Diario Judío México - Si bien es bueno que cada quien tenga su medio de comunicación de preferencia, también es válido analizar la veracidad y los intereses de dicho medio en alinearse a un criterio u otro en cada nota que publica o comenta. Desde la nota más local hasta la de nivel internacional han sido divergentes en los medios tradicionales, culpabilizando a unos u a otros de las preocupaciones políticas, sociales y económicas en tendencia.

¡Benditas sean las redes sociales! – Ha llegado una nueva forma del periodismo, una fresca,  pero que también requiere de seriedad, profesionalismo, de constante evolución y creatividad. El periodismo ciudadano, busca ser un agente de transmisión de la esencia de la nota, de ser parte de ella y de tratar la nota desde el punto más humano posible, en tiempos de polarización, culpabilidad y renuencia de soluciones de mutuo entendimiento.

La primera vez que me acerque al estudio del “Citizen Journalism” y sus grandes efectos fue por parte de la iniciativa de paz y organización de impacto en acercamiento entre jóvenes del Medio Oriente (en especial entre Israel y Palestina), YaLa Young Leaders. Misma que no solo demostró que el periodismo ciudadano iba en crecimiento, sino también que podía aportar a la evolución de una sociedad.

Hoy, les comparto dos ejemplos de periodismo ciudadano; una mexicana y un  israelí, quienes nos hacen ver la otra cara de la moneda y nos dicen “aquí hay más que solamente 30 segundos de nota”. Ellos han sabido utilizar como herramienta de gran calidad e impacto a Facebook, a Twitter y a YouTube, pero créanme que no cualquier persona que aparece en estas plataformas realmente está diciendo la verdad ni la mayoría de los argumentos posibles. En este caso, ellos no solamente dicen la verdad, sino que son  parte de la misma y aquí en Diario Judío nos han dado su reflexión y observaciones acerca del periodismo ciudadano:

Fernanda @Le_Dudette (México)

Empezamos en el país desde donde Diario Judío se produce, México, y sabemos que para muchos Ciudad de México puede ser un buen nicho para encontrar alguien que me pudiera hablar de los distintos enfoques del periodismo ciudadano en la sociedad mexicana. Pero la verdad, me pareció muy “mainstream” y mejor me quise acercar a un caso en particular que me sorprendió por su perfil, su desenvolvimiento y el ambiente de ciudad tan retador en que se encuentra. Ella es Fernanda Dudette y es de Guadalajara. La tierra del mariachi, el tequila, y otros aspectos sociales bastante contrastantes y constructivamente criticables que únicamente los podemos evaluar desde un enfoque más humano y  (perdón por el Yiddish) más c#bronamente honesto desde el punto de vista de esta mujer.

En fin, Fernanda ha hecho desde hace 2 años que los temas polémicos que avientan los medios convencionales de comunicación en Guadalajara y México sean expresados con todos los argumentos posibles, más allá de una columna delimitada y de una nota de 30 segundos.  Cabe resaltar que Fernanda ha compartido su punto de vista para bajarle a la irracionalidad y prejuicio de la sociedad en movimientos (tan absurdos) como marchas homofóbicas disfrazadas de “buena moral” y que practican diversas formas de machismo, la censura a la libertad de expresión, los actos de corrupción de los políticos, entre otros temas que no nos dejan ser mejores como sociedad. En fin, yo ya la he visto en acción tanto en la pantalla como en las calles de Guadalajara y puede ser que más de alguno de ustedes también, pero de cualquier manera quise entrevistarla para saber su punto de vista en cuanto al periodismo ciudadano y esto fue lo que nos contestó:

¿Por qué crees que es importante el Citizen Journalism? Y ¿Por qué lo haces?

Fernanda Dudette: Como tal no puedo decir que me formé como periodista. Sin embargo, después de una vez que empecé a compartir una nota, y posteriormente lo volví hacer una y otra vez me he metido ya a esta labor. La necesidad de comunicar no es opcional. La realidad es que tanto en Guadalajara como en México no había personas que dentro del periodismo tocaran temas de los que hablo por el exceso de editorializar la información. Algunos periodistas también están más preocupados por la amistad que en publicar la nota.

