Diario Judío México - Hace veintiocho años, cuando Sir Tim Berners-Lee presentó su propuesta original para la creación de la world wide web, no podía imaginar que su creación se volvería prácticamente realidad. A pesar de su enorme éxito, hoy en día internet se encuentra en peligro debido los tres desafíos siguientes.

 

  1. La pérdida de datos personales y la amenaza a la privacidad; no tenemos control directo sobre nuestra información y no podemos elegir cuándo y con quién la queremos compartir.
  2. De un tiempo a la fecha, el problema de las “noticias falsas” que aparecen en la red. Los portales tienen poco interés en acabar con estas noticias porque ganan dinero cada vez que una persona hace clic para leer. Se sabe el tipo de cosas que van a interesar a las personas por los algoritmos. Las noticias sorprendentes y escandalosas están diseñadas para apelar a nuestros prejuicios y para que corran como la pólvora.
  3. Y la falta de transparencia y conocimiento cuando se trata de publicidad política en línea. La publicidad dirigida permite que las campañas políticas digan cosas completamente distintas a diferentes personas que pueden ser contradictorias. ¿Ese eso democrático?

 

La fundación para la Web (Web Fundation) de Berners-Lee ha puesto en marcha un plan de 5 años para tratar de arreglar estos problemas.

 

  1. Luchar contra el gobierno el alcance de las leyes de vigilancia, incluso en los tribunales de justicia de ser necesario.
  2. Hacer retroceder la desinformación al apoyar a los responsables de los sitios como Google o Facebook para que sigan esforzándose en combatir el problema, y evitar la creación de organismos centrales que regulen lo que es cierto y lo que no.
  3. Mayor transparencia algorítmica para poder entender cómo tomamos decisiones importantes que afectan nuestra vida.
  4.  Una serie de principios comunes que deben seguir todos.

 

Berners-Lee nos recuerda que la web fue construida por todos nosotros y ahora nos toca a todos decidir la web que queremos.

 

Revive su conferencia en CDI: http://cdi.la/hv2n9 y ¡no creas todo lo que piensas!

 

Andrés Roemer

 

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorDescanse en paz la Sra. Rebeca Ovadia de Chiprut Z”L
Artículo siguienteMazl Tov! Felicidades a nuestro colaborador y amigo David Malowany por su nuevo nombramiento en Identidad