Diario Judío México - Publicado por el Maj. Gen. (res.) Yaakov Amidror, miembro del Centro de Estudio Estratégicos del Centro Begin-Sadat y distinguido miembro del Centro Gemunder de Defensa y Estrategia de JINSA.

 Traducido  y recopilado por Yoram Bar-Am,  traductor independiente, escritor, columnista  y publicista, miembro de la Asociación de traductores e intérpretes de (ITA).

 Hace unas semanas, los fervientes seguidores de ISIS cometieron grandes ataques en Barcelona, así como apuñalamientos en Siberia y Finlandia, propiciaron ataques en París y Londres y varios otros incidentes que aún permanecen oscuros. Los analistas se intentan explicar lo poco que los europeos saben de la lucha contra el terrorismo, y algunos incluso ven estos acontecimientos como el comienzo del fin de Europa. Mientras que estas circunstancias están dejando las cosas fuera de proporción, es cierto que ISIS seguirá causando estragos en Europa, incluso después de que el grupo sea formalmente derrotado. Para que Europa pueda hacer frente eficazmente a la amenaza del terrorismo, tendrá que cambiar su enfoque cultural de lo que se considera el mayor problema en Europa.

“ISIS” es un nombre anacrónico. Es un acrónimo de “Estado islámico en Irak y Siria, y el Levante”, pero esos aspectos del nombre se han desvanecido o están a punto de desaparecer. El “Estado islámico” ha dejado prácticamente de existir. Ya no controla territorios contiguos o sistemas civiles. Está en vías de desaparecer en el Medio Oriente: ha perdido casi todas sus posesiones anteriores en Irak y Siria, y su pueblo está luchando por sus vidas en los pocos lugares que aún ha logrado mantener.

A partir de ahora, la organización será otra versión de un grupo terrorista suníta como Al Qaeda, cuya única ventaja es que los voluntarios que lucharon por ella en el Medio Oriente han regresado a sus países de origen y ahora tienen más facilidad para planificar y llevar a cabo ataques terroristas en sus propios países.

Si bien es cierto que la idea del califato islámico, que ISIS llevó a la vanguardia de la conciencia colectiva musulmana cuando estaba en la cima de su poder, seguirá resonando para muchos musulmanes después del colapso de ISIS, también es cierto que los sunitas, que sienten que el mundo entero está en contra de ellos (razones para las cuales incluyen la cooperación entre Rusia e Irán en Siria y la aceptación americana de la victoria chiita-alauita en Irak y Siria), seguirán buscando maneras para ventilar su frustración, y para ellos, ISIS puede proporcionar un medio. Pero en última instancia, ISIS es una organización derrotada. Una vez más, resulta que los fuertes ejércitos en conjunción con determinadas fuerzas locales pueden vencer a un grupo guerrillero, incluso si los combatientes de ese grupo están dispuestos a morir por su causa.

Dicho esto, ISIS seguirá intentando ejecutar ataques terroristas en todo el mundo. Estará motivado por el deseo de establecer puntos históricos, como su afirmación de que España es un país musulmán que fue conquistado por los católicos a finales del siglo XV, pero funcionará donde quiera que pueda en todo el mundo. Utilizará células bien organizadas y de larga data, haciendo que sus acciones sean más “efectivas”, lo que significa que tendrán el potencial de asesinar impunemente a más personas. El grupo también mantendrá sus intentos de reclutar a personas en línea por medio de internet y otros medios de difusión, lo que llamamos los “lobos solitarios” que pueden llevar a cabo serios ataques puntuales, pero que están limitados en la extensión de los estragos que pueden causar.

Por lo tanto, es ridículo pensar que el terrorismo global puede reducirse a cero. no ha logrado lograr esto en Jerusalén y en otras partes de su territorio, ni ha logrado hacerlo entras partes de la Diáspora judía, y no hay razón para pensar que ningún otro país tenga más éxito que .

Pero sin embargo, de ninguna manera debemos concluir que no hay nada que hacer. Es posible reducir drásticamente la cantidad de terrorismo y su eficacia, si estamos dispuestos a pagar el precio político y cultural.

