¿Qué es la muerte?

Morir significa la separación temporal del cuerpo y el alma, para volver a unirse en un futuro próximo (resurrección de los muertos). Es el fin de una unidad temporal que vino al mundo a cumplir un propósito y que ahora se desintegra para, más adelante, recibir la verdadera recompensa de su labor.

• Budismo: Es una transición entre una forma de vida y experiencia y otra, entre un sueño y otro sueño. Según la visión budista, la vida es eterna. Se cree que atraviesa sucesivas encarnaciones, así que la no se considera el fin. El principio fundamental del budismo es que la vida es eterna y cada ser vivo está sometido a un ciclo continuo de nacimiento y .

• Cristianismo: Es la separación del alma y el cuerpo. El fin de la vida física, pero no de la existencia. “y el polvo se torne a la tierra, como era antes, y el espíritu se vuelva a Dios que lo dio.” ‭‭Eclesiastés‬ ‭12:7‬ ‭JBS‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬

• Islam: La es un cese de las tareas de la vida; es un descanso, un cambio de residencia, un cambio de existencia; es una invitación a una vida eterna, un comienzo, la introducción a una vida inmortal.

¿Qué es el ALMA y qué onda con la creencia de que las almas penan, sufren o regresan?

Judaísmo: Además de su ser material, el hombre posee un alma que es única entre las creaciones de Dios.

• La Torá nos está enseñando que el alma humana vino directamente de la esencia más íntima de Dios.

• El alma está formada por tres partes, cuyos nombres hebreos son: néfesh, rúaj y neshamá. La palabra hebrea neshamá está relacionada con neshimá, la cual literalmente significa ‘respiración’. Rúaj significa ‘viento’. Néfesh viene de la raíz nafash, que significa ‘descanso’, como en el versículo: “En el séptimo día [Dios] cesó de crear y descansó (nafash)” (Éxodo 31:17).

• De los tres niveles del alma, neshamá es el más elevado y el más cercano a Dios, mientras que néfesh es el aspecto del alma que reside en el cuerpo. El rúaj está ubicado entre los dos, atando al hombre con su fuente espiritual. Por eso la inspiración divina es llamada rúaj hakódesh en hebreo.

• La neshamá se ve afectada sólo por medio del pensamiento, el rúajpor medio del habla y el néfesh por medio de la acción.

• Durante los primeros 12 meses posteriores a la muerte, hasta que el cuerpo se descompone, el alma no tiene un lugar de descanso permanente y consecuentemente experimenta una gran desorientación. Es por eso que revolotea alrededor del cuerpo. Durante este tiempo, el alma está consciente de la descomposición del cuerpo y se identifica con ella. El Talmud nos enseña que “los gusanos son tan dolorosos para el muerto como las agujas para la carne de los vivos.

Budismo: Es la entidad espiritual que se expresa a través del cuerpo, el flujo de continuidad de conciencia. Una entidad no material que precede la conformación del cuerpo y subsiste la desorganización del mismo en la transición del morir.

• La conciencia no es intrínsecamente humana, lo es temporalmente al manifestarse al través del cuerpo humano en dependencia del karma, la suma de hábitos y tendencias que hemos acumulado a lo largo del tiempo sin principio en consecuencias de nuestras acciones de mente palabra y cuerpo, y las que determinan la naturaleza de la y el renacimiento en una nueva forma de vida o de expresión.

• Una de estas puede ser la de un fantasma, en consecuencia de haber generado gran apego a lo largo de la vida. Sin embargo, este tipo de renacimiento no es tan común y no es favorable.

 

Cristianismo: El alma la definimos como el lugar donde se concentran nuestros sentimientos y pensamientos. Nuestro espíritu. Nuestro verdadero YO.

• De acuerdo a La Biblia y en contra de las creencias populares no nos visitan ni penan. Ya que al morir quedan en estado de espera inconsciente para el juicio o van directamente al cielo.

Islam: El alma es algo sobre lo que sabemos muy poco. Pero es como un motor del cuerpo. ¡Sin alma queda nada!

• El alma no muere, el cuerpo es el que desaparece. Sin el cuerpo, el alma queda libre. Después de la no hay regreso al cuerpo pero claro que se pueden comunicar con la gente (en caso de ser buenas personas) los sueños es una manera de comunicación con ellos.

¿Qué pasa con el alma al morir?

 

• Judaísmo: El alma se separa del cuerpo de forma gradual. Los primeros días son días de gran confusión que generan gran angustia al alma, sobre todo cuando ésta estuvo extremadamente identificada con su forma física. Con el paso del tiempo, el alma comienza a adaptarse a su nueva realidad.

