Entre los acantilados que se alzan sobre las turquesas aguas de la costa siciliana se alza en la alturas el Belmond Grand Hotel Timeo. Con vistas a Taormina medieval, este lujoso edén, con sus típicos techos de terracota e infinitas vistas al mar y al volcán todavía activo, exuda pasión por la vida característica del sur de Italia.

Pasar su pintoresca entrada envuelta en buganvillas es como tomar un viaje por el tiempo; su larga historia data del año 1873. Este fue el primer hotel en ser construido en esta tierra de contrastes y miles de historias que contar. Belmond Grand Hotel Timeo ha sido insignia del destino a través de los siglos. A un lado del famoso Teatro Griego de Taormina, el hotel es una parte intrínseca de la herencia de esta fascinante ciudad.

La historia del Belmond Grand Hotel Timeo comenzó cuando Don Francesco La Foresta vendió un gran huerto de naranjos y compró una casa abandonada, la cual restauró y abrió a invitados ocasionales. Esto fue en 1863, cuando los poco visitantes que llegaron a Taormina subían la montaña en la espalda de un burro. Uno de esos viajeros intrépidos fue el artista prusiano Conde Otto Geleng ­– cautivado por las vistas de almendros en flor y el nevado Etna, pintó una serie de acuarelas que causaron sensación en el mundo del arte.

Como resultado, más artistas acudieron a Taormina y la casa de huéspedes se convirtió en un hotel. La Floresta lo amplió y lo dotó de suntuosos jardines. El resultado es magia.

Desde los ricos paneles de madera de su histórico bar hasta las mariposas en los extensos e íntimos jardines, cada detalle del hotel nos deja sin aliento. Al sentarnos a tomar una taza de té en el Literary Terrace sentimos a nuestro alrededor la presencia de las grandes personalidades que han pasado por aquí antes de nosotros, como Oscar Wilde, D.H. Lawrence, Guy de Maupassant, Van Goethe y Truman Capote, quien se quedó en la propiedad durante dos años.

Uno de los destinos más fascinantes de Italia, Sicilia es la isla más grande del Mar Mediterráneo y ha sido habitada desde la prehistoria. Desde los sicanos y los fenicios hasta los Griegos, grandes civilizaciones han dejado su marca con majestuosos monumentos, sitios arqueólogos impactantes y un sin fin de sinuosas calles empedradas dentro de las pequeñas y grandes ciudades a los pies del imponente volcán Etna.

Un destino obligatorio para los amantes de la historia y la belleza, Taormina es una de las joyas de la isla de Sicilia.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorSeguro se acuerdan de mi… Jovita, la alfombra roja y un mensaje para ti de "Nuestro Hogar", Eishel
Artículo siguienteEl TAS anuló la suspensión a Irán en judo por negarse a enfrentar a Israel
Melanie Béard ha dedicado su vida a viajar el mundo y compartir sus experiencias a través de la escritura. Comenzó su carrera periodística a los doce años con una columna mensual en El Universal y hoy en día colabora en medios como Travel + Leisure, Bleu & Blanc, Mundo Ejecutivo, First Class, Radio MVS y Revista S1ngular. Ha escrito tres libros de viajes junto con Alexis y Deby Beard y co-fundó Marcas de Lujo Asociadas by American Express, un club exclusivo conformado por las marcas de lujo más importantes del país.