La expresión “no hay mal que por bien no venga” se aplica al contraterrorismo. Para tener éxito, debemos invertir y asumir riesgos. La verdad es que el mundo ha acumulado muchos éxitos en la lucha y la contención del terrorismo. Se han hecho muchas mejoras, pero la mayoría de los países, sobre todo en Europa, donde hay muchos terroristas, relativamente hablando, tienen aún un largo camino por recorrer.

Tres áreas deben ser tratadas si queremos ver mayores avances en nuestra capacidad de luchar contra el terrorismo. En primer lugar, la forma en que el sistema jurídico ve el terrorismo – en particular en el sentido de que debe abordar el terrorismo de la manera en que aborda la delincuencia, lo  que de otra manera juega en manos de los terroristas – y eso debe cambiar radicalmente. Este será un enorme pero necesario cambio político y cultural. Las detenciones administrativas tendrán que producirse a mayor escala. Las metas de recolección de inteligencia tendrán que ser definidas en base a la etnicidad y la religión, y los servicios de seguridad tendrán que tener la capacidad de detener a los sospechosos para cuestionar e incluso castigar a las personas que aún no han cometido el acto terrorista pero han dejado sus huellas dactilares en sus computadoras, teléfonos y en las redes sociales. Debe definirse que incluso considerar la idea de terrorismo es un delito punible. La implementación de estos cambios, que implicarán renunciar a un pequeño grado de libertad personal de los ciudadanos, estará condicionada a que el escalón político se diga la verdad de las cosas tanto a sí mismo como a sus ciudadanos.

El segundo esfuerzo necesario es concentrar el trabajo de inteligencia en las comunidades pertinentes. Parece que se ha hecho mucho en este campo en los últimos años, pero la cooperación internacional debe ser mejorada y los interrogatorios más agresivos deben ser permitidos, basados en los datos de inteligencia, antes de que estos “lobos solitarios” puedan realizar un acto. Incluso una buena inteligencia no puede impedir que aparezcan estos “lobos solitarios”. ellos presentan un serio desafío, y las agencias de inteligencia están encontrando dificultades para manejarlas.

El tercer esfuerzo es más complicado. Se centra en hacer que los ciudadanos comunes y corrientes respondan rápida y agresivamente cuando se produce cualquier acción terrorista. tiene una clara ventaja en esta área, porque muchos ciudadanos tienen licencia para portar armas de fuego y pueden tomar medidas incluso antes de que lleguen las fuerzas de seguridad y la policía. Los civiles portadores de armas de fuego son extremadamente inusuales en muchos países, por lo que será difícil para ellos responder rápidamente para contener los daños de un acto terrorista en curso, ya sea un apuñalamiento o un coche bomba o un vehículo utilizado con el propósito de arrollar a personas inocentes en las calles, tal como ocurrió recientemente en Times Square de Nueva York.

Una vez más, ninguno de estos métodos puede eliminar completamente los actos terroristas, pero pueden reducir significativamente el número de actos que los terroristas logran cometer, así como la letalidad de esos ataques cuando logran llevarse a cabo. Es una batalla de hormigas, agotadora pero crucial. No hay una solución mágica frente al terrorismo islamista. Proviene de frustraciones históricas y culturales y no puede ser evitado por las condiciones económicas mejoradas de los inmigrantes musulmanes.

Después que creó las condiciones necesarias para reducir el terrorismo en la primavera de 2002, volviendo a tomar Judea y Samaria, la tasa del terrorismo ha estado disminuyendo, a fuego lento pero seguro, a una llama relativamente baja (el número de muertes ha caído a un notable 1% de el número de personas asesinadas cuando el terrorismo estaba en su pleno apogeo en la Segunda Intifada). El flagelo del terrorismo no ha afectado dramáticamente la vida cotidiana de los israelíes. Más bien, -por así decirlo – es quizás actualmente, el aís más seguro del planeta.

Los ataques terroristas de Al Qaeda en Nueva York y Washington el 11 de septiembre de 2001, el evento terrorista más mortífero de la historia, afectaron principalmente a las regulaciones de vuelo, pero no a la cultura política estadounidense. Europa no es diferente. Es altamente improbable que cambie dramáticamente debido al terrorismo. La migración masiva a Europa de los países musulmanes también podría llegar a convertirse en el gatillo que pudiera finalmente decidir el destino del continente.