Luego, el alma es juzgada en el “infierno”, lo cual es un lugar mayoritariamente de “limpieza”, no castigo. Se asume que una persona no puede estar más de 12 meses ahí, por lo cual el duelo judío se concluye tras 12 meses. Finalmente, el alma descansa temporalmente en el mundo de las almas, esperando la resurrección de los muertos y su retorno a su antiguo cuerpo en una realidad totalmente nueva.

• Budismo: Eventualmente la mente se separa del cuerpo, en promedio tres días y medio después de la clínica y así acontece el morir. Dependiendo del karma de la persona se puede experimentar renacimiento inmediatamente o a los 49 días después de la clínica.

• Cristianismo: Depende en quien hayas depositado tu fe. La Biblia enseña que en el momento de morir, quienes hayan puesto su fe en la obra de Cristo, parten de inmediato a la presencia de Dios. El resto esperará la resurrección para ser juzgados por sus obras mientras estuvieron en la tierra.

• Islam: Los que están en la tumba tienen un modo diferente que nosotros. Hay una conexión de las personas que tenemos vida y los otros que ya no tienen una vida como nosotros.

¿Qué pasa mientras? Para una buena persona, se abre la tumba, ve su lugar de cielo, lo disfruta y espera el día de juicio para llegar a su lugar. Para una mala persona es viceversa, la tumba lo aprieta, ve su lugar del infierno y tendrá unos castigos según sus acciones malas, se llaman castigos de tumba.

¿A dónde vamos cuando morimos? ¿Existe el cielo y el infierno?

• Judaísmo: Si, aunque muy distinto al concepto cristiano. El cielo e infierno son estaciones temporales, una para la espera de la resurrección de los muertos y la segunda para purificación de errores cometidos. Los sabios judíos asumen que el infierno consiste en la vergüenza experimentada al ver el potencial no alcanzado en vida, más no se espera un castigo físico ni un lugar de tormentos.

• Budismo: Existen varias dimensiones de existencia donde la mente puede renacer. No obstante, la meta no es ganar un renacimiento en una plataforma de bienestar relativo, sino liberarse del todo de la existencia condicionada por la ignorancia, la confusión, el apego y la aversión así como la compulsión. A ese estado libre de aflicciones mentales y emocionales, hábitos y tendencias inconscientes, y dotado de sabiduría y una conciencia omnisciente se le llama BUDEIDAD.

• Cristianismo: Sí. La Biblia afirma la existencia de ambos. Es importante señalar que el infierno aún no está funcionando al morir, entrará en función una vez que llegue el día del juicio y que el cielo solo es una estación temporal ya que la vida eterna se llevará a cabo en la tierra tal y como en los tiempos de Adán y Eva.

• Islam: Sí, existen se llaman (Cennet: Jardin , Araf: Purgatorio, Cehennem: Infierno)

¿La forma en que morimos influye en lo que pasa con nosotros al morir?
• Budismo: No, lo que realmente influye es el estado mental y emocional con el que se transita al morir. Por eso para el budismo cuando nos enteramos de algún enfermo terminal, nos enfocamos y dedicamos a su preparación.

• Cristianismo: No. La Biblia hace énfasis que lo que influye en nuestra morada eterna no es cómo morimos, sino de hecho cómo vivimos. “Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.” ‭‭Apocalipsis‬ ‭20:12‬ ‭RVR1960‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬

• Islam: ¡Como viven así mueren, como mueren así van a resucitar¡ Muhammed (Paz y Bendiciones Sean Con Él)

¿La forma en que morimos influye en lo que pasa con nosotros al morir?

• Judaísmo: Sí, cuando una vida es repentinamente arrebatada, la confusión del alma es mayor por un tiempo. Existen muertes consideradas especialmente meritorias, como aquellas que fueron consecuencia de la defensa de un ideal correcto.

• Budismo: No, lo que realmente influye es el estado mental y emocional con el que se transita al morir. Por eso para el budismo cuando nos enteramos de algún enfermo terminal, nos enfocamos y dedicamos a su preparación.

