Diario Judío México - Sabes que estás muy viejito cuando:

Todo te duele, y lo que no te duele no te funciona.

Cada mañana amaneces como si hubieras estado tres días de parranda, y la noche anterior no saliste de tu casa.

Te quedas sin aire cuando estás jugando ajedrez.

A tus hijos la gente ya les dice “Señor”.

Conoces todas las respuestas, pero nadie te hace las preguntas.

Te alegras de pasar los sábados por la noche en tu casa.

Apagas las luces de tu casa por razones de economía y no razones románticas.

Te sientas en una mecedora y no puedes hacer que se mesa.

Tus números son 17 de cuello, 42 de cintura y 96 en el golf.

No puedes soportar a la gente intolerante.

Tus desveladas hasta al amanecer terminan a las 9:00 pm.

El lugar que más visitas es el consultorio del doctor.

Tu “niño” se emociona cuando ves a una chica en minifalda.

La viejita a la que le ayudas a cruzar la calle es tu esposa.

Haces ejercicio entrenando a tus amigos que hacen ejercicio.

Tienes mucho espacio libre en la casa, pero el gabinete de las medicinas está lleno.

Le das una mordida a un filete, y tus dientes se quedan en el filete.

____________________

“Nos especializamos en mascotas para abogados”

Entra y le pregunta al encargado:

– ¿Qué mascota me recomienda para mí?

El tipo lo mira y le dice:

-¡Mmmmm! ¿qué le parecen estos tres loros?

El abogado ve al loro más joven, flaco, usa lentes, y con cara de nerd:

-¿Cuánto vale?… ¡mil pesos!… ¿y qué sabe hacer?

El encargado le dice:

– Sabe toda la legislación procesal civil y laboral, así como la jurisprudencia en materia internacional público, y sobre todo maneja al toque lo referente a la mediación y al arbitraje!

El abogado se da vuelta y ve al otro lorito…

– Y este más maduro ¿cuánto cuesta?

– Ese vale tres mil pesos.

– ¡Caramba!… ¿pero qué sabe hacer?

– Se sabe toda la legislación vigente, incluyendo el Código Procesal Penal, el proyecto del nuevo Código Procesal Civil, las leyes del TLC, así como todo lo referente a la legislación mexicana que incluye el medio millón de leyes que tenemos, así como el contenido del Boletín Oficial que habla del proceso de licitación de las empresas públicas, aparte de los autos acordados y los proyectos de ley encanutados en el Congreso Nacional y por si fuera poco, los comentarios de los mejores juristas y hasta la última versión del diccionario de La Ley!

– Aahhh! -responde asombrado el abogado!- ¡es todo un jurista!…

Y dígame por simple curiosidad, ese loro gordo con cara de flojera, de allá al fondo, ¿cuánto vale?

– Ese vale cien mil pesos.

– ¡Cien mil pesos!

– ¿Y ese qué sabe o qué hace?

– Bueno… mire… hace tres años que lo tengo, y desde entonces no dice ni hace absolutamente nada, pero los otros dos loros le dicen

“Su Señoría”!!!!!!!!!!

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anterior¿Colón era soltero?
Artículo siguienteSimjat Torá