Dado que la mayoría de los atacantes y simpatizantes de los movimientos musulmanes radicales son inmigrantes musulmanes de primera o segunda generación, Europa podría contener esa inmigración como respuesta al terrorismo si decidiera tomar cartas en el tema.

Debemos confiar que Europa utilice todos los medios a su alcance para combatir el terrorismo, pero es un error confiar en que el terror hará que el continente cambie su carácter y su enfoque con respecto a los problemas del mundo, incluidas sus relaciones con .

Aumentan las cifras del terrorismo mundial

La amenaza terrorista de ISIS: dos niños detrás de un vehículo quemado observan los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad iraquíes y militantes de ISIS en Mosul. (Crédito: Getty Images)

Los fatales ataques terroristas ocurridos en España, Finlandia, Francia, Inglaterra y otros países concuerdan con una tendencia de aumento del terrorismo a nivel mundial —ahora en su más alto nivel— de acuerdo con un nuevo estudio.

Las muertes a causa del terrorismo a escala mundial aumentaron en un 80% en 2014, cuando un total de 32.658 personas fueron asesinadas, dice el estudio.

El informe enfatiza que a pesar de que el 78% de los actos terroristas están concentrados en cinco países —Pakistán, Nigeria, Afganistán, Siria e Iraq— el terrorismo se está extendiendo, ya que más países ahora registran muertes y ataques que antes.

El informe Global Terrorism Index, dice que ha habido un “aumento drástico” en el terrorismo en los últimos 15 años. Hoy en día, hay nueve veces más muertes de personas en ataques terroristas de lo que se registró en el año 2000.

Los grupos islamistas Boko Haram e ISIS juntos fueron responsables del 51% de los asesinatos registrados a escala mundial en 2014.

¿Dónde está ocurriendo?

Iraq sigue siendo el país que más impactado se ve por el terrorismo; el año pasado registró 9.929 muertes por terrorismo, la cifra más alta registrada para un solo país.

Nigeria tuvo el mayor incremento por año jamás registrado con 7.512 muertes en 2014, un 300% más desde 2013.

Los ataques terroristas aumentaron en un 80% en 2014, aunque el 78% de ellos ocurrieron en cinco países.

El número de países que sufren más de 500 muertes por el terrorismo se incrementó de cinco a once en 2013. Los seis países nuevos en la lista son Somalia, Ucrania, Yemen, República Centroafricana, Sudán del Sur y Camerún. El informe añade que Ucrania entró a la lista debido al derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines por un misil en el área controlada por los rebeldes en el oriente del país, lo que ocasionó la muerte de las 289 personas que iban a bordo.

De los ataques que efectivamente se llevaron a cabo en Occidente, los terroristas como actuando como “lobos solitarios” son células independientes donde los principales autores se nutren de los comunicados eitidos en los divrsos medios de difusión donde los Imam llaman a sus adeptos a unirse al jihad, ocasionando el 70% de todas las muertes desde el año 2006.

La mayoría de atacantes del tipo “lobo solitario” son una mezcla de extremistas políticos, nacionalistas, supremacistas raciales, religiosos y blancos, y en menor grado, fundamentalistas islámicos. 

Impacto económico

El informe, el cual fue compilado utilizando datos de la Universidad de Maryland, dice que el impacto económico global del terrorismo el año pasado alcanzó un máximo histórico de 52.900 millones de dólares.

Este costo fue un 61% más alto que en 2013, cuando el costo económico del terrorismo alcanzó los 32.900 millones de dólares, y representa un aumento de más de diez veces desde 2000. La gran mayoría de los costos se derivan de lesiones y fallecimientos.

“La actividad terrorista es un motor importante de la migración forzada”, cita el informe. “Diez de los 11 países más afectados por el terrorismo también tienen los índices más altos de refugiados y desplazamiento interno. Esto resalta la fuerte conexión que existe entre la actual crisis de refugiados, el terrorismo y los ”.

