Diario Judío México - Cada persona lleva su propia carga, según la filosofía china toda persona tiene 89 problemas, estos los tiene que resolver en el transcurso de su existencia en la tierra. Son precisamente estos problemas y situaciones difíciles las que dan sabor y sazón a la vida. Es muy difícil querer vivir la vida de otros, cada quien tiene exactamente los medios para poder salir adelante con sus posibilidades. Por más que escuchamos problemas dolorosos de otras personas, al final del día no queremos, ni podríamos vivir con estos. Aprender a tomar todo lo bueno y lo malo de las experiencias que nos toca es una receta que no falla para poder vivir en paz con uno mismo.

Lucy y varias amigas se encontraron en un café, para platicar, una se quejaba de lo difícil que era su hijo para el estudio, de como era un irresponsable y que lo único que e gustaba es el deporte y las fiestas, donde sobresalía por sus habilidades y su físico. Lucy le comento a su amiga que gracias a dios ella no tenia ese problema con su hija, realmente no sabría como manejarlo, para ella el estudio las buenas notas y la responsabilidad era una prioridad.

Lucy tiene una hija muy dedicada al estudio, siempre se ha destacado en todas las escuelas que ha estudiado, títulos, becas, premios realmente es una persona muy preparada. Sin embargo, esta joven es que nació con una condición extraña que le impide caminar, no es paralitica pero no tiene fuerza ni sensación en las piernas; así que siempre esta en silla de ruedas.

Liza, la tercera amiga solo la escuchaba y pensaba yo nunca podría ayudar y manejar a una hija con esa enfermedad tan complicada; pensaba que preferiría mil veces tener a un hijo loco e irresponsable, después de todo eso generalmente se pasa y con el tiempo se convierten en buenos muchachos.

En la mesa estaba Sonia que escuchaba atentamente, pensaba sin decir ni una palabra; “yo estoy en medio de un divorcio espantoso, me han quitado a mis hijos no me dan dinero, sin embargo sé que mis hijos están bien y no les falta nada, son buenos, estudian bien y yo puedo trabajar y salir adelante”.

Ella se convenció y se reafirmo: “Definitivamente cada quien tiene los problemas que puede manejar, no hay nada que envidar a los demás.”

www.recetasparalavida.com

La Receta

Se lo mejor de ti

Ingredientes:

  • 3 gotitas de esencia propia
  • 1 taza de originalidad y creatividad
  • 2 cucharadas esfuerzo
  • 1 manojo de aceptación y gratitud
  • 1 propósito fuerte para la vida
  • Dedicación e iniciativa diaria

Nota del chef: La grandeza de la persona se logra solo con el trabajo personal y consiente de quererse superar diariamente.

Modo de preparación:

  1. Tu tienes lo que necesitas para se grandioso en tu entorno. Cada persona nace, en el tiempo, el lugar, la familia y las circunstancias que necesita para poder desarrollar sus capacidades y lograr una gran vida. Todo es parte del plan.
  2. Cada quien tiene su propio destino, misión y propósito.No hay que envidiar ni desear la vida de otros. En lugar de ver y comparar lo que no se tiene; es importante agradecer y valorar lo que si se quien tiene, de esta manera, crece la apreciación y el verdadero amor a la vida.
  3. Cada uno tiene que vivir bajo su propio estándar. No se trata de tener más sino de ser mejor cada día. El entorno y las situaciones de cada quien, son tan solo pruebas que se presentan para poder crecer y desarrollar el carácter y las potencialidades. Donde lo único que importa son los logros, el crecimiento y el aprendizaje.

No existen las coincidencias, ni los accidentes; lo que tienes y lo que te pasa es justamente lo que necesitas para crecer y ser mejor.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

