¡BASTA! EN TRES FRASES

  1. El islamofascismo, en las diversas variantes que presenta, es el fenómeno totalitario más masivo y peligroso de todos los tiempos. Es Hitler con petróleo e internet.
  2. Occidente está bastante desconcertado, es incapaz de encontrar una actitud adecuada para enfrentarse al problema, perdido en una maraña de intereses económicos y financieros.
  3. El islamofascismo nos ha declarado la guerra. O tomamos conciencia de ello, o perderemos las conquistas de siglos.

Sobre ¡Basta!

Diario Judío México - La tolerancia de Occidente con las dictaduras y la opresión de la mujer, la connivencia con Qatar y el dinero del petróleo, la incapacidad de denunciar el islamofascismo… Este es un libro para señalar los errores, para sacarnos los colores de vergüenza y ayudar a poner fin, de una vez por todas, a tanta estupidez, tanta tontería, tanta inoperancia, tanta incapacidad.

Cinco años después de La República islámica de , un grito de alerta y advertencia de la necesidad de reaccionar ante el islamismo radical, este reto totalitario ha tomado proporciones gigantescas. Y lanza otro grito: ¡BASTA! Un libro estremecedor en el que la extraordinaria capacidad discursiva de la autora nos anima a preguntarnos si estamos haciendo todo lo que hay que hacer, en qué basamos nuestras opiniones y cómo podemos revertir la situación. Crítica, combativa, directa. Rahola en estado puro.

«Estremecido, acabo de leer esta obra. Contiene una cantidad asombrosa de documentada información. Además, reflexiones potentes. Equivale a un reflector que ilumina hasta causar dolor. Nos pasea con ritmo de novela por el vasto paisaje del islamismo, el islam y los temores que genera su acelerado crecimiento». (Del prólogo de Marcos Aguinis)

«Dejo intencionadamente para el lector el descubrimiento de los “cinco errores” o capítulos esenciales con los que la autora ordena las razones de su desencanto con una izquierda que se presenta incapaz de interpretar el fenómeno islamonazi y que participa de una confusión que aprovecha la derecha para, a través de un populismo xenófobo, dejar al ciudadano europeo a los pies del fascismo». (Del prólogo de Eduardo Martín de Pozuelo)

Extractos

Intenciones

Este libro nace de la fatiga. De la fatiga, de la impotencia y de la contrariedad, y quizá también de la rabia. Y nace de todos esos sentimientos negativos porque, a pesar de los años de avisos, de alertas, de signos muy evidentes de las maldades que iban a ocurrir, las reacciones no llegaron. Durante años se ha dejado que la serpiente incubara sus huevos letales, y ahora tenemos a los cachorros dentro de casa. Los tenemos en habitaciones solitarias, donde navegan por las redes del mal, buscando una épica que les dé un sentido vital; los tenemos en las cocinas de sus madres, donde siguen instrucciones precisas y buscan materiales con los que poder construir un artefacto mortífero; los tenemos en los rincones de los templos donde reinan los dioses que no aman a los seres humanos; los tenemos entre nosotros, pero ya no son de los nuestros, privados definitivamente de la razón y de la civilización, habitantes aguerridos del territorio oscuro del fanatismo.

Cuando publiqué La República islámica de (RBA, 2011), mi primer libro sobre el fenómeno del islamismo radical (que muchos autores denominamos islamofascismo), hice esta reflexión:
Reaccionar pronto es tan necesario como urgente. Y esta es la intención del libro: dar prisa para que el debate no desaparezca a la sombra de la ignorancia, no se diluya en la retórica de la corrección ni se oculte tras la máscara del miedo. O hablamos, analizamos, debatimos y conocemos, o no tenemos ni idea de lo que se nos viene encima…
Por desgracia, fue profético. Continuamos pasando por alto la capacidad mortífera del fenómeno, nos diluimos en la comodidad de la corrección política y dejamos que el miedo impusiera su regla más preciada: la pasividad.
[…]