• Cristianismo: No. La Biblia hace énfasis que lo que influye en nuestra morada eterna no es cómo morimos, sino de hecho cómo vivimos. “Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.” ‭‭Apocalipsis‬ ‭20:12‬ ‭RVR1960‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬

• Islam: ¡Como viven así mueren, como mueren así van a resucitar¡ Muhammed (Paz y Bendiciones Sean Con Él)

El PECADO

• Judaísmo: Generalmente, un error en el camino. Decisiones, conscientes o inconscientes, que nos alejan de nuestro verdadero potencial, haciéndonos menos sensibles a realidades espirituales e identificándonos más con nuestra realidad material

• Budismo: Para la tradición budista no existe el pecado, lo que existe son acciones negativas, motivadas por la confusión y la ignorancia, que nos conducen a dificultades y problemas.

• Cristianismo: Significa literalmente “errar al blanco”. Fallar en nuestro objetivo de alcanzar la plenitud y felicidad para la cual fuimos creados. Pecamos básicamente por ignorancia o desobediencia.

• Islam: Las acciones contrarias a la religión que Allah (Dios) y que también son contrariaros con la naturaleza del ser humano. Adán tuvo un error, también sus hijos. El mejor de ustedes es quien se arrepiente de sus errores (pecados). Muhammad (PBSCE)

El JUICIO

• Judaísmo: Es lo que da sentido a nuestras acciones. Para que el papel del ser humano pueda ser relevante, Dios crea un mundo de carencias en el cual podemos, literalmente, salvarlo o destruirlo. Por ello, cada una de nuestras acciones es importante y tomada en cuenta.

• Budismo: Para la tradición budista NO HAY un juicio final. Estamos sujetos al principio de la causalidad moral. Lo que esto significa simplemente que todo lo que hacemos pensamos y decimos genera consecuencias de los que somos responsables. Siempre cosechamos lo que plantamos aunque nunca lo hacemos el mismo día que plantamos.

Cristianismo: La Biblia habla de dos juicios que tendrán lugar.
• El juicio para salvación y el juicio por obras.
• El primero determinará tu destino en la eternidad.
• El segundo tu posición en el mismo.

• Islam: Día de Juicio. Sería el día en que encontraremos al Señor con todas las personas que vivieron en el mundo. Un día en que no hay mentira, solamente estas tú y tu Señor, estando con mil millones de personas pero estas solo con tus acciones.

La REENCARNACIÓN
• Budismo: El renacimiento representa el medio través del cual la mente como una nueva plataforma de vida y de experiencia temporal, aprende y evoluciona. Todos los seres dotados de vida y conciencia experimentan renacimiento. Existen dos tipos de renacimiento el habitual, inercial e inconsciente o el lucido y consciente.

• Judaísmo: Es una segunda (o tercera o cuarta) oportunidad de corregir aspectos que quedaron pendientes en una primera “vuelta”. No todo mundo reencarna y no es la situación ideal, es más un chance para no pasar a la resurrección final con temas pendientes

• Cristianismo: Los Cristianos no creen en la reencarnación.

• Islam: Islam no reconoce la reencarnación

 

***

Tony Karam
Presidente y fundador de la Casa Tibet en México
Organizador de las visitas de Su Santidad el Dalai Lama a México. Tiene Estudios de postgrado en Budismo y civilización Tibetana, por la Universidad Tribhuvan, Kathmandu Nepal.
TW: @Casatibetmexico
tonykaram@casatibet.org.mx
Tel: 55147763

Rabino Jonathan Gilbert
Trabaja para la comunidad judía Sefaradi de México.
TW: @RabinoJonathan
YouTube: Jonathan Gilbert

Pastor Mauricio Sánchez Scott
Presidente de la Academia Nacional de la Música y Artes Cristianas.
TW: @mauriciosscott

Erhan Cokcoskun
Director del Centro Cultural Turco en México. Maestro de Islam en la Universidad Pontificia. Ha trabajado en proyectos de diálogo intercultural con instituciones como Cámaras de Comercio, el Congreso de Unión, el arzobispado primado de México, la comunidad sefaradi en la ciudad de México, entre otros.
TW: @cokcoskun

FuenteMarthadebayle.com

4 COMENTARIOS

  1. Soy judío no observante, asumo a cualquier extremismo de cualquier religión como la mayor de las desviaciones (o pecados). Gracias por esta información sintética y clara

  2. Veo muchos comentarios que podrían catalogarse como interesantes o inteligentes, incluso abstractos y de alguna importancia que dejan confundida al lector desprevenido, pero ninguno de ellos cita la Tanaj, la Torá o a los Nevi’im. Que vergüenza.

    Será que tienen el carácter suficiente como para no eliminar este comentario?

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEvalúa EE.UU. declarar a Norcorea, otra vez, patrocinador del terrorismo
Artículo siguienteCien años de gratitud (Declaración Balfour)
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.