadounidense-sionista hacia la de [Hugo] Chávez y de [Nicolás] Maduro se debe al rechazo [venezolano] de la hegemonía y el acoso de Estados Unidos, su valiente postura en apoyo a la lucha del pueblo palestino y su derecho a establecer un estado independiente y regresar del exilio a su tierra natal y la condena [por parte de ] a la continua agresión sionista y la guerra de limpieza étnica que las pandillas sionistas libran en este momento contra el pueblo palestino…

“La agresión por parte de Estados Unidos y Trump contra Venezuela es una [extensión] directa de la agresión [de Estados Unidos] contra Cuba, Chile y Nicaragua y de su estrategia que se opone a estos países que se albergan bajo los principios de la Revolución Bolivariana de [Chávez], que es opuesta al acoso y control de los Estados Unidos. “Los países de Latinoamérica y su transformación en repúblicas bananeras. Esta agresión tarde o temprano seguramente fracasará. Victoria para los amantes de la libertad en Venezuela y el mundo y derrota para el imperialismo brutal”.[3]

Columnista de Al-Rai: Los Estados Unidos, cabecilla del imperialismo global, nunca ha dejado de planificar golpes de estados ni asesinatos

Muhammad Kharoub, columnista del diario jordano Al-Rai escribió el 27 de enero que Estados Unidos, siendo este “el cabecilla del imperialismo global”, siempre ha planeado golpes de estado y asesinatos en todo el mundo, tales como el golpe de estado que ocurre actualmente en Venezuela. Este escribió: “Cada vez que un país del mundo está a punto de entrar en un estado de inestabilidad, cisma y de conflicto interno que puede llevarlo al borde de una guerra civil o exponerlo a un ataque militar que puede derrocar su [régimen] y privarlo de legitimidad, debemos preguntarnos qué papel desempeñó Estados Unidos [en todo esto]. Desde que ganó prominencia en el escenario internacional y especialmente desde el final de la Segunda Guerra Mundial y su declaración de la cruel y agresiva Guerra Fría contra el bando socialista… Estados Unidos nunca ha dejado de planificar golpes de estado y asesinatos, llevar a las juntas militares [al poder] y apoyar a las elites políticas corruptas y a líderes de los partidos. En particular, este ha bloqueado todos los intentos de aprobar constituciones democráticas y organizar elecciones libres que permitan a los pueblos elegir sus propios líderes, regímenes y [el tipo de] desarrollo económico que deseen.

“Las experiencias y acontecimientos de [la segunda] mitad del siglo 20 demostraron que Washington, el encabezado del imperialismo global y líder del así llamado ‘mundo libre’ – empleó la agresión más cruel, más racista y egoísta al servicio de los capitalistas y [en promover] los intereses de la industria de las armas y el petróleo y las universidades que [todos] controlan la toma de decisiones en los Estados Unidos, en Europa y en Japón – el cruel y malvado triángulo capitalista que le roba los recursos a los pueblos y los controla.

“Enfocarse en las acciones del líder del ‘mundo libre’ contra los países y líderes de Latinoamérica expone los crímenes cometidos por esta ‘superpotencia’, que habla abiertamente de defender los valores de libertad, democracia, elecciones libres y otras consignas blanqueadas, que han llegado a ser condenados por la mayoría de los pueblos del mundo, especialmente los pueblos de nuestra nación árabe y los pueblos latinoamericanos y de África…

“Venezuela … es el tema actual y el ‘nuevo’ foco de atención mundial, luego que Trump planeara un golpe de estado, hasta ahora infructuoso, en contra del electo y legítimo Presidente Maduro, para completar el giro hacia la derecha, especialmente hacia la derecha populista y fascista, que Estados Unidos ha logrado llevar al poder mediante [tácticas] de intimidación y acoso. Este obtuvo el mayor premio, Brasil, cuando el racista, populista, evangélico pro-sionista [Jair] Bolsonaro llegó al poder y se convirtió en la punta de lanza del imperialismo estadounidense en el continente sudamericano. Su ejército puede liderar la invasión militar estadounidense de Venezuela cuando los Estados Unidos decidan hacer esto…