Cinco errores

PRIMER ERROR
BUENISMO, POPULISMO Y FASCISMO

Oriana Fallaci fue demonizada, vilipendiada, expulsada como si tuviera la peste por el mero hecho de avisarnos de lo que estaba por llegar. Y, sin embargo, no se equivocó en casi nada, pero el progresismo internacional estaba tan entretenido menospreciándola y atacándola (llegaron a llevarla a los tribunales) que no se dio cuenta de cuánta razón tenía Fallaci.
[…]
Así pues, la retroalimentación está clara: del buenismo, que deja sin referentes a la ciudadanía, al populismo, que alimenta las vísceras, o al fascismo, que vende autoridad y orden a través de la intolerancia y el odio. No me cabe duda de que si la izquierda y la centroizquierda occidentales hubiesen sido capaces de estructurar un relato inteligente y frontalmente comprometido contra el islamismo, habrían cortado el recorrido de éxito del populismo y el fascismo.

[…]

SEGUNDO ERROR
ANTIAMERICANISMO Y ANTISEMITISMO

Por todo el planeta, pero en especial en las tierras del islam, la fobia a los judíos es una bomba de relojería, promocionada entre 1.400 millones de personas y dirigida contra un pueblo que solo suma 13 millones de personas en todo el mundo. Y dado que esta fobia a los judíos ha sido la madre de la intolerancia más violenta y letal de la historia, su crecimiento es una noticia también letal para la humanidad.
[…]

tanto este neoantisemitismo —disfrazado de antisionismo— como el antiamericanismo ayudan a minimizar la amenaza del islamofascismo, borran sus culpas, esconden sus horrores y contaminan el necesario pensamiento crítico que podría crearse dentro del propio mundo islámico.
[…]

TERCER ERROR
EL ABANDONO DE DOS CAUSAS: LA CAUSA DE LA MUJER Y LA CAUSA DE LOS CRISTIANOS
[…]

1. El dominio de la mujer no es una consecuencia triste del islamismo, sino que conforma su ADN, es intrínseco a él, ineludible. Ninguna rama, fracción o corriente del islamismo permite, bajo ningún concepto, que la mujer sea libre.
[…]

Al mismo tiempo, la World Evangelical Alliance sitúa en 200 millones el número de cristianos que tienen negados sus derechos fundamentales, la absoluta mayoría bajo regímenes islamistas. La ONG Open Doors International, que hace un seguimiento preciso de la persecución que sufren los cristianos en el mundo, publica cada año una lista de los países donde los persiguen con mayor brutalidad. El top 10 de 2014 fue el siguiente: Corea del Norte, Somalia, Siria, Irak, Afganistán, Arabia Saudí, Maldivas, Pakistán, Irán y Yemen. Es decir, excepto el delirante régimen norcoreano, el resto son todos regímenes islamistas. Si seguimos la lista hasta el top 50, continúa el mismo esquema, el cual nos conduce a una realidad trágica e irrefutable que, sin embargo —salvo en muy escasas excepciones—, no acostumbramos a denunciar en voz alta: donde gobierna el islam, los cristianos son perseguidos con dureza.
[…]

CUARTO ERROR

DE LA ESCLAVITUD DEL BIENESTAR AL FRACASO DE LAS INSTITUCIONES INTERNACIONALES

Podemos hacernos una idea de cuál es el volumen financiero que mueve el Estado Islámico. Dispone de unos ingresos anuales que superan los 2.000 millones de dólares, y a la vez controla el 60 por ciento de las reservas petrolíferas de Siria, así como siete reservas de gas y petróleo de Irak, y exporta alrededor de 10.000 barriles de petróleo al día, con precios que, según Michael Stephens, director del Royal United Services Institute, van de los 25 a los 45 dólares por barril.
[…]

La yihad es una guerra de ricos, dirigida por ricos, financiada con mucha riqueza, que utiliza a los pobres como carnaza bélica del todo prescindible, y cuyo objetivo no es liberar a nadie de la pobreza.
[…]

La venta de la camiseta del Futbol Club Barcelona —es decir, la venta literal de la imagen del Barça— a la dictadura de Qatar, primero a través de Qatar Foundation y después con Qatar Airways, es otro ejemplo escandaloso de la rendición occidental.
[…]
se ha demostrado con creces que el dinero de prominentes fortunas de Qatar llega a espuertas a las filas de los yihadistas, sin ningún impedimento ni persecución alguna por parte del emirato. Así lo denunció el ministro de Desarrollo alemán, el democratacristiano Gerd Müller, quien lo expresó con esta rotundidad en noviembre de 2014: «Debemos preguntarnos quién está armando, quién está financiando al Estado Islámico. Y la palabra clave es Qatar».

