• ¿Cómo se vive una crisis humanitaria desde l primera línea de atención a miles de refugiados?
  • ¿Cómo se monta un hospital ambulante?
  • ¿Cómo ayudar a miles de personas?
  • ¿Qué tiene que ver México e Israel en esto?

“Vimos que la situación era complicada e iba a ser muy dura y por mucho tiempo, así que de inmediato pusimos manos a la obra y junto con una delegación de Israel partimos para montar una  clínica de atención primaria del centro de refugiados perteneciente a la Misión Médica Humanitaria del  de Jerusalén -Israel”-,Esta empezó sus labores desde el principio de la Guerra justamente el  7 de marzo y ya la fecha ha recibido y ayudado a mas de 30 mil personas.

Jorge Diener, Director ejecutivo, quien forma parte del Hospital y responsable de esta importante misión y quien estuvo mas de 2 meses en la primera línea de atención en esta crisis humanitaria,  no platico lo que vivió l llegar a este lugar, donde miles de niños, mujeres y personas mayores llegan al centro de refugiados cargando de su vida, solamente lo que pudieron meter en una maleta y con la esperanza de que pronto esto termino, regresar y encontrarse con los seres queridos que dejaron allá  “Ver a toda la gente ahí, es un golpe muy fuerte, nos platica “Lo más impresionante es la cantidad de historias impresionantes”

Así mismo explica como se montó esta clínica, justamente por el paso de más de 4 millones de refugiados, en la frontera de Polonia y Ucrania,  en lo que antes fue un taller de motos y hoy opera como una sala de Urgencias mezclada con una clínica familiar, consultorio psiquiátrico y porque no, oficina de apoyo a miles de refugiados.

Es muy difícil contar lo que ahí sucede, cada historia es parte de miles de historias increíbles, desde la señora con Cáncer terminal, que busca desesperadamente donde acomodar, en un lugar seguro, a su hija de 14 años  y que no solo encuentra quien las reciba, sino que gracias  a Hadassa encuentra un tratamiento que le dará más vida para pasar con su hija.

Son  cientos de miles de personas huyendo de sus casas, familias totalmente rotas, niños que no solo sufren ahora , sino que los atormentara toda su vida.  El efecto de la guerra es terrible y perdura.

 “Hay gente que solo viene porque necesita consuelo, otros como un señor de 60 años, perfectamente sano hace unos días, y que desafortunadamente al revisarle se le encontró una herida e infección mayor, sufrida mientras huía y que provoco una intervención mayor

Por eso el Hospital Hadassa monto esta clínica, donde la gente entra porque estamos ahí, sin importar origen, genero, edad, religión, a todos se les atiende.
Se empezó con doctores de Trauma, y al ver las necesidades se trajo de inmediato a médicos internistas, pediatras, Psicólogos, enfermeras y muy en especial un equipo de payasos para entretener, atender, ayudar con los Niños y brindarlos momentos de alegría en estos duros momentos.

Ahora también se han unido médicos que vienen de otros países, voluntarios que llegan para ayudar, como el caso de 4 médicos mexicanos que recientemente desembarcaron en este lugar para muchos lejano y para otros muy cercano, aunque solo sea en el corazón.

La prevención es importante, muchos seguramente cuando hicieron su única maleta, o pensaron en el cepillo de dientes, por eso Hadassa se dio a la tarea de repartir miles de ellos, en especial con los mas pequeños, así como medicinas de todo tipo.

Todo esto sin descuidar el presupuesto del Hospital en Hadassa y lográndose gracias a l apoyo de muchos donadores, en especial de México, que gracias a ellos no solo se pudo montar el hospital, sino se ha podido mantener y además brindar otro tipo de apoyos a miles de refugiados.

Por eso es muy importante agradecer a los donantes de México y del mundo para poder atender a todos estos enfermos refugiados.

 

Claro esta que esto no es solo gracias a Hadassa, es también importante reconocer al Estado de Israel y a todo el pueblo judío, esta labor de Hadassa es una de las mejores maneras de hacer hasbara, la gente ve la bandera de Israel y la gente se siente orgullosa.

 

Fue el caso de un médico voluntario que llego de Suiza y que quedo sorprendido cuando llego, portando su chaleco con la bandera de Israel y  lo primero que recibió fueron los aplausos y las porras de la gente ahí presente.

Es así que el Hospital Hadassa paso a ser parte de una red de fundaciones y de la OSM donde hoy en día es uno de los 10 más importantes en esa red, ya que la gente pudo ver que Hadassa vino a solucionar y ayudar en una crisis humanitaria.

Jorge nos dice: “Definitivamente Ojalá los desafíos que tenemos, no lo tuviéramos”

Pero mientras existan se busca crear un oasis en esta crisis con la bandera de Israel haciendo Tikun Olam, con Hadassa al frente como representantes del pueblo judío, pero preocupados y ocupados por todos, sin importar origen, religión política género.

Esto sigue, el problema es continuo y el compromiso es que mientras haya una problemática así Hadassa, Israel y el pueblo judío van a estar ahí para ayudar.