Requerir favores es una cuestión compleja que implica: saber pedir con claridad y poder recibir con gratitud y al mismo tiempo fluir sin culpabilidad.

Los favores son un tema difícil. Tener que pedir ayuda o algún tipo de favor en un mundo donde se sobrevalora la independencia y la libertad es una cuestión delicada. El que pide puede sentirse vulnerable, avergonzado e incómodo,hasta con un poco de temor a ser rechazado o mal interpretado. El que hace el favor se puede sentir poderoso, necesario, y algo indispensable.

Hasta las personas más autosuficientes necesitan ayuda. ¿Qué pasa cuando uno pierde la habilidad de poder hacer lo que necesita ya sea temporal o permanentemente? o Cuando surge una enfermedad que limita… ¿Qué se puede hacer cuando las circunstancias requieren de pedir ayuda?

Hay muchos tipos de favores y hay de favores a favores. Cada favor implica un grado de dificultad distinto el cual influye en el momento de ser pedido. No es lo mismo pedir un aventón a una fiesta, que pedir que cubran el horario de tarde en la oficina, o el necesitar cuidado delicado a raíz de una enfermedad.

Hay favores que se pueden pagar rápidamente, hay otros que solo se pueden agradecer ya que no hay manera de regresar favor, hay favores que ni siquiera se pueden agradecer ya que la persona no tiene la forma, los recursos o la capacidad de hacer algo al respecto.

recetas-titulo1

¿Cómo aprender a pedir favores?

recetas-titulo2

Para pedir un favor y que este no se sienta como una carga o una imposición uno tiene que ser:

Asertivo – Saber que se pide y como pedirlo, ser conciso y preciso.

Directo- hablar sin rodeos ni justificaciones.

Prudente – entender a quien y como se le pide lo que uno ocupa.

También es importante reconocer que hay una serie de factores que pueden ayudar a que las peticiones y los favores se cumplan más fácilmente.

5 Factores que influyen pedir efectivamente los favores

Presencialidad. pedir los favores directamente tratando de ver directamente a la cara. Cuando se ve a los ojos de la persona que se le pide el favor es 34 veces más persuasiva que haciéndolo por vía escrita. Lo mejor es la presencialidad, o dicho de otra forma, pedir favores cara a cara.

Ser directo, las personas son más propensas a hacer favores cuando se les pide directo y al grano. Sacar plática y hablar de cosas intrascendentes solo crea incomodidad y hace obvio, falso y penoso.

Cuidar el lenguaje no verbal. Reconocer las expresiones y movimientos de la persona a la que se le va hacer una petición. Dirigir la mirada directa a los ojos y sonreír, invitan a que la otra parte se muestra generosa y quiera ayudar.

Elegir el momento. Si la persona que se le pide el favor está estresada, sobresaturada o de mal humor, probablemente será más difícil que acceda a poder ayudar.

Exponer los motivos. La otra persona debe entender la urgencia y la necesidad de la petición. En un experimento se encontró que el porcentaje de éxito ascendía a casi el 90% cuando el investigador explicaba el motivo para pedir el favor. Mientras que bajaba al 60% de los casos en los que pedía sin dar explicaciones

Pedir ayuda, es un acto de humildad. Acerca a las personas y las hace sentir más generosas, útiles e importantes. Sobre todo les recuerda la propia fragilidad.

A la gente le gusta sentirse útil. Es fácil pedir y dar ayuda cuando uno sabe como y lo hace efectivamente.

La receta

Ingredientes:

  • Humildad –reconocer que uno necesita de los demás
  • Honestidad – sinceridad y claridad al pedir el favor
  • Gratitud – reconocer las buenas acciones y las intenciones generosas
  • Flexibilidad – disposición para cambiar los planes y adaptarse a las posibilidades de otros.
  • Buena disposición – pedir sin exigir ni sentirse culpable

Afirmación personal para pedir favores

Puedo pedir ayuda sin tenerme que sentir culpable o de menos. Pedir un favor no me hace inferior solo me recuerda que puedo contar con otras personas y que así como hoy pido ayuda, en otra ocasión yo puedo también ayudar. Pido ayuda con prudencia, humildad y sin rodeos. Agradezco el apoyo y la ayuda que recibo cuando pido ayuda. Soy feliz cuando las personas me responden y me hacen sentir que me pueden ayudar con gusto.

Cómo pedir ayuda y no sentirse incómodo:

Poder pedir ayuda es un arte que se debe de aprender y desarrollar. Saber pedir ayuda a la persona indicada en un momento apropiado puede cambiar el sentimiento de soledad o de preocupación. Reconocer que se necesita de los demás y fomenta el sentimiento de gratitud.

Ayudar a quien lo necesita es un privilegio. Poder asistir y mejorar la calidad de vida de los otros es un sentimiento que engrandece al alma y mejora el sentir propio.

Tener la confianza para pedir ayuda crea lazos de confianza y cariño irremplazables. Cuando se reconoce que necesitamos de los demás, y que los otros también tienen la disposición para ayudar, las relaciones se nutren, se fortalecen, la comunidad se une y todos se benefician

“El mundo se beneficia cuando las personas se ayudan entre si. la persona que le ayudan se siente querido y agradecido, la persona que ayuda se siente útil y bondadoso.”

*Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente.

Copyright © 2005-2022 Recetas para la vida©. Todos los Derechos Reservados

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDolor en Israel por la muerte de un famoso tiktoker
Artículo siguienteShufersal abre la primera tienda para «llevar sin pagar» de Israel en Tel Aviv
Becky Krinsky Coach de vida, conferencista, escritora y columnista ganadora de premios internacionales por sus libros de superación personal y transformación. Licenciada en Ciencias de la Educación, con estudios en Desarrollo Humano, y Consejería. Egresada de la Anáhuac, Universidad de México. Fundadora de Recetas Para la Vida © / Recipes for Life © y de la columna Pregúntale a Becky, que contesta preguntas de todas partes del mundo, colaboradora con la revista Mujer actual por mas de 10 años. Con importantes participaciones en plataformas internacionales y nacionales, participa en conferencias presenciales y en línea, transmisiones en la radio y segmentos de televisión semanales. Su mensaje y su concepto único de recetas para la vida, ha servido de gran inspiración, entretenimiento en el mundo hispano alrededor del mundo. El cual tiene como fin ofrecer concientización y responsabilidad para vivir en plenitud, crear una actitud positiva y despertar el sentimiento de gratitud y aceptación ingredientes necesarios para ser feliz y tener una vida emocionalmente nutritiva. Con importantes participaciones en plataformas internacionales y nacionales, en conferencias en vivo, transmisiones en la radio y segmentos de televisión semanal, con el mensaje y su concepto tan único de recetas para la vida, el cual ha servido de gran inspiración, entretenimiento y sobretodo concientización de la importancia de tomar responsabilidad para despertar el sentimiento de gratitud y aceptación ingredientes necesarios para ser feliz y vivir en plenitud. Premios y nominaciones Medalla de oro por sus columnas con el tema del éxito y la superación personal, premio José Martí, a nivel Nacional en EUA. Medallas de plata y bronce por publicaciones de temas relevantes para la comunidad hispana en el mundo. Ganadora del primer lugar en el Latín Book Award por su libro “Como tratar con gente difícil”- en la categoría de auto transformación en español. Nominada y con premio en el latín Book Award por su segundo libro “Mujer actual mujer de valor”- categoría temas de la mujer Reconocida y premiada con excelencia en periodismo del San Diego.