Diario Judío México - Tel-Aviv: en la oficina del Seguro Social

Tan pronto me jubilé, me dirigí a las oficinas del Seguro Social para solicitar mis beneficios.

La dama que estaba allí atendiendo al frente en el primer escritorio me pidió mi partida. Lo siento mucho -le dije- olvidé mi cartera, así que tendré que ir a mi casa de nuevo más tarde.

La mujer me miró y, al cabo de un minuto, me dijo:

– Desabróchese la camisa.

Así que me desabroché la camisa, mostrando mi canoso y grisáceo pelo en el pecho.

– Su pelo gris y canoso es prueba suficiente para mí, me dijo la dama, al tiempo en que seguía con los trámites de mi solicitud.

Cuando regresé a mi casa, le conté a mi mujer, muy excitado, lo sucedido en las oficinas del Seguro Social.

A lo que mi esposa respondió:

– Moishe, entonces te hubieses bajado, mejor, los pantalones. Probablemente hubieses conseguido también los beneficios por incapacidad

>>>>><<<<<

Ariel estaba ansioso por participar en una obra de teatro que estaban montando en Hebraica. Hizo su solicitud y luego de una audición le dieron el papel.

Fue a su casa muy emocionado a darle la nueva a su mamá.

– Te felicito, sheine punem, le dijo su mamá. ¿Qué papel te dieron?

– Bueno, es una obra de Sholem Aleijem. Voy a hacer el papel de un marido judío.

– Regresa de inmediato al Colegio, contestó la mamá, y que te den un papel donde por lo menos puedas hablar.

>>>>><<<<<

¿Sabes que mi hijito ya graduó y abrió consultorio?

Yo recomienda tu hagas un chekap con él.

– ¿Quién necesita chekap? Yo siento muy boine.

– No estés tan seguro. Mi hijito el dokter es taaan boino que te aseguro que algo te va a encontrar.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorHumor judío
Artículo siguienteVisita de la Bnai Brith con el presidente Felipe Calderón
Mexicana por nacimiento, desde su niñez ha estado cerca de personas e instituciones dedicadas al arte y cultura, efectuando estudios en Florencia y complementándolos en escuelas mexicanas de pintura y escultura. Ha trabajado en varias galerías, incluyendo la del CDI y ha sido maestra de pintura y artes plásticas para niños. Ha participado en más de 50 exposiciones colectivas y otras individuales en México e Israel. Su obra se ha publicado en diversos calendarios, revistas y periódicos, siendo colaboradora de "Foro" desde 2006, aportando otra faceta de su actividad mediante chistes judíos.