La receta de avgolemono o sopa griega de pollo y limón, es tan reconfortante que casi  todo el mundo quiere repetir.

Se trata de una sopa de pollo que se espesa con zumo de limón y huevo. En otro artículo de Periodista Digital hicimos ensalada griega, hoy una sopa con pollo y limón, receta tradicional.

Historia del Avgolemono

Avgolemono, sopa griega de pollo y limón

El avgolemono también es la salsa de huevo y limón que se le añade a la sopa. A pesar de ser una receta muy popular en Grecia, su origen no es griego. Los historiadores creen que la invención del avgolemono tiene que ver con la , los judíos que vivieron en la Península Ibérica.

La presencia de la comunidad judía en España es muy antigua se cree es anterior al siglo II a. C. Su expulsión se produjo en 1492 en una época marcada por el anti . Los judíos sefardíes dejaron muchos rastros de su presencia en España, como las juderías, barrios separados de dónde no podían salir salvo para ir a trabajar.

Esta obligación se promulgó en 1480. La expulsión de esta comunidad por parte de los Reyes Católicos ha sido considerado como uno de los mayores errores históricos de nuestro país.

Volviendo a la receta, las sopas eran habituales en la gastronomía sefardí como primer plato.

Una particularidad de la gastronomía judía que desarrolló recetas propias es que debido a su religión durante el sabbath, —o sábado—, no se puede encender el fuego, lo que impide cocinar, por eso existen muchas recetas que se pueden tomar frías.

Avgolemono, sopa griega de pollo y limón

Para comer caliente sin necesidad de encender fuego,  en la actualidad usan accesorios como ‘el blej’ una especie de plancha metálica eléctrica o las ollas de cocción lenta que permiten cocinar hasta en 8 horas y luego mantener caliente.

Entre sus costumbres culinarias estaba esta sopa de pollo y limón, tras su expulsión cientos de miles de personas emigraron de España y algunas llegaron a Grecia donde se establecieron en la zona de Salónica. De ahí parece proviene la tradición de preparar esta sopa en Grecia. En Turquía existe una salsa parecida llamada terbiye y en los países árabes ‘la tarbiya’.

Avgolemono, sopa griega de pollo y limón

Este tipo de sopa es una de las recetas tradicionales para ‘romper el ayuno’ del Yom Kipur para los judíos de Turquía, Tesalónica y otras comunidades judías en los estados balcánicos, como Bulgaria, Bosnia Hezegovina, Croacia o Serbia.

Receta de avgolemono o sopa griega de pollo y limón

Ingredientes

  • Pollo – 1 kg
  • Zumo de limón – el de un limón y ½
  • Arroz grano redondo – 150 g
  • Cebolla – 1 unidad
  • Agua- 1.250 ml
  • Huevos XL – 2 unidades
  • Sal – al gusto
  • Pimienta – una pizca
  • Rodajas de limón para adornar – al gusto

Preparación

  1. En la olla exprés añadimos el pollo troceado con sus huesos, la cebolla cortada y el agua.pollo
  2. Programar 40 minutos. Si lo cocinas en una cazuela tradicional serían 1 hora y 10 minutos.
    1. Cuando se pueda abrir la olla retirar el pollo, y colar el caldo.caldo
    2. En otra olla o cazuela añadir el caldo y llevar a ebullición, agregar el arroz y cocinar durante 15 minutos. Mientras retirar la carne del pollo quitando los huesos. Apagar el fuego.arroz
    3. Preparar la salsa de limón y huevo. En un tazón añadir los huevos y batir como para tortilla. Añadir el zumo de limón y batir de nuevo.huevos batidos
    4. Añade una cucharada a la sopa y bate para que el huevo se caliente en contacto con la sopa, sigue añadiendo cucharadas a la sopa hasta terminar con el huevo. Tapa el recipiente y deja reposar unos minutos.
    5. Incorpora el pollo troceado a la sopa. Ajusta de sal y pimienta y sirve decorando con rodajas de limón.
      Avgolemono, sopa griega de pollo y limón

    También te puede interesar

    Crema de calabacín receta fácil

FuentePeriodista Digital

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEscritores exiliados y devorados por la historia
Artículo siguienteSergio Checo Pérez gana gran premio