Con su libro Pindonga (Sinceramente) bajo el brazo Cristina sigue recorriendo el país haciendo campaña; el 26/7 en San Juan trajo a la memoria de los argentinos el trístemente conocido La Razón de mi Vida, escrito por Eva Perón que por Ley 14126 y dto.2915/52 fue impuesto como de lectura obligatoria en las escuelas primarias y secundarias de todo el país.
CFK siempre deseó ser la segunda Evita y mantiene una vieja costumbre: el ataque y persecución a los periodistas no obsecuentes que trabajan en los distintos medios. Entre 1946 y 1955 tanto Evita como Perón y la colaboración de Apold expulsaron a cientos de opositores de sus trabajos que debieron abandonar el país, como ser: L.Lamarque, M.R.Gallo, A.Oliver, O.Pugliese, L.Vehil, las hermanas Singerman, A.Yupanqui, A.Piazzolla, A.Bonardo y muchos más.
Además en esa época violenta se encarceló a muchos políticos que no se sometieron como Balbín, Ghioldi, Reyes, Larralde y se cometió el primer crimen ligado a la : en Rosario el 17/6/55, la del Dr. Juan Ingalinella (sin culpables).
Cuando escuchamos a Alberto F. adular a la que hasta días atrás insultó y denostó, agraviar y amenazar a periodistas o medios sin mantener una actitud digna de un candidato a presidente. Cuando un sindicalista como Biró, bruto, ignorante y prepotente dice concientemente exabruptos y amenaza e incita a voltear al Presidente de la Nación.
Cuando un descerebrado como el actor Rizzo manifiesta por los medios audiovisuales que habría que echar a Macri ya mismo; cuando un Aníbal F. lleno de odio y furia porque de ser jefe de gabinete de CFK, de tener enorme poder pasa a ser candidato a concejal en Pinamar y aconseja a la gobernadora Vidal que deje a sus hijos al cuidado de Barreda (famoso femicida que asesinó a su mujer, sus 2 hijas y su suegra a escopetazos).
Cuando todo esto y mucho más sucede al amparo de la campaña electoral del Frente de Todos, en tanto cierto sector del periodismo que tiene nombre y apellido (Mauro, Brancatelli, Duggan, Iúdica, Rial, Morales,  Sylvestre y más) permanecen en silencio o miran para otro lado, a los que tenemos memoria se nos revuelven las tripas de solo pensar en el retorno de un gobierno de pensamiento único con antecedentes fascistas como tenía su creador y mentor.
A los que hablan por demás les cabe estas palabras de Abraham Lincoln: “Hay momentos en la vida de todo político, en que lo mejor que puede hacer es no despegar los labios”.  A los demás lean lo que dijo Martin Luther King: “La violencia crea más problemas sociales que los que resuelve”.
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorPasos para ser feliz
Artículo siguienteLos judios y los refugiados venezolanos
Nací el 9 de marzo de 1942 en Buenos Aires, Argentina. Tengo educación secundaria y algunos años de Derecho pero por razones de tiempo dejé para casarme y trabajar en una industria química de mi familia política desde 1964 hasta el 2001, comenzando en el sector costos hasta ser director financiero-administrativo de la empresa, que en aquel momento tenía 3 plantas y unos 300 dependientes. Mi esposa Irene es Profesora Nacional de Artes Visuales, es artista plástica y estudió entre otros con Urruchúa, Castagnino, Schurjin, Pujía, etc. Tenemos 2 hijos Juana Elizabeth, Abogada y con una Maestría en Derecho Internacional Público, radicada y ciudadana canadiense desde el 2002, casada y que nos dio una hermosa nieta de 7 años. Nuestro hijo varón se radicó en México D.F. también el 2002, montó una empresa que se dedica a la venta de aceros para la construcción de la cual es Gerente Comercial, soltero, 44 años. Mi suegra, fallecida en el 2006, fue escritora de cuentos y poemas, con muchos libros publicados y premios en distintos países, incluyendo el Fernando Jeno a la Poesía en México en 1979; sus libros figuran en diversas bibliotecas, incluyendo la del Congreso de EE.UU. Mis hijos siendo pequeños obtuvieron menciones y premios en el famoso Concurso Shankar de pintura, en la India y algunas de sus obras ilustraron libros de poemas de la abuela materna Arminda Ralesky. De esta mujer el Maestro Jacobo Ficher compuso una obra para coro y orquesta del poema Kadish Laico y además algunos de sus poemas formaron parte del repertorio de Berta Singerma. Yo soy socio vitalicio de la Sociedad Hebraica Argentina desde 1979 y fui parte del Consejo Directivo y del Consejo Consultivo en varios períodos. Siempre me interesó la política seria y desde hace unos años escribo a los diarios como una forma de participación activa.