A veces las barcas son desvencijadas y el sol que alguna vez nos persiguió, nos abandona. Lugar para el poema, ocasión para jugar con el disco anaranjado. Hoy, este es mi poema salidito del horno. Ojalá lo disfruten.

Barcas

Un sol anaranjado me persigue.
Sobre mis barcas se posa
sobre mi pecho.

Mis ojos se han vuelto alargados y pequeños.

Me conduzco, asiática, hacia mis arenas,
mi playa sagrada de desechos llena:
conchas rotas,
restos de peces,
moluscos anónimos,
devencijadas barcas
y el sol redondo sobre mí.

Un conjuro o dos,
se hace la noche.

El círculo naranja se ha escondido.

Dejó a la playa desolada y quieta,
con un vaivén de olas pequeñas.
Murmullos.

Sin viento y sin luna,
la noche se tiende sobre arenas.

Mis barcas rotas se mecen con las olas,
una canción apenas, lejana.

Me he ido.

Partí en busca de algún otro sol redondo
para que se pose
nuevamente,
sobre mi pecho, sobre mí.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorTres etapas de una misma “primavera”: revolución, rebelión, revuelta
Artículo siguienteEmprende Silvia Pasternak dos proyectos de escritura

Regina Kalach Atri nació el 16 de octubre de 1953. Es una doble Libra en busca – y no siempre con éxito- del equilibrio.

Desde que aprendió a leer, como por arte de magia, la palabra ha sido motivo de curiosidad, dicha y consuelo. Por eso dedica gran parte de su tiempo a leer y a escribir. Participó durante más de ocho años en el taller de análisis de dramaturgia que impartía Hugo Argüelles. Realizó una maestría en humanidades en la Universidad Anáhuac y ha participado en cursos y talleres vinculados a la escritura y el proceso creativo.

Desde pequeña jugó, como tantos, a la escuelita. Es por ello que durante catorce años dedicó su inventiva y su pasión a ser Guía Montessori. Hoy en día procura elegir, dos o tres veces por semana, un poema para enviarlo por correo y compartir su gusto por la poesía.: "El Poema de Hoy". Imparte cursos y talleres de redacción, literatura y mitología griega.

Ha publicado el libro de poesía "Voces en el Alba"; "Espejo de Mareas" es su más reciente creación. Está por terminar un libro de cuentos para niños y no tan niños.