No tengo nada que perder en compartir la información que doy, no me preocupa caerle bien o mal a alguien.  Y las noticias requieren de mayor información y análisis. Esta labor la disfruto, es de equipo, y lo anterior nos “vale madre”, porque al final es una carrera contra nosotros mismos. En uno de nuestros proyectos queremos fondear a los periodistas para apoyarles a su labor. En el periodismo se necesita del insumo, de la investigación y del negocio. Pero también en nuestro equipo de trabajo hay conciencia. Corren a la gente de los periódicos por un sistema de negocios. Aquí (en el equipo que trabaja con Dudette) se reconoce al periodista y a quienes están enfrente. El dar la noticia también se ha visto afectado por los empresarios de los medios de comunicación que por el poder y la herencia no hacen que el periodismo sea libre. Una democracia sin libertad de prensa, no es democracia.

En una sociedad tan polarizada (sobre todo en temporada electoral) ¿se requiere de mayor presencia del periodismo ciudadano?

Fernanda Dudette: Es un arma de doble filo. Hay muchas personas que quieren manejar las noticias para ganarse popularidad de manera muy fácil. Los puntos positivos que le veo es que haya más gente afuera y hacerlo de manera responsable, de esta manera se enseñará a más ciudadanos de esta responsabilidad, como otra forma de comunicar.

¿En que podría afectar positiva o negativamente a los jóvenes?

Fernanda Dudette: El acceso a la información es muy complicado y el periodismo ciudadano necesita hacerse en equipo, con dinámica, disciplina y estándares. También es una realidad  que en Jalisco y en México tenemos un fuerte problema de inseguridad. El reto es que la gente quiere seguir haciendo lo mismo, con formas de comunicar de manera tóxica y cerrando puertas.

Creo que se necesita que la audiencia tenga una capacidad de discernir, personas nuevas que compartan la información y que hasta uno se atreva a cuestionar a su youtuber. No podemos “endiosar” a nadie. El periodista no es el centro de la nota y la gente tiene que reflexionar. En lo personal, yo antes de ser periodista soy ciudadana. En nuestro equipo creemos en ser más como un Bob Dylan y menos que un Mick Jager. Creemos en la colaboración y en educar a la industria de manera conjunta.

En tu opinión ¿Cuáles son las mayores limitantes o limitaciones del periodismo ciudadano? ¿Alguna vez has experimentado alguna?

Fernanda Dudette: El periodismo ciudadano necesita construirse con los años e incrementar su confianza. Debe de estar dispuesto a invertirle, es una carrera de resistencia; y la reputación, te la vas ganando. Quienes no confíen en los nuevos medios se van a ir quedando obsoletos. Por otro lado, no aparecen nuevos mecanismos. Al menos si no nos pagan a nosotros (a Dudette y sus compañeros de equipo) ya quisiera que alguien la pase tan bien como nosotros lo hacemos.

Tal y como nos lo hizo saber, Fernanda no estudió periodismo; sin embargo se ha formado y potencializado como especialista y consultora en comunicación digital estratégica y redes sociales, siendo reconocida por su profesionalismo por parte de empresas, ONG´s y gobierno. En lo que respecta a espacios en los que se ha presentado fuera del ámbito descrito en este artículo, le puedo compartir que ha impartido conferencias y talleres sobre manejo de redes sociales, crisis y comunicación digital para el Gobierno de Jalisco, la Universidad Iberoamericana, el Tecnológico de Monterrey y en el Start-Up Weekend.

Para ver el canal de @Le_Dudette acceda al siguiente link: https://goo.gl/JDHG6w

 

Corey Gil-Shuster, “The Ask Project” (Israel)

El Talmud como otros grandes libros y personajes de la filosofía nos demuestran que el valor de preguntar cualquier cosa requiere de valor, de entendimiento y de la búsqueda de la verdad. La contrariedad de la ignorancia nos demuestra que el ser humano puede llegarse a cerrar en el egoísmo, el prejuicio y la avaricia por el poder, aún cuando la falsedad de las acciones o ideas sean la base de su conformismo o avaricia. Corey Gil-Shuster es otro practicante del Citizen Journalism, quien con cientos de miles de visitas en cada vídeo que sube en Youtube nos demuestra lo que verdaderamente piensan los israelíes, los palestinos, los árabes viviendo en Israel, los judíos viviendo en Palestina y todas las demás variables de este par de sociedades tan multifacéticas en una zona geográfica tan pequeña, pero que a la vez demuestra su grandeza; y que el conflicto no es como lo pintan. Así que nos dimos a la tarea de buscarle y entrevistarle:

¿Por qué decidiste comenzar a desarrollar “The Ask Project”? Y ¿Cómo sientes que este proyecto está conectado con el periodismo ciudadano?

