Afortunadamente, el tema del a las mujeres está difundiéndose en lugares donde, hasta hace muy poco tiempo, era tabú. Dado que en sociedades de mayoría musulmana el honor de las mujeres es un valor supremo y tal honor se centra en una pureza fundada básicamente en su sexualidad, la denuncia de acosos y violaciones ha sido tradicionalmente algo impensable por el daño implícito para la propia vida de las víctimas. Si los asesinatos por “honor” son aún práctica en muchos de esos espacios, es infinitamente más difícil tomar la decisión de denunciar los abusos sexuales sufridos.

Sin embargo, en la ciudad de Ramala apareció hace poco una voz valiente dispuesta a romper con el tabú. Una joven artista llamada Yasmín Mjallise plantó en una de las aceras de la plaza Yasser Arafat con su máquina de escribir y un letrero que decía “No te calles ante el acoso”. Entre las 250 mujeres que se acercaron hubo cerca de 50 que se ofrecieron a relatar los episodios de que habían experimentado. De ahí empezó a perfilarse el proyecto de publicar un libro con los relatos de las mujeres, además de que se consiguió que el 29 de noviembre pasado se celebrara un encuentro de Mjalli con estudiantes en la universidad Al Quds de Cisjordania, donde se instó a quienes han padecido acoso a contar sus historias. El proyecto se titula No soy tu querida  y tiene planeado montar, igualmente, una exposición donde se presenten obras artísticas relacionadas con ese tema.

Si bien no se trata de la primera vez que se han lanzado campañas al respecto —ya desde hace dos años tanto en Gaza como en Cisjordania las hubo bajo el lema de No guardes silencio— la influencia de las denuncias en el ámbito internacional han empoderado a gente que en entornos más problemáticos. como es el caso de la sociedad palestina, no se atrevía a hablar. Y es que las dificultades para hacerlo han sido enormes: un vocero de la policía declaró, en una entrevista con el periódico Al-Monitor, que casos de abuso sexual son raramente reportados a la autoridad. Lo cual no es de extrañar cuando el Código Penal vigente, que data de 1960, no reconoce al abuso sexual como crimen. Por lo tanto, uno de los objetivos de la campaña emprendida por Mjalli es el de promover el cambio en la ley, a pesar de las reticencias que al respecto ha mostrado la autoridad.

No cabe duda que la sola apertura del tema del acoso es ya, en ese contexto, un importantísimo paso para el combate de esas prácticas abusadoras. Sobre todo por tratarse de sociedades en las que la tradición y la religión han sido utilizadas para ignorarlas y dejarlas impunes, pasando por alto el enorme daño emocional y social que producen. Afortunadamente, están apareciendo aquí y allá, en entornos musulmanes, iniciativas como la aquí descrita, que constituyen un punto de arranque a fin de empezar a combatir esa lacra social.

Como ejemplo, cabe mencionar una innovación tecnológica que apunta al mismo fin: se trata de una nueva app creada en Egipto y destinada para que las mujeres, mediante ella, puedan recibir ayuda al percibir el riesgo de un ataque de esa naturaleza. Pero es claro que todos esos avances no serán capaces de solucionar de una manera más radical el problema, porque, a fin de cuentas, se trata de un tema en el que sólo una formación educativa centrada en la igualdad de género, que rompa con añejos prejuicios y genere tanto en hombres como en mujeres una mentalidad diferente, podrá poner fin a esas nefastas prácticas que durante siglos han sido, desgraciadamente, la norma, como si se tratara de una “ley natural”.

FuenteExcélsior

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorSalomón Chertorivski dialoga con integrantes de la nueva izquierda
Artículo siguienteNoruega limitará la financiación a las ONG que promuevan el Boicot a Israel
Licenciada en Sociología egresada de la UNAM (1980), con estudios de maestría en Sociología en la UNAM y con especialización en Estudios Judaicos en la Universidad Iberoamericana. (1982-1985) Fue docente en la ENEP Acatlán, UNAM durante 10 años (1984-1994). Actualmente es profesora en diversas instituciones educativas privadas, judías y no judías.De 1983 a 1986 fue colaboradora semanal del periódico "El Nacional" tratando asuntos del Oriente Medio.Desde 1986 hasta la fecha es editorialista semanal en el periódico Excélsior donde trata asuntos internacionales.Es comentarista sobre asuntos del Medio Oriente en medios de comunicación electrónica.Publicaciones:"Los orígenes del sindicalismo ferrocarrilero". Ediciones El Caballito S.A., México, 1982.En coautoría con Golde Cukier, "Panorama del Medio Oriente Contemporáneo". Editorial Nugali, México, 1988.Formó parte del equipo de investigación y redacción del libro documental "Imágenes de un encuentro. La presencia judía en México en la primera mitad del siglo XX" publicado por la UNAM, Tribuna Israelita y Multibanco Mercantil, México, 1992.Coautora de "Humanismo y cultura judía". Editado por UNAM y Tribuna Israelita. José Gordon, coordinador. México, 1999.Coordinadora editorial de El rostro de la verdad. Testimonios de sobrevivientes del Holocausto en México. Ed. Memoria y Tolerancia, México, 2002.Redactora de la entrada sobre "Antisemitismo en México" en Antisemitism: A Historical Encyclopedia of Prejudice and Persecution". Ed. ABC CLIO, Chicago University, 2005."Presencia judía en Iberoamérica", en El judaísmo en Iberoamérica. Edición de Reyes Mate y Ricardo Forster. EIR 06 Enciclopedia Iberoamericana de Religiones. Editorial Trotta. , Madrid, 2007.Artículos diversos en revistas de circulación nacional e internacional.