Diario Judío México - Si bien es cierto que en las Primarias del 11/8 se impuso el Frente de Todos en forma muy amplia en La Matanza, la ventaja obtenida por la candidata Magario sería factible de ser reducida si el 27/10 hubiese juego limpio por parte del sector K. de la oposición.

Hace unos meses el periodista Lanata denunció la existencia de un depósito a plazo fijo por unos 10 mil millones de pesos en el Banco de la Provincia de B.A.. Cuando la Prov. de Santa Cruz recibió unos 500 millones de dólares de regalías petroleras, por orden de Néstor K. se los sacó del país (“por seguridad”) y se colocaron en bancos del exterior a tasas de intereses: nunca se supo qué pasó con ese dinero y sus ganancias.

¿Ahora la Sra. Magario otorgó a los empleados municipales matanceros un bono de 16.000, -pesos y nos preguntamos si ese dinero es personal o forman parte del plazo fijo? Los dineros públicos no pueden ser utilizados discrecionalmente pues al otorgar el bono a los municipales (¿cuántos son?) se perjudica a otros 2 millones de personas, contribuyentes del municipio y dueño final de esos fondos.

Seguramente esos bonos serán para la compra de voluntades y votos el 27/10 en una medida demagógica en época electoral propia de los peronistas y los K. de todos los tiempos. Si el dinero es personal el fin también es reprochable pero cada cual hace lo que quiere con él.

Jean Jacques Rousseau dijo: “La igualdad de la riqueza debe consistir en que ningún ciudadano sea tan opulento que pueda comprar a otro, ni ninguno tan pobre que se vea necesitado a venderse”.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorIsrael rompe récord de turistas con casi 5 millones de personas
Artículo siguienteLujo Oriental en Nueva York
Nací el 9 de marzo de 1942 en Buenos Aires, Argentina. Tengo educación secundaria y algunos años de Derecho pero por razones de tiempo dejé para casarme y trabajar en una industria química de mi familia política desde 1964 hasta el 2001, comenzando en el sector costos hasta ser director financiero-administrativo de la empresa, que en aquel momento tenía 3 plantas y unos 300 dependientes. Mi esposa Irene es Profesora Nacional de Artes Visuales, es artista plástica y estudió entre otros con Urruchúa, Castagnino, Schurjin, Pujía, etc. Tenemos 2 hijos Juana Elizabeth, Abogada y con una Maestría en Derecho Internacional Público, radicada y ciudadana canadiense desde el 2002, casada y que nos dio una hermosa nieta de 7 años. Nuestro hijo varón se radicó en México D.F. también el 2002, montó una empresa que se dedica a la venta de aceros para la construcción de la cual es Gerente Comercial, soltero, 44 años. Mi suegra, fallecida en el 2006, fue escritora de cuentos y poemas, con muchos libros publicados y premios en distintos países, incluyendo el Fernando Jeno a la Poesía en México en 1979; sus libros figuran en diversas bibliotecas, incluyendo la del Congreso de EE.UU. Mis hijos siendo pequeños obtuvieron menciones y premios en el famoso Concurso Shankar de pintura, en la India y algunas de sus obras ilustraron libros de poemas de la abuela materna Arminda Ralesky. De esta mujer el Maestro Jacobo Ficher compuso una obra para coro y orquesta del poema Kadish Laico y además algunos de sus poemas formaron parte del repertorio de Berta Singerma. Yo soy socio vitalicio de la Sociedad Hebraica Argentina desde 1979 y fui parte del Consejo Directivo y del Consejo Consultivo en varios períodos. Siempre me interesó la política seria y desde hace unos años escribo a los diarios como una forma de participación activa.