Diario Judío México - La semana pasada uno de los protagonistas de los informativos de todo el mundo fue el ex espía estadounidense , que con sus gafas y juventud parecía protagonizar uno de esos juegos de ¿Dónde está Willi?, entre la terminal de Moscú y el avión presidencial boliviano. Mientras, soltaba un “bombazo informativo”: los servicios secretos de EE.UU. e estaban detrás del desarrollo del virus Stuxnet que paralizó hace unos meses el programa nuclear iraní. En la Argentina contestamos a este tipo de informaciones con la expresión “chocolate por la noticia”, que nadie sabe muy bien de dónde viene, pero sí qué significa: una obviedad, algo que todo el mundo sabía y que quien lo cuenta parece el último en enterarse. ¿Quién pensaban que había invertido tantísimo tiempo y recursos para fabricar el primer virus que afecta a la fabricación industrial? ¿Los “encaretados” de Anonymous?, ¿los genios tecnológicos de Arabia Saudí? ¿O los ganadores de un concurso de innovadores de la Unión Europea?

También llama la atención que justamente un ex trabajador de la agencia nacional americana de seguridad (un espía sin el glamour de un 007) quiera advertir al mundo sobre qué consiste la labor de la inteligencia antiterrorista: investigar por los medios que haga falta para evitar la muerte de ciudadanos. Y si los que pretenden matar se fabrican sus armas con tubos metálicos presuntamente dedicados a desagües urbanos (como en la Franja de Gaza), pues habrá que rastrear las compras de este “inocente” artículo. Y si una red yihadista utiliza para comunicarse el Facebook, lo lógico es que se acceda como sea a sus mensajes.

Los defensores de la legalidad por encima del derecho humano básico a proteger la vida están escandalizados por estas prácticas, cuando la mayoría de las informaciones sobre las mismas proceden de prácticas ilegales como Wikileaks. Por cierto, ¿recuerdan el rubor que aquellos emails provocaron en las cancillerías de todo el mundo? Bueno, no de todo el mundo: en sus correos privados, los altos responsables israelíes decían lo mismo que manifestaban en las ruedas de prensa: ¡vaya falta de diplomacia decir las verdades en público! Los defensores de la legalidad por encima de todo tampoco hacen ascos a la publicación de la “contabilidad de tendero” del tesorero de un partido (siempre que no sea el suyo), pero seguramente se sentirán ofendidos si se pincha la línea telefónica de un sospechoso, no sea que nos acusen de hacerlo por racismo e islamofobia.

Y para aquellos sorprendidos de que los EE.UU. espíe a sus “socios y aliados” europeos, sacaremos nuevamente de paseo nuestro “chocolate por la noticia” para informaros que es práctica habitual también en sentido contrario (aunque, seguramente, con bastante menos capacidad técnica). Es decir, por si alguien aún no lo ha pillado, que nuestro país espía a los EE.UU., aunque más a los socios europeos (más todavía en estos tiempos de crisis y controles, especialmente de Bruselas para arriba), y todavía más y más barato a nuestros “hermanos” latinoamericanos (destino preferente de muchas inversiones empresariales locales y que, por tanto, afectan a la “seguridad económica” nacional). Podéis creerme o esperar a que un Snowden hispano tire de la manta y os llevéis las manos a la cabeza, mientras otros con un poco de mala uva y mucha soberbia diremos aquellos de: “chocolate por la noticia”.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

Artículo anteriorAutorretratos
Artículo siguienteSaul Bellow, Escritor en Yiddish e Inglés, Premio Nobel en 1976
En 1989 empieza a desempeñar labores de redacción y traducción (Inglés, Francés y Hebreo a Español) para diversas publicaciones informáticas: PC Magazine Actual, Personal Computing, Amstrad Magazine, Redes, Sistemas, Tribuna Informática, etc.). De 1992 a 1996 es responsable de las secciones de sonido y vanguardias tecnológicas en la revista de nuevas tecnologías OnOff (Editorial Globus). Realiza proyectos de ediciones técnicas también para las editoriales VNU, Infolaser y Tecnipublicaciones. De 1994 a 1998 trabaja como corrector para temas de informática para la Editorial McGraw-Hill. En 1996 realiza traducciones técnicas para KDC y para CT. *  Desde 1995 a 1999 es Jefe de Redacción en la agencia de comunicación Aleph, encargándose de las Notas de Prensa, Comunicados y Columnas para empresas como Lotus, Autodesk, Acer Computer Ibérica, Pinnacle, BEA, etc. Entre 1999 y mayo de 2000 es nombrado Director de Servicios Especiales de la misma empresa, a cargo de los servicios de traducciones (folletos técnicos, de marketing, anuncios, etc.), boletines (LotusClub, ATC Noticias, BEA News, etc.) y clipping. TRAYECTORIA PROFESIONAL (música) Desde 1989 colabora como redactor para revistas de música (Sociedad Española de Musicología, Guitar Player, Keyboard, etc.) y generales (Avalon, Panama Jack, etc.). En 1990 funda y dirige la revista trimestral de nuevas tendencias musicales MUSICA GLOBAL (Mandala Ediciones), que funciona hasta 1995. Se encarga del apartado de música en la versión española de la enciclopedia en CD-ROM Encarta 97 de Microsoft (para Me&Ta Multimedia). De 1996 a 1999 colabora con Marketing Editorial en varios proyectos para el Club Internacional del Libro (redacción de fascículos de la colección Historia de la Música Deutsche Grammophon y fichas de la colección La Gran Música). Desde 1995 participa en el grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, como intérprete de cítola (guitarra medieval) y cantante de música judía sefardí, con los que ha actuado en España, Portugal, Marruecos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Canadá, Costa Rica, Panamá, Honduras, Croacia, Bosnia e Israel. Junto al grupo ha editado los discos “Música de las Tres Culturas” (1998), “Moradas del Corazón” (2003) y “Maimónides” (2004, todos en Pneuma Records). En 2006 forma el grupo Klezmer Sefardí (con CD del mismo nombre para Pneuma Records). TRAYECTORIA LABORAL * Desde junio de 2003 colabora desinteresadamente con la web Musicasdelmundo.org en la redacción de artículos sobre música e instrumentos del mundo. * Desde enero de 2004 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de la revista Musitec Magazine de F&G. * Desde enero de 2004 y hasta enero de 2005 colabora como traductor y redactor para la agencia de comunicación empresarial Aleph Comunicación. * Desde abril de 2001 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de las revistas DVD Total y Future Music de LarPress * Desde abril de 2001 y hasta mayo de 2003 colabora como redactor de la web de noticias de Nuevas Tecnologías de Tecnipublicaciones. * Desde junio de 2000 trabaja como traductor y redactor freelance para empresas como DyR, Prensatec, Aqua MassMedia, Aabam, Crimson, iTerracom y Premdan. Desde abril de 2007 trabaja en Radio Sefarad como director musical y desde finales del mismo año y hasta septiembre de 2011 como editor, a cargo de la creación y puesta en marcha de nuevas secciones. Desde octubre de 2011 es el director de Radio Sefarad.