Comprendiendo a la “Ladrona de libros”, 3ra. parte

Por:
- - Visto 2904 veces
Comprendiendo a la “Ladrona de libros”, 3ra. parte

EL NARRADOR OMNISCIENTE

Otro personaje esencial de la película es invisible —el omnipresente narrador de LADRONA DE LIBROS, la Muerte, cuyas reflexiones causticas acerca de la condición humana y su papel en ella son impredecibles, honestas, ingeniosas e inesperadamente familiares. Los comentