Diario Judío México - Construida en el año 794 siguiendo el modelo de las capitales de la antigua China, Kyoto sirvió como capital imperial de Japón durante más de 1,000 años hasta 1868. Debido a su valor histórico y cultural, la ciudad fue eliminada de la lista de ciudades objetivo por la bomba atómica y escapó de los ataques aéreos durante la Segunda Guerra Mundial, lo que resultó en la supervivencia de innumerables templos, santuarios impresionantes y otras estructuras históricamente invaluables. Kyoto ahora cuenta con una impresionante colección de sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO que ilustran el desarrollo de la arquitectura de madera japonesa y el arte de los jardines japoneses.

Considerada como la capital cultural de Japón, Kyoto es uno de los principales destinos turísticos del país entre los turistas nacionales y, cada vez más, internacionales. La ciudad, que es significativamente más compacta que la capital, también es famosa por ser la cuna de tradiciones culturales como la ceremonia del té y la organización de flores, así como por los artesanos más venerados del país.

En el corazón de esta histórica ciudad se encuentra un hotel que es mucho más un hotel. Ritz Carlton Kyoto, como la ciudad en la que se encuentra, es magníficamente bello, pero es mucho más. Ritz Carlton un estilo de vida, una forma de ver el mundo, es un lugar que te entra en las venas y forma por siempre una parte de tu ser.

Hospedarse en el maravilloso Ritz Carlton Kyoto sobrepasa toda expectativa de lo qué es un hotel de lujo. Aquí el mundo parece girar a nuestro alrededor; cada instante es una oportunidad para agasajarnos, para anticiparse a nuestras necesidades y cumplir nuestros deseos.

Desde el momento en que entramos al Ritz-Carlton Kyoto, nos sentimos envuelto en un mar de calma y tranquilidad que nos hace olvidar que estamos en medio del ajetreo y el bullicio de una ciudad con 1,5 millones de habitantes. Los jardines de roca zen (karesansui) y las características del agua, incluida una cascada de cuatro pisos, están ubicados en el corazón del hotel y son nuestra primera impresión del hotel a nuestra llegada. Complementados por una serie de pasarelas y puentes, estos elementos al aire libre crean un ambiente sereno e hipnótico.

El Ritz-Carlton Kyoto rinde homenaje al rico patrimonio cultural de la ciudad, mientras que mantiene un nivel de lujo y servicio acorde con un hotel de 5 estrellas. El concepto de diseño del centro de la ciudad se basa en cinco palabras y sentimientos clave: Utage (Festivo), Seido (serenidad y movimiento), Miyabi (elegancia), Hana (espléndor) y Nagomi (armonía). Los interiores del hotel incluyen motivos estampados creados por artesanos locales, así como jardines zen y elementos acuáticos.

La experiencia gastronómica en el hotel es una de placer puro, donde la excelencia y el buen gusto nos acompañan a través de maravillosas cenas de deliciosa comida típica japonesa. En este paraíso terrenal podemos degustar de todos los tipos de platillos de Japón; desde comida Kaiseki, Teppan, hasta Tempura y Sushi. Expertos chefs con dedicación, pasión y talento nos muestran lo mejor de la cocina tradicional de su país en Mizuki, un espacio gastronómico de exquisita elegancia y belleza.

No hay comentarios

Leave a Reply

Artículo anteriorLos Ijos De Sefarad
Artículo siguienteCastrillo Mota de Judíos recibe 50.000 euros de la Junta para el centro de la cultura sefardí

Alexis estudia Comunicación en la Universidad Iberoamericana, estudió

6 meses en Lille, Francia y en Salzburgo. Ha viajado por el mundo y habla cinco idiomas. Actualmente está en el proceso de edición y publicación de su novela de ciencia ficción. Siempre ha tenido gran interés por la ciencia y se ha incursionado en lecturas y conferencias sobre el tema.