“[Pero] los Estados Unidos no tienen la posibilidad de ‘ganarse’ a Venezuela, incluso si la invade militarmente o apoya una invasión de los países vecinos de Sudamérica, encabezados por Brasil, Colombia, Chile y Ecuador, que están siendo gobernados por la derecha fascista pro-estadounidense… Estados Unidos llevará a Venezuela a una guerra civil destructiva al insistir en apoyar la derecha fascista venezolana”.[4]

Parlamentario jordano: Maduro merece todo el apoyo ante las conspiraciones del imperialismo global

En una declaración dada el 30 de enero a la agencia de noticias rusa Sputnik, el diputado jordano Khalil Attiya se pronunció ante los eventos en Venezuela y dijo: “Debemos prestarle todo el apoyo [que podamos] al Presidente electo de Venezuela Maduro, teniendo en cuenta sus posturas sobre el temario árabe, en especial el tema palestino. Este se merece todo el apoyo que podamos brindarle para poner fin a todas las conspiraciones del imperialismo global [en su contra]. La postura estadounidense sobre Venezuela no es el primer paso [que ha tomado] contra los pueblos, su libertad y sus devotos líderes. No hemos olvidado lo que les hizo al difunto presidente iraquí Saddam Hussein, ni su intervención en los asuntos de los árabes y su notorio apoyo a los israelíes. Creo que el Presidente Maduro está pagando el precio de su honorable y justiciero patriotismo respecto al pueblo palestino. El parlamento jordano debe emitir una declaración de apoyo por Maduro”.[5]

Autoridad Palestina: La intervención de Estados Unidos en Venezuela refleja la política por parte de Trump de subvertir la voluntad de los pueblos

La cancillería palestina emitió una declaración en la que expresó preocupación por los acontecimientos en Venezuela y condenó “la intervención directa de ciertos países en los asuntos internos de Venezuela [llevada a cabo] apoyando el intento de golpe de estado contra el presidente legítimamente electo Nicolás Maduro”.[6] El miembro del Comité Ejecutivo de la OLP Ahmad Majdalani atacó lo que este llamó “la injerencia de Estados Unidos en los asuntos de [otros] países tales como Venezuela… [lo cual es] parte de la política de la administración Trump que busca negar la voluntad de los pueblos”. Este añadió: “El principio de respetar la soberanía de los otros países y de la no-intervención en sus asuntos internos es un [principio] acordado en el campo de la diplomacia democrática y el intento de golpe de estado contra el presidente legítimamente electo Nicolás Maduro, es deplorable. Mientras el mundo en su totalidad pide libertad y democracia, la administración Trump se comporta con arrogancia política. Nosotros somos los que más sufrimos por lo que acontece con la política de la administración Trump, [dirigida por un hombre] que ha demostrado al mundo entero que no respeta los derechos humanos ni la democracia, sino que se comporta como el policía del mundo, tratando de imponer agendas, usurpar los recursos de los pueblos y negarles la libertad”. Majdalani destacó su “total solidaridad con la República Bolivariana de Venezuela y con el Presidente Maduro, por respeto a las leyes internacionales y la Carta Magna de la ONU” y en esperanza que Venezuela disfrutara de “prosperidad y progreso en una atmósfera no violenta” y que “resista a las presiones estadounidenses”.[7]

Luego que el asesor de Trump Jason Greenblatt, criticó a los líderes palestinos por su apoyo a Maduro recomendándoles se enfocaran en un futuro mejor para los palestinos,[8] Mounir Al-Jaghoub, portavoz de la Comisión de Reclutamiento y Organización de Fatah, respondió en la página oficial Facebook de Fatah escribiendo lo siguiente: “Nos oponemos en principio a la intervención extranjera en los asuntos de países… No hemos olvidado el caos, la destrucción y los combates que se produjeron en muchas tierras árabes por causa de la política de los países de la región y de Occidente bajo el destacado de la ‘Primavera Árabe’… Cuando declaramos que apoyamos al [régimen] legal y legítimo en Venezuela, no estamos interviniendo en sus asuntos ni enviando soldados o máquinas de guerra [al lugar] para ayudar a un bando en particular contra el otro, como lo hacen algunos países que pretenden respetar la voluntad de los pueblos y los principios de la democracia…”[9]

