Diario Judío México - Tel-Aviv: en la oficina del Seguro Social

Tan pronto me jubilé, me dirigí a las oficinas del Seguro Social para solicitar mis beneficios.

La dama que estaba allí atendiendo al frente en el primer escritorio me pidió mi partida. Lo siento mucho -le dije- olvidé mi cartera, así que tendré que ir a mi casa de nuevo más tarde.

La mujer me miró y, al cabo de un minuto, me dijo:

– Desabróchese la camisa.

Así que me desabroché la camisa, mostrando mi canoso y grisáceo pelo en el pecho.

– Su pelo gris y canoso es prueba suficiente para mí, me dijo la dama, al tiempo en que seguía con los trámites de mi solicitud.

Cuando regresé a mi casa, le conté a mi mujer, muy excitado, lo sucedido en las oficinas del Seguro Social.

A lo que mi esposa respondió:

– Moishe, entonces te hubieses bajado, mejor, los pantalones. Probablemente hubieses conseguido también los beneficios por incapacidad

>>>>><<<<<

Ariel estaba ansioso por participar en una obra de teatro que estaban montando en Hebraica. Hizo su solicitud y luego de una audición le dieron el papel.

Fue a su casa muy emocionado a darle la nueva a su mamá.

– Te felicito, sheine punem, le dijo su mamá. ¿Qué papel te dieron?

– Bueno, es una obra de Sholem Aleijem. Voy a hacer el papel de un marido judío.

– Regresa de inmediato al Colegio, contestó la mamá, y que te den un papel donde por lo menos puedas hablar.

>>>>><<<<<

¿Sabes que mi hijito ya graduó y abrió consultorio?

Yo recomienda tu hagas un chekap con él.

– ¿Quién necesita chekap? Yo siento muy boine.

– No estés tan seguro. Mi hijito el dokter es taaan boino que te aseguro que algo te va a encontrar.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorHumor judío
Artículo siguienteVisita de la Bnai Brith con el presidente Felipe Calderón
Mexicana por nacimiento, desde su niñez ha estado cerca de personas e instituciones dedicadas al arte y cultura, efectuando estudios en Florencia y complementándolos en escuelas mexicanas de pintura y escultura. Ha trabajado en varias galerías, incluyendo la del CDI y ha sido maestra de pintura y artes plásticas para niños. Ha participado en más de 50 exposiciones colectivas y otras individuales en México e Israel. Su obra se ha publicado en diversos calendarios, revistas y periódicos, siendo colaboradora de "Foro" desde 2006, aportando otra faceta de su actividad mediante chistes judíos.