Corey Gil – Shuster: “Me molestaba la existencia de conversaciones en internet acerca de Israel y de los israelíes creadas en su mayoría por gente que no está relacionada al conflicto y quienes generalmente están equivocados acerca de lo que suelen decir. Ellos se encuentran con un artículo o un vídeo de alguien que radicaliza y se vuelve una percepción generalizada de toda la sociedad israelí. Por ello, decidí mostrar mi experiencia del día a día en Israel por muchos años y grabarlo como “prueba”. Yo decidí enfocarme en la conversación por medio de realizar una pregunta. Después de haber hecho un vídeo, me sorprendí que no existiese alguien más lo hiciera. En verdad, cualquiera lo puede hacer”.

¿Sientes que hoy en día el periodismo ciudadano puede ser una buena manera de entender más acerca del conflicto en un mundo dominado por las grandes empresas de medios de comunicación que solo comparten una pequeña parte de la nota?

Corey Gil – Shuster: El periodismo ciudadano tiene pros y contras. Permite que cualquiera cuente su historia. Pero la gente tiende a únicamente a relatar su historia acorde a su propia visión del mundo. Yo creo que todos deberían de ser ciudadanos periodistas, pero mi preocupación es que los principios periodísticos no serán parte de ello. Por ejemplo, alguna persona que ha visto mis videos se enfureció porque incluyen puntos de vista en materia política. Eso es problemático. Intento hacer que las respuestas de mis videos sean tan aleatorias como sea posible y que incluyan cualquier punto de vista que pudiera escuchar.

Para ti ¿cuáles serían los límites o limitantes del periodismo ciudadano?

Corey Gil – Shuster: “Creo que existe un peligro que es que si cualquiera llegase a ser un periodista ciudadano, existirán muchas voces y eso reflejará lo que nosotros actualmente hacemos con los medios convencionales,  cada uno de nosotros estará en su propia cámara de eco”.

Su labor periodística seguirá evolucionando y no me queda duda, pero también es de reconocer su background como Director del Programa Internacional de Mediación y Resolución de Conflictos por parte de la Universidad de Tel Aviv, colaborador de las iniciativas Yala Young Leaders y The Dialogue Project, así como también de la Conferencia Judía – Musulmana.

Para ver su canal The Ask Project, acceda al siguiente link: https://goo.gl/SkQD28

En fin, agradezco primeramente a estas personas que nos han dado su valiosa aportación en este tema de análisis, que va a seguir existiendo y que va a seguir evolucionando.

Para un servidor también el periodismo ciudadano significa una carrera de retos; tales como: empoderar al periodismo, empoderar a la audiencia, valorar la integridad humana y a la autocrítica, y definitivamente luchar contra la censura.

Gracias por su atención y espero su respetuosa opinión en el espacio de Diario Judío o en la cuenta de twitter de un servidor:  @PabloQZepeda

No hay comentarios

Leave a Reply

Artículo anteriorArturo Rosenblueth, el mexicano que forjó la base de la cibernética
Artículo siguienteEl IBU, Una Buena Discusión Sobre Una Gran Idea
Licenciado en Relaciones Internacionales por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente. En cuanto a experiencia internacional ha tenido estudios de intercambio con la Universidad de San Diego, California; y la Universidad Alberto Hurtado en Chile. Estudió el idioma alemán en la ciudad de Münster, Alemania y trabajo para el Consejo de Promoción Turística de México en la ciudad de Frankfurt. En aspectos relacionados con el judaísmo ha colaborado con el Proyecto Shagriria de Argentina (Jóvenes Embajadores de Israel en la Diaspora), con el Proyecto Judische Stammtisch en Münster, Alemania; con Jewish Experience y Honestly Concerned en Frankfurt, Alemania. También ha participado en diálogo entre árabes e israelíes en la organización YaLa Young Leaders, parte del Shimon Peres Centre for Peace Institute. En medios de comunicación ha trabajado en funciones administrativas y de producción para Radio Fórmula Guadalajara, en conducción y análisis de temas internacionales para Megaradio, y ha colaborado con Diario Judío como columnista y periodista desde Agosto del 2015, cubriendo temas de: política internacional, inclusión, innovación, juventud y negociaciones de paz entre Israel y los países árabes. Además ha trabajado en la cobertura en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.