Cabe destacar que la Autoridad Palestina posee buenas relaciones con el régimen de Maduro. En mayo del 2018, el Presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud ‘Abbas visitó Venezuela y se reunió con Maduro, quien expresó su apoyo a las posturas políticas de ‘Abbas. El 12 de enero, 2019, el Ministro de Asuntos Exteriores palestino Riyad Al-Maliki participó en la ceremonia de juramento de Maduro y le felicitó en nombre de ‘Abbas y el liderazgo palestino que “siempre defienden a Venezuela y su pueblo, ya que Palestina nunca olvida a sus amigos”.

Maduro recibiendo al Presidente palestino Mahmoud ‘Abbas durante la visita realizada por este último a Venezuela en mayo, 2018 (imagen: Al-Hayat Al-Jadida, AP – 8 de mayo, 2018)

Columnista en diario de la AP: Estados Unidos está directamente involucrado en los sucesos en Venezuela

En una columna del diario Al-Hayat Al-Jadida publicada el 26 de enero, 2019 ‘Omar Hilmi Al-Ghoul acusó a los Estados Unidos de estar detrás de los recientes acontecimientos ocurridos en Venezuela y de violar el derecho internacional: “Desde una perspectiva histórica y como parte de sus normativas y percepciones, los Estados Unidos consideran a Venezuela, al igual que los otros países de Latinoamérica, como parte de su patio trasero. Desde el siglo 18, cuando los Estados Unidos se independizaron y acogieron la opción de expandirse colonialmente, han visto a las repúblicas bananeras de Latinoamérica como su teatro [de operaciones] en el hemisferio occidental. Durante la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos prepararon su plan expansionista para que su colonialismo abarcara todos los continentes del mundo. La primera década del tercer milenio y después de ser derrotada en más de un frente, aunque sigue siendo la mayor fuerza militar del mundo, Estados Unidos reanudó el manejo de sus asuntos en la parte árabe del mundo con el objetivo de preservar su presencia y prestigio ante los ojos de sus aliados, su pueblo, sus instituciones y con los magnates del mundo…

“Los Estados Unidos están directamente detrás de los dramáticos eventos en Venezuela y por lo tanto, violan el derecho internacional, la Carta Magna de la ONU y la soberanía e independencia de los estados miembros de la ONU. Los derrotados Estados Unidos buscan nuevas presas para compensar de esta manera sus derrotas en todo el mundo y en especial en el Gran Medio Oriente, el Sudeste Asiático, Ucrania e incluso Europa. Esto obliga a todos los que aman la paz y [respetan] la voluntad de los pueblos a que apoyen a Maduro, el presidente legítimo, con todas sus fuerzas y apoyar a una Venezuela libre y orgullosa, para darles a los partidarios del terrorismo en Estados Unidos y en el mundo lo que estos se merecen”.[10]


[1] Véase por ejemplo la serie de MEMRI Despacho Especial No. 7811 – Columnistas del diario jordano ‘Al-Dustour’, elogian los ataques terroristas en Cisjordania y la disposición de los palestinos a morir como mártires, 18 de diciembre, 2018.

[2] Un famoso pirata del siglo 17 de origen galés que cercó el transporte marítimo a lo largo de la costa del Caribe y en el Golfo de México.

[3] Al-Dustour (Jordania), 27 de enero, 2019.

[4] Al-Rai (Jordania), 27 de enero, 2019.

[5] Arabic.sputniknews.com, 30 de enero, 2019.

[6] Al-Hayat Al-Jadida (Autoridad Palestina), 25 de enero, 2019.

[7] Al-Hayat Al-Jadida (Autoridad Palestina), 25 de enero, 2019.

[8] Twitter.com/jdgreenblatt45, 29 de enero, 2019.

[9] Facebook.com/officialfateh1965, 30 de enero, 2019.

[10] Al-Hayat Al-Jadida (Autoridad Palestina), 26 de enero, 2019.