  1. Hola:
    Siempre he pensado que “las cosas pasan por algo”, las frases de reflexión siempre han sido mi fascinación desde niña, siempre las he mencionado y he hecho alusión a ellas, desde pequeña siempre me visualice a esta edad (casi 30) como una persona madura, y podríamos decir que casi completa en todos los aspectos, no me puedo quejar, tengo (junto con mi esposo) no se si muchos o pocos logros materiales, pero todos ellos obtenidos a base de mucho esfuerzo y muy satisfactorios, salud, familia sana, trabajo, vida y 2 hermosos hijos, creo que no puedo pedir más; realmente me siento afortunada, a pesar de 9 años de casada, aún la parte de “buena relación de pareja” no había estado completa hasta ahora, a pesar de tantas diferencias entre los 2 siempre hemos tratado de que ese delgado hilo que nos une no se rompa, muchas veces hemos casi desfallecido, pero existe un gran sentimiento (tomando en cuenta de que amar es una elección y no un sentimiento) que nos une y que es el que no nos deja tirar todo a la borda, hace poco menos de 2 meses tuvimos una diferencia “bastante amplia”, entre tanto y tanto van saliendo a flote los reclamos, rencores pasados, sentimientos, heridas que ya habías creído sanadas y muchas cosas más donde se va haciendo, conforme pasa la “platica” un monstruo enorme, también salieron muchas verdades, fue la “plática”, 1 de miles que hemos tenido más maduramente, al día siguiente con la resaca de la “platica” me sentí muy desahogada, me di cuenta de que durante varios años había pedido a “gritos” (literal) lo que tanto quería y necesitaba y jamás me había escuchado mejor, hasta cuando lo dije serenamente, y jamás había escuchado tan claramente las peticiones de mi esposo (que fueron de la misma manera), fue entonces cuando comprendí que no se escucha más el que grita, si no el que habla más sereno, y ese era solo el ingrediente principal de la receta para una buena relación de pareja, me sentía tan mal conmigo misma por haber sido tan egoísta pensando durante todo este tiempo que yo era la única que hacia las cosas bien, fue tan duro darme cuenta de que yo también tenía errores y muchos y muy grandes, empecé divagar tratando de encontrar una solución y me decidí a aplicar lo de “el buen juez por su casa empieza” en una ocasión leí algo así como “la receta para ser feliz o la receta de la felicidad…necesitaba oír palabras que me hicieran sentir mejor, no suelo contar mi vida personal a detalle a menos de que sean 1 de mis 4 grandes amigas de toda la vida y aún así para decirles como me sentía tendría que contarles primero y a detalle la larga y complicada historia de 9 años atrás, solo para obtener un consejo neutral, fanática del Internet y amiguísima intima del Sr. Google, ingenuamente, buscando una ayuda que apareciera como caída del cielo (consiente de que esas cosas no se encuentran en google) escribí, “receta para ser feliz”… y como caída del cielo, no solo apareció la de ser feliz si no muchas otras más recetas que tanto necesito para realmente sentirme completa, estoy a casi un escalón del tercer piso de mi vida, el cual espero muy felizmente, ahora me doy cuenta de que apenas comienzo a lo que realmente es vivir, definitivamente Dios tiene todo planeado y no sabes como le agradezco que me haya juntado todo en este año, crecimiento en todos los aspectos, de edad, personal, sentimental, académico, espiritual, como madre; ahora sí hasta aquí, hasta hoy, viviendo el día a día me voy sintiendo completa, he comprendido que lo hecho hecho está, que son experiencias y no puedo cambiarlas, pero sigo teniendo vida para reivindicar y hacer lo que durante mucho tiempo no he hecho, puedo mirar hacia atrás y ver cuanto he, y hemos crecido, a veces todavía caigo en el mismo error, soy humana y no es justificación, estoy aprendiendo, como tu lo dijiste, a pronunciar las tres palabras más difíciles de mi vida, añadiéndole 1 más: “Perdón, me he equivocado” y no solo a pronunciarlas, si no a que sean sinceras.

    En pocas palabras mi resumida vida, no sabes cuanto bien me hace leer tus publicaciones, ahora no solo las leo y las disfruto , también las aplico…también me encanta cocinar, lo hago no muy a menudo por mi ritmo de vida, pero cuando lo hago, lo disfruto tanto, pongo tanto amor como pueda para que mi familia lo pueda sentir, ahora no solo cocino para satisfacer el estómago, también para satisfacer mi alma y mi vida…y eso si lo hago muy a menudo, aún me falla el sazón pero estoy segura de que lo lograré…

    Mil bendiciones para ti y todos los que te rodean y mil gracias por ayudarnos a ver la vida de tan distinto y lindo color.

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorFalsos Mesías
Artículo siguienteSteinitz: Tax on on hybrid, electric cars to drop
Becky Krinsky Coach de vida, conferencista, escritora y columnista ganadora de premios internacionales por sus libros de autoayuda y transformación. Licenciada en Ciencias de la Educación, con estudios en Desarrollo Humano, y Consejería. Egresada de la Anáhuac, Universidad de México. Fundadora de Recetas Para la Vida © / Recipes for Life ©. y la columna Pregúntale a Becky. Con importantes participaciones en plataformas internacionales y nacionales, en conferencias en vivo, transmisiones en la radio y segmentos de televisión semanal, con el mensaje y su concepto tan único de recetas para la vida, el cual ha servido de gran inspiración, entretenimiento y sobretodo concientización de la importancia de tomar responsabilidad para despertar el sentimiento de gratitud y aceptación ingredientes necesarios para ser feliz y vivir en plenitud. Premios y nominaciones Medalla de oro por sus columnas con el tema del éxito y la superación personal, premio José Martí, a nivel Nacional en EUA. Y medallas de plata y bronce por algunas publicaciones de temas relevantes para la comunidad hispana en el mundo. Ganadora del primer lugar en el Latín Book Award con su libro Cómo tratar con gente difícil, en la categoría de autoayuda en español. Nominada y con premio en el latín Book Award con el libro mujer actual mujer de valor, categoría temas de la mujer Reconocida y premiada con excelencia en periodismo del San Diego