Este es el artículo 25 de 36 en la serie La vida breve (Antología personal, 2001-2012)

Diario Judío México -  

Un poema, como es una manifestación del lenguaje y éste es
en su esencia dialógico, puede ser un mensaje en una botella
lanzado en la creencia –no siempre esperanzada– de que
alguna vez y en algún lugar arribe a alguna tierra, a la tierra
del corazón, quizás.
Paul Celan

Voy por el camino con mi botella y mi sombra.
Afortunadamente mi sombra no bebe.
Omar Khayyam

Muchos de los grandes poemas de muchas lenguas
fueron escritos por poetas alcohólicos.
Sus nombres son harto conocidos.
Todas las botellas que bebieron
fueron mensajes en un poema
lanzados en la creencia –no siempre esperanzada–
de que alguna vez y en algún lugar arribe a alguna tierra,
a la tierra de la razón, quizás.

Más Artículos en esta Serie

<< Odisea del espacioTerra ignota >>
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorPalestina: la Stop-Down Nation
Artículo siguienteMandela, luchó, trabajó, vivió siempre con miembros de la comunidad judía

Isaac Goldemberg nació el año 1945 en Chepén, departamento de La Libertad, Perú. De padre judío Isaac y su madre,  Eva, peruana, católica.

En 1953, dejó aquella pequeña ciudad que lo viera nacer y se trasladó hacia la capital, Lima. Más tarde, en 1964, emigraba hacia New York, cuando apenas contaba con 16 años de edad. Desde entonces, radica en la ciudad de los rascacielos.

Hizo sus estudios en la Universidad de Nueva York y para 1969 ya lanzaba una de sus primeras obras "To Express my Life, I have only my Death".

Luego vendrían "Tiempo de Silencio" (1970) - "De Chepén a La Habana" (1973) - "La Vida a Plazos de don Jacobo Lerner" (1978) - "Hombre de Paso"/"Just Passing Through" (1981) -"Tiempo al tiempo" (1984) - "El Gran Libro de América Judía" (1998) - "La Vida al Contado" (1992) - "Cuerpo del Amor" (2000) - "Las Cuentas y los Inventarios" (2000) - "El Nombre del Padre" (2001) - "Hotel AmériKa" (2000) - "Peruvian Blues" (2001) - "Los Autorretratos y las Máscaras"/"Self-Portraits and Masks" (2002).

Tiene muchas otras obras y ensayos en novela y poesía, así como obras de teatro. "La Vida a Plazos de don Jacobo Lerner", fue considerada por el National Yiddish Book Center, entre las 100 obras más importantes de la literatura judía mundial de los últimos 150 años.

"Los Cementerios Reales", es una recopilación de 120 poemas de libros anteriores y 40 trabajos inéditos, libro que pretende hacer un juego de palabras con el título de ‘‘Los Comentarios Reales’’, que pertenece al Inca Garcilaso de la Vega.

Isaac Goldemberg, ha obtenido entre otros galardones, el "Premio Estival 2003", en Venezuela, por su obra "Golpe de gracia, farsa en un acto. También ha obtenido la "Orden de Don Quijote", que otorga St. John’s University y la Sociedad Nacional Honoraria Hispánica, creada en 1919 para fomentar la cultura, la lengua y la literatura hispana en el entorno académico norteamericano. Actualmente dirige la revista de cultura "Hostos Review" y el "Instituto de Escritores Latinoamericanos", con sede en Hostos Community College, de New York.

Recientemente, aceptó la dirección del Comité de Escritores Peruanos en el Extranjero, del Pen Club.