¿Qué impulsa el terrorismo?

 La violencia en Sudán del Sur se incrementó desde 2013 por el enfrentamiento entre tribus.

La violencia y los políticos son los dos factores que están más estrechamente vinculados al terrorismo.

Entre 1989 y 2014, el 92% de todos los ataques terroristas ocurrieron en países donde la violencia política financiada por el estado era generalizada.

Sin embargo, los factores que impulsan el terrorismo difieren. En los países desarrollados, los factores socioeconómicos tales como la falta de oportunidades y la baja cohesión social están considerablemente vinculados con el terrorismo. En los países menos desarrollados, los internos, el terror político y la corrupción están fuertemente vinculados al terrorismo.

Debido a que existen factores sociopolíticos evidentes que fomentan el terrorismo, es importante poner en práctica políticas que aborden estas causas relacionadas, dijo Steve Killelea, fundador del Instituto para la Economía y la Paz. “Esto incluye reducir la violencia patrocinada por el estado, debilitar las quejas grupales y mejorar el respeto por los derechos humanos y las libertades religiosas, mientras consideramos los matices culturales”, escribió Killelea.

El ascenso de ISIS ha sido importante. El flujo de combatientes extranjeros hacia Iraq y Siria desde 2011 es la mayor afluencia de la época moderna; los cálculos actuales oscilan desde 25.000 hasta 30.000 combatientes de 100 países. Esta afluencia de combatientes extranjeros no parece estar disminuyendo, dice el informe, ya que más de 7.000 personas llegaron en los primeros seis meses de 2015 solamente.

Los homicidios aún ocasionan más muertes

Mientras que el terrorismo es indudablemente una importante preocupación en cuanto a la seguridad, el informe también destaca el hecho de que el homicidio a escala mundial representa más muertes al año que el terrorismo.

La tasa global de homicidios es 13 veces mayor que la tasa global de terrorismo, ya que 437.000 personas murieron por homicidios en comparación con las 32.685 personas que murieron por actos de terrorismo en 2014.

La ciudad donde más muertes se registran por el terrorismo es Bagdad. Hubo 2.454 muertes en Bagdad en 2014, donde la tasa de muertes por terrorismo de 43 por cada 100.000 personas.

Muchas ciudades en el mundo tienen tasas más altas de homicidio que las tasas más altas de terrorismo. Caracas, por ejemplo, tiene la tasa de homicidios más alta del mundo con 111 por cada 100.000 para la década que comenzó en 2000.

——————————————-

Yoram Bar-Am, escritor, columnista, publicista, traductor e intérprete profesional independiente, miembro de la asociación de traductores e intérpretes de Israel (ITA), con residencia en Tzur Ygal, Israel. Posee experiencia acumulada superior a 30 años en la traducción, interpretación y publicación de textos y documentos legales, comerciales, técnicos, médicos, diplomas y certificados personales. Los servicios de traducción e interpretación incluyen acompañamiento de comisiones comerciales y diplomáticas y servicios de traducción simultánea y/o consecutiva ante los tribunales en Israel y el extranjero.

Para obtener datos adicionales y contactarse directamente, sírvase dirigirse a:

YORAM BAR-AM

[email protected]

http://yoram-translation-solutions.com

Skype: yoram.bar.am

Tel. +972 50 7323869

Idiomas: Español, Hebreo, Inglés, Portugués, Francés, Alemán, Italiano.

 

No hay comentarios

Leave a Reply

Artículo anteriorMichael Rosbash recibe el Premio Nobel de Medicina
Artículo siguienteYo, argentino, 2da. parte
Yoram Bar-Am, traductor profesional independiente, miembro de la asociación de traductores e intérpretes de Israel (ITA), con residencia en Tzur Ygal, Israel. Posee experiencia acumulada superior a 30 años en la traducción, interpretación y publicación de textos y documentos legales, comerciales, técnicos, médicos, diplomas y certificados personales. Los servicios de traducción e interpretación incluyen acompañamiento de comisiones comerciales y diplomáticas y servicios de traducción simultánea y/o consecutiva ante los tribunales en Israel y el extranjero.