Diario Judío México - Estaba por empezar a escribir que se siente ser musulmán en ,se puede decir que uno llega a motivarse por eventos como el de la inauguración de la Mezquita de Palermo “la mas grande de América Latina”.

En realidad hace mucho tiempo que tenía ganas de escribir sobre este tema,que nosotros los argentinos ni nos damos cuenta,de qué?,de que existen miles de argentinos de credos diferentes y no estoy hablando de pseudo religiones sino de tradiciones “reales” y por real no digo verdadero sino que digo realeza.

Una de ellas es el Islam obvio que si comienzo diciendo que se siente ser musulmán en es que me iba a referir al Islam.

Esta tradición o doctrina que parece tan extraña a los ojos de occidente,aparte de ser milenaria y reconocida,al margen de practicarla miles de millones de personas en el mundo,y lo mas significativo aún hablando de esta en nuestro país,es que los argentinos llevamos conviviendo mas de cien años con el Islam.

Quien no conoce al “Turquito” de la esquina,ese,si ese que tiene la tiendita o el almacén,cuantas veces lo hemos visto leyendo un libro de atrás para adelante con caracteres a nuestros ojos desconocidos? Y encima lo leía cantando,cuantas veces lo hemos invitado con algo de tomar y el se negaba repetidamente,y nosotros sin saber por qué,creyendo un desprecio,pero no, al cabo de preguntar nos decía que estaba ayunando,que estaba qué?.

Si ayunando,y nosotros no entendíamos que era eso pero al fin y al cabo no nos molestaba,lógico éramos amigos y a los amigos se los banca como son.

Ahora ¿qué pasó con aquel “turquito”,de golpe en unas décadas se volvió malo?,¿se volvió fanático?,¿es terrorista?.

¿De que nos enfermaron a los argentinos,para convertirnos en esto de ahora?.

¿Qué es esto de ahora? Y bueno voy a tratar de explicar.

Antes vivían en conventillos,el “tano” en la piecita de adelante,el “gallego” era el dueño del lugar,el “ruso”,si ese que era sastre, ocupaba la piecita de arriba,y el “turco” la del fondo.

Todos y cada uno de ellos laburaban con ganas,volvían cansados y tenían menos comodidades que ahora, y que eran? Eran felices,sacrificados,cansados, sufridos,pero felices y en esos lugares reinaba la concordia,la solidaridad,la vecindad.

Era el reflejo de la generosa, la que abría los brazos de par en par,para recibir a quien quisiera habitar esta noble tierra,y ganarse el pan con el sudor de su frente.

Puede ser una cita bíblica,del viejo o nuevo testamento y también se la puede encontrar en el Corán.

Que quiero decir con esto?,quiero decir,que cada uno con su credo era respetado ;por su persona y por su credo.

Queremos ser libres,pero no somos libres a veces de tener culturas diferentes,porque?,porque el egoísmo reina en nosotros,siempre pensando en que lo nuestro es mejor,y si no es lo nuestro,no es nada.

En vez de pensar que lo nuestro es bueno,y conozcamos lo otro para opinar,quizás sea igual de bueno.

Pero en este mundo de hoy,nos empujan a la ignorancia,a tocar de oído,y no profundizar nuestro aprendizaje,no sea cosa que nos demos cuenta y le podamos aguar la fiesta de unos pocos,que nos dividen para reinar.

Nos han partido,nos quebraron en nuestra independencia de vida,en tener los amigos que queramos y no los que nos imponen.

Y ahora les voy a contar lo que es sentirse musulmán en la de hoy,siendo argentino.

Es sentirse vigilado,sospechado,raro,es sentirse muchas veces discriminado,a pesar de que el pueblo sienta diferente a esto que les digo con respecto a los musulmanes.Pero el poder es mas fuerte y a fuerza de bombardear con falsas o interesadas noticias,el pueblo cae en su trampa,entonces ahora en vez de escuchar “turco mercachifle o vende beineta” se escucha turco tirabombas o terrorista.

Y duele,mucho duele,uno se acostumbra,pero siente que igualmente la herida no cicatriza del todo.

Que otra cosa que trabajar,compartir,rezar,ayunar,hemos hecho en nuestro país los musulmanes?.

Hemos llegado al punto,que muchos de esos musulmanes,no lo fueron mas, de tanto adaptarse y mimetizarse con nuestra tierra.

Pero siempre reina la esperanza,la esperanza de que con esta nueva casa de Dios que se abre en nuestro país,sirva para aprender mas los unos de los otros,y quizás,solo quizás los musulmanes volvamos a ser cuando nos conozcan, aquellos amigos entrañables, generosos y hospitalarios de la esquina de mi casa.

Fuente: http://www.digislam.com.ar/articulos/article01.htm

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.