Diario Judío México - Fui estudiante como oyente en la Universidad de las Américas por algún tiempo…
Un maestro al que mucho le aprendí fue Marco Ávila.
Todavía resuena en mis oídos una frase para mí indeleble:
“El único camino para que un hombre se salve es que sepa comprometerse”…
“Que tenga capacidad de compromiso”.
La afirmación fue hecha y subrayada de energía, de parte del maestro.

Lo pensé varias veces y por algún tiempo… Me pareció congruente; hoy pienso que es piedra de toque para poder vivir con dignidad.
Esa dignidad que solo los seres humanos podemos desarrollar…

Han pasado los años y cada vez que en mi camino me encuentro ante una encrucijada sin saber con certeza que camino tomar, la frase del maestro Ávila viene a mí.
Trato de aplicarla, tomo entonces el camino que la razón mi razón me indica, tratando de vacilar lo menos posible.

Debo decir que no siempre la elección es favorable, sino todo lo contrario fallé…
Es entonces cuando se hacen presentes las circunstancias adversas, desconocidas, frustrantes, a veces dolorosas…

Es entonces cuando en mi ser todo empieza a luchar para enderezar el camino, replantear nuevamente la ruta…. Volver a empezar…
Todo mi ser se despierta, se tensa, crece, vuelvo a empezar en este caso ya, con la verdad de mi lado.

Otro maestro que enriqueció mi vida fue Juan de Dios Legorreta de el anoto para finalizar:
LA VIDA ES UN EXPERIMENTO SIN FIN.
LA SABIDURIA ES EL FONDO DEL EXPERIMENTO.
LA FE ES EL ESPIRITU DEL EXPERIMENTO.
EL CARÁCTER ES EL RESULTADO SUBJETIVO DEL EXPERIMENTO.
EL ÉXITO MATERIAL ES EL RESULTADO OBJETIVO.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorCarta dirigida a los de la CNTE (¿no que muy machitos?)
Artículo siguienteNadia, 4ta. Parte
Industrial y asesor en materia de seguros y fianzas, inicia su actividad periodística hace siete años, principalmente en periódicos y revistas comunitarias judías y en el periódico El Asegurador, en su sección "Vivir seguros".