Diario Judío México -

En los últimos días, firmó ACTA (Anti-Counterfeiting Trade Agreement) con el fin de combatir la falsificación y la piratería de marcas, invenciones, obras artísticas y en general la propiedad intelectual. Dicho acuerdo ya se encuentra firmado por Australia, Canadá, Japón, Corea, Marruecos, Nueva Zelanda, Singapur y .

Como una reacción de la proliferación global de escala comercial contra la falsificación y la piratería, ACTA es un acuerdo internacional que pretende que los países trabajen juntos para combatir de manera más eficaz las violaciones a los derechos de propiedad intelectual. ACTA establece un marco general para detener el comercio ilegal de la piratería y la falsificación, el cual incluye la distribución en masa de los medios digitales.

Aunque existen grupos de personas en contra de este tratado, ya que consideran que algunas disposiciones de ACTA son tan restrictivas o incluso más restrictivas que otras previstas en SOPA (Stop Online Piracy Act), alegando que vulnera los derechos fundamentales de los usuarios de Internet, la firma de de ACTA es una prueba más del esfuerzo para abordar y combatir el comercio ilegal de productos falsificados y la piratería, enviando un fuerte mensaje en su postura contra la piratería y la falsificación.

Es importante mencionar que este tratado debe ser ratificado por el Senado de y que el debate se encuentra abierto sobre la idoneidad o no de ACTA. De tal modo, el Senado debe escuchar todas las opiniones, incluyendo la de los usuarios de Twitter y de Internet, los cuales en varios países se encuentran en contra de ACTA y de los propietarios de los derechos de propiedad intelectual.

El Senado debe tener en cuenta que es fundamental proteger todos los derechos de las personas, incluyendo el acceso a la información pero el Senado deberá garantizar que evite la piratería y la falsificación de productos. En este sentido, si el Senado ratifica ACTA, deberá crear una ley secundaria que apoyará y regulará ACTA.

Por una parte, la Asociación Mexicana de Internet (“AMIPCI”), solicitó al Senado a rechazar ACTA, ya que considera que el acuerdo se encuentra en contra del desarrollo de Internet en el país, además de que ACTA puede afectar el derecho de acceso a la información y al conocimiento.

Por otro lado, para otras personas, ACTA no viola los derechos humanos reconocidos por la Constitución mexicana y los tratados internacionales de los que es parte y respecta los derechos fundamentales como la libertad de expresión, el derecho a la legalidad, los datos privados, el debido proceso y el acceso a la información y la cultura.

El próximo período de sesiones del Senado se llevará a cabo después del 1° de Septiembre de 2012, donde conoceremos la resolución en cuanto si el Senado considera que ACTA es legal y por tanto, si la intención de México de combatir la falsificación y la piratería de los derechos de propiedad intelectual a través de ACTA es válida.

Emilio Gárate Galaviz
Becerril, Coca & Becerril, S.C.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorEntre la libertad y el compromiso
Artículo siguienteDmitri Musersky, estrella del Voleibol mundial