Estimado Miguel:

Te escribo mi carta semanal con mucho dolor y mucha tristeza.

No puedo creer todas las idioteces que cometiste en cuatro minutos.

De verdad que no son para creerse.

Una persona con tu experiencia y trayectoria, golpeando a un periodista porque no soportabas sus críticas burlonas, es una situación difícil de creer.

¿Por qué y para qué te calentaste? ¿Por qué no lo dejaste pasar?

¿Por qué discutiste tu odio a Christian y a los comentaristas de TV Azteca enfrente de tu hija pequeña? ¿No pensaste cuál sería su reacción?

No me digas que no, porque no te creería.

¿Crees que tu hija hizo bien al soltarle una cachetada a Luis García? Por supuesto que todos sabemos que no.

Pero lo que sigo sin poder entender, fue tu reacción tan infantil a tus cuarenta y siete años.

Fue una escena de niños de secundaria peleándose por la novia.

Y sigo: ¿No te habías dado cuenta que estabas en la cuerda floja? ¿No te habías dado cuenta que aunque ganaste la Copa Oro no dejaste a nadie satisfecho?

¿No te diste cuenta que jugaron pésimo? ¿Que hicimos el ridículo contra Guatemala, Costa Rica y Panamá?

Repito: Guatemala, Costa Rica y Panamá.

Y no me salgas con la letanía de que el ya es parejo en nuestra porquería de zona de Concacaf porque te juro Miguel, que no es cierto.

Estoy de acuerdo en que se han acortado las distancias, pero hacer el ridículo como lo hicimos en la Copa América y Copa Oro, no tiene explicación.

En fin Miguel, ya pasó y ya te quedaste sin chamba.

Aunque de una cosa sí estoy seguro: Que eres un muy buen entrenador, eres carismático y que eres un triunfador.

Pero también, que te comportas como niño. Tu mecha la tienes muy corta y siempre te ha creado problemas.

Sé que antes que termine este torneo vas a volver a entrenar. Sé que vas a hacer un gran papel. Y también sé que este problema se nos va a olvidar y que la afición te va a perdonar.

Mientras tanto, te recomiendo como amigo, busca a una persona que te ayude a resolver tu problema.

Eso te va a ayudar.

Y en relación a mis amigos y compañeros Christian, Luis y Jorge, no los odies porque son de la “competencia”. Son muy buenos comentaristas que se han adecuado a la modernidad de la narración del siglo veintiuno. Son excelentes seres humanos y entretienen mucho a sus televidentes.

Aprende a respetar a la prensa y sobre todo, a respetar la libertad de expresión. Es la consecuencia que los personajes públicos tienen que soportar cuando son expuestos a los medios de comunicación.

Miguel querido:

Te deseo una profunda reflexión y te deseo una pronta recuperación anímica. Y como epílogo a esta carta, te comentaré una estadística que me enseñaron en el IPADE:

Un error, elimina tus últimos doce aciertos.

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLas bases del poder
Artículo siguienteAficionados en Bulgaria invaden cancha para agredir a jugadores del Ashdod de Israel
Carlos Alazraki Grossmann, nacido en 1949 en la Ciudad de México, es uno de los más destacados publicistas de México. Es el fundador, presidente y CEO de la galardonada agencia de publicidad Alazraki & Asociados y el presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Publicidad (AMAP). Es también el hijo del director de cine Benito Alazraki y yerno del finado Samy Yeroham (propietario de Topeka).Alazraki estudió Ciencias de la Información y Técnicas en la Universidad Iberoamericana (UIA). Comenzó su carrera en los Estados Unidos con las agencias Hal Greenfader, Publicis Romero y JWT, más tarde lo despidieron. A continuación, se trasladó a España para trabajar en Televisión Ibérica, donde intentó hacer 13 shows de televisión y una película con su padre, Benito Alazraki. De regreso a México, trabajó para Telesistema Mexicano (ahora Televisa), con Luis de Llano Sor, y después de una fusión se formó Televisa, todos los de su equipo fueron despedidos a excepción de él y Adolfo Rodríguez.Trabajó en el éxito de las campañas de Carlos Hank, Luis Donaldo Colosio, Ernesto Zedillo y Roberto Madrazo en el PRI primarias. Él creó las consignas "Bienestar para tu familia" (por Zedillo en 1994) y "Dale un Madrazo al dedazo" (por Madrazo en 2000, este último eslogan es un divertido juego de palabras utilizando el apellido del candidato "Madrazo" que, dentro de un contexto distinto, es una palabra fuerte y fácil de recordar en español. Esta característica graciosa fue de suficiente interés para la comercialización como el uso de un eslogan de la campaña).En 2003 logró la imagen pública del PRI y en las elecciones de ese año, esa parte dominada por el Congreso. En 2005, Alazraki sustituyó a Roberto Gaudelli la gestión de la imagen de Roberto Madrazo para las elecciones presidenciales de 2006. Desde entonces, la imagen de Madrazo ha mejorado en medio de escándalos políticos como el desafuero que han dañado la imagen del Partido Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática, respectivamente.Además de la gestión de la imagen de Madrazo, la agencia Alazraki ha logrado la imagen de Sanborns de 15 años, Telmex y la Sección Amarilla (páginas amarillas en México) de 12 años, Posadas y cerveza Victoria durante ocho años y Comex de diez años. Alazraki está trabajando en proyectos de televisión para Canal 40. En 1996 produjo la película "Directamente al cielo". En 2005 se unió a la campaña de Madrazo para las elecciones presidenciales de 2006, al final de las primarias del PRI la sustitución de Roberto Gaudelli.También ha sido el juez para el FIAP de Buenos Aires (1991) y The New York Festival (1995, también un consejero). Ha sido miembro de la publicidad del Salón de la Fama desde 1991 y en 2003 fue nombrado uno de los 300 líderes más influyentes en México.