– ¡¡ ¿Segunda Entrega? !!

– ¡Avade!

“Chistes de Capeucitale” y De loro triple XXX” ¡¡inventé yo!! oy oy oy…
Los otros…reformé…A bisale…

– Shloime, voy hasta casa de vecina por un minuto. ¿Podés revolverme sopa que puse en “foigo”, cada media hora?

avade por supuesto
a bisale un poco

teloncito

Caperucitale Roite va a visitar a su abuelita- como ya sabemos- de memoria. Pero señor Lobo “moishe” se adelantó. Y sabemos que hizo.
Al ver a “la abuelita” Caperucitale le dice:
– Abuelita: ¡Qué ojos grandes tenés!
– ¡Para verte mejor! ¡Sheine meidele!
– Abuelita: ¡Qué nariz grande tenés!
– A esta edad…Cirugía plástica: ¡ya no vale la pena hacer!
– Abuelita: ¡Qué boca grande tenés!
– ¡Basta! Si viniste a criticar…¡Andáte!

Roite roja
sheine meidele- linda nena

teloncito

Un matrimonio de gauchos judíos viene a la Capital para ver doctor ¡idishe él también!
Facultativo indica a esposo, se ponga supositorio en el recto.
Al salir del consultorio, esposo preocupado pregunta a su mujer:
– Yentale ¿dónde dijo había que poner “supositorio”?
– ¿Yo sé? Vamos a entrar y preguntar.
– ¡No! ¡Se va a enojar!
– Perdone, doctor ¿Dónde dijo hay que poner “supositorio”?
– En el ano.
– Ahh…Muchas gracias.
– Yentale- ¿Vos entendiste dónde hay que hay que poner?
– ¡No! Hay que volver a preguntar.
– Oy oy…¡Se va a enojar…!
– Disculpe, doctor ¿Dónde fue que dijo hay que colocar
supositorio?
– ¡¡ EN EL TUJES !!
– ¿¡VISTE, YENTALE!? ¡TE LO DIJE! ¡SE ENOJÓ!

idishe dialecto- idioma – de judío/s
tujes trasero/traste

teloncito

En antigua época de romanos y “macabra diversión” en lanzar personas a luchar con leones de consabido final, un judío norteamericano, aguardaba su turno para enfrentar león y muerte irreversible.
Al llegarle su turno: nuestro “moishe” ni un paso en la arena dio.
El león se lanzó desaforado hacia él. Hombre lo detuvo con su mano en alto y le hizo una seña. Le dijo algo al oído al león, el cual se dio media vuelta sin tocarle ni un sólo pelo y se fue.
Los demás hombres que aguardaban su triste final le preguntaron locos de curiosidad: “¿Qué le dijiste al león?- a lo que el judío les respondió: “Qué después de la “comida”…¡¡Venía el “speech”!!

speech discurso

teloncito

– ¿No te preocupa hablar tan mal el castellano?
– ¿Mmmm…?
– Tenés razón. No te hace falta. Y hablando de otro tema ¡lindo
anillo llevás! ¿es diamante?
– ¡No! Es “di marido”

teloncito

Un gaucho judío que aún no ha casado, de paseo por la Capital, se detiene ante una “Lorería”- léase: tienda dónde se venden loros-
Sólo uno, a la venta hay.
Señor gaucho judío de nombre “Gurnisht” resuelve comprarlo.
– No puedo venderle ese loro, señor- vendedor le dice
– ¿Por qué, no?- señor gaucho Gurnish, pregunta
– Hágame caso. Ese loro es un ¡dibbuk! Su apetito sexual es inagotable.
– En campo, se le va a pasar- Gurnisht rió- Allá, sólo soy yo, ovejas, cabritas, gallinas y caballo. ¡Lo llevo!
Gurnisht instaló loro en palito al aire libre y fue de larga jornada en tareas de campo.
Al volver, encontró a loro “cabalgando” oveja. Furioso: maldijo y agarró loro delincuente y ató a palo con cadena.
Día siguiente, dio pena dejarlo aprisionado y liberó. Pero advirtió a plumífero se portara como menchn.

A su regreso, encontró a loro descarriado, haciendo de las suyas con ¡gallina bataraza! Lleno de furia, agarró loro pornográfico y decidió enviar a Ieshivá para reformarlo.

Seis meses después, recogió loro triple XXX, de Centro de Estudios.
Aliviado se fue de tareas habituales.
Cual no sería su asombro al volver y encontrarle en plena ceremonia nupcial ¡casándose con oveja, cabrita, gallina, paloma mensajera y avestruz que andaba de paso! frente a rebe.
– ¡¿Qué hacés, loro tzedreite?!

– ¡Que para “pasarla bien”- hay que casarse-¡Entonces…¡Eso hago!- loro respondió
– ¡Religión no permite casamiento con varias a la vez! ¿Dónde conseguiste rabino azá hereje?
– ¡En Instituto de Ciegos! ¡Potz!

 

Gurnisht despectivo: nada (aquí: jgo. de palabras)
dibbuk demonio
menchn hombre/no figurativo: “ser gente”
Ieshivá Centro de estudios donde se forman Rabinos
rebe rabino
tzedreite loco
azá tan
Potz no figurativo: idiota

teloncito final

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorAdolescencia y Autolesión
Artículo siguienteMazl Tov! Felicidades a Moisés y Yael por el nacimiento de su hija
Mirta S. Kweksilber. Escritora. Autora de los libros de Cuentos Cortos: “EL MUNDO QUE FUE” (1988) Relatos de Humor y Nostalgia de Raíz Judía. Editorial Milá, AMIA, ARGENTINA (prólogo de Jaime Barylco) y “TRES PASOS EN EL BOSQUE” (2015) Cuentos de Humor y Memoria de Evocación Judía. Editado por ©® Mirta S. Kweksilber, de “Lápiz para pintar sueños” ©® (prólogo del Periodista y Comunicador uruguayo Jaime Clara) Autora del Himno de las Voluntarias –Damas Rosadas del Hospital de Clínicas del Uruguay- música y letra En 1987 ganadora del Concurso Golda Meir Categoría “Cuento Corto” de la Federación Wizo Uruguay.