QUINTO ERROR

EL MIEDO

El miedo se había instalado hacía años en el subconsciente y… en el consciente colectivo, y la misma Europa que había conquistado el derecho a criticar, a reírse e incluso ofender al Dios cristiano, ahora se arrodillaba delante del Dios musulmán, como si hubiese vuelto a la Edad Media. Fue así como fueron recortando la libertad de expresión cuando se trataba de aplicar el sentido crítico, o el humor, o la parodia sobre el islam.

Nosotros

El islamismo, en todas sus variantes, consolida sus posiciones en la geopolítica, compra el alma a base de talonarios millonarios y promociona el salafismo más extremo mientras nos da la manita y nos pone buena cara, y espera paciente su momento. Las bombas de relojería estallarán en cadena un día u otro, mientras nosotros echamos la siesta. Por cierto, insisto, cuando utilizo el pronombre nosotros no me refiero a una religión, ni a una identidad, ni a una geografía, sino a un sistema de valores que compartimos millones de personas de todo el mundo, desde los estudiantes opositores de Teherán hasta las valientes mujeres musulmanas en peligro de muerte por defender sus derechos. Desde Malala hasta Taslima Nasrin, desde Wafa Sultan hasta Ayaan Hirsi Ali, desde Salman Rushdie hasta Naguib Mahfuz. Y a todos ellos, a todos nosotros, el islamofascismo nos ha declarado la guerra.
[…]

Sobre el islamofascismo

El objetivo: la creación de la Umma musulmana por todo el planeta y el regreso a la pureza de los primeros seguidores de Mahoma.
La ley: la sharia.

La nación: la que definió Said Ramadan, «cada porción de tierra donde haya un musulmán que diga que hay un solo Dios y Mahoma es su profeta». Es decir, el mundo entero. No hace falta añadir que toda mezquita es ya tierra del islam, aunque esté en pleno Occidente.

El método: la yihad, tanto en su vertiente ideológica, haciendo proselitismo e intentando destruir les democracias liberales, como en su vertiente bélica y terrorista.
El legado: centenares de organizaciones de predicamento integrista por todo el planeta y decenas de organizaciones terroristas que hacen estallar las entrañas del mundo.
La pregunta: ¿hacemos lo correcto para defendernos?

Este libro es un intento de responderla.

Sobre

Premio Mass Media Award, 2009, otorgado por el American Jewish Committee, por su lucha a favor de los derechos humanos. Premio Daniel Pearl Award, otorgado per la Anti Defamation League norteamericana, por su lucha por un periodismo honesto y valiente. En 2011 recibió en Ginebra el premio Morris Abram Human Rights Award concedido por la organización UN Watch, por su defensa de la mujer en el islam y su lucha global por los derechos humanos.

Licenciada en Filología Hispánica y Catalana. Ha sido diputada en el Congreso de los Diputados y teniente de alcalde de Barcelona. Ha colaborado en numerosos medios. Tiene una columna diaria en La Vanguardia; un espacio propio en el programa de televisión 8 al dia, de Josep Cuní; y colabora con Jordi Basté en RAC1 y con Júlia Otero en Onda Cero.

Para a más información:
Cristina Puig
Direcció de Prensa y Comunicación RBA
Telf: 629 170 100 /93 238 60 65
e-mail: [email protected]

 

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

  1. Toda la vedra… Ekselente artikolo de Pilar… de su livro eksepsional !BASTA!
    Grasyas Pilar por tu talento, la valor de tu korason i tu lavoro para darmos tus ovras…

    Sharope blanco

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.