Diario Judío México - Carta de respuesta a la columna: “Orbán en Hungría: COVID-19 le cayó como anillo al dedo

Pese a respetar completamente la libertad de expresión y la independencia de los periodistas, no puedo dejar sin respuesta la columna del 6 de abril de su colaboradora, Sra. Esther Shabot (originalmente publicada el 4 de abril en el diario Excelsior), porque la misma no contiene sólo errores de hecho sino graves afirmaciones y acusaciones falsas sobre mi país y del gobierno húngaro. En cuanto a las medidas húngaras para combatir la pandemia COVID-19, es importante resaltar que el gobierno, desde luego, como en ninguna democracia, no goza de un poder ilimitado ni siquiera en esta situación de emergencia. Su trabajo está bajo el control de la Asamblea Nacional que sigue funcionando normalmente. Además del Parlamento democráticamente elegido en 2018, el Corte Constitucional también vigila la actividad del ejecutivo. En virtud de la criticada ley No. 12 de 2020 el gobierno puede ejercer sus facultades ampliadas solamente “para prevenir, tratar y acabar la pandemia, así como para prevenir y eliminar sus efectos negativos”. Es más, el gobierno está obligado a informar a la Asamblea de manera regular que en cualquier momento puede revocar la autorización.

La información proporcionada acerca de la difusión de noticias falsas tampoco corresponde con la realidad puesto que -según la enmienda de la ley correspondiente- se puede castigar con una pena de prisión de 1 a 5 años sólo aquellos que deliberadamente difundan noticias falsas. Insisto, nadie quiere limitar la libertad de expresión y la crítica, pero efectivamente se quiere hacer responsables aquellos que intencionadamente generan pánico entre la población que severamente puede obstaculizar la lucha contra la pandemia.

Más allá de la falta de precisión y rigor en el tema del combate contra el , el escrito contiene acusaciones aún más graves sobre el gobierno húngaro y el Primer Ministro, , tildando de racistas/xenófobos y antisemitas sus medidas que rotundamente desmiento y rechazo. Cómo puede ser xenófobo un país que -en el marco de un programa de becas establecido de este gobierno- cada año otorga aproximadamente 2 mil millones de pesos (30 mil millones de florines húngaros) para que muchos miles de estudiantes, de distintas partes del mundo (actualmente de 69 países) y de distinta religión, cultura y nacionalidad, estudien en ? Cómo puede ser antisemita un gobierno entre cuyos principales aliados figura ? Cómo puede ser antisemita un gobierno cuyo Primer Ministro, personalmente hizo una visita al Campo de Concentración de Auschwitz, el pasado 27 de enero de 2020, para conmemorar el 75 aniversario de la liberación del mismo y para encender una vela en memoria de las víctimas?

El periodismo es una labor seria y responsable. El apego a los hechos y el riguroso estudio y evaluación de los sucesos son ahora, en estos tiempos tensos y críticos, más importantes que nunca.

Zoltán Németh
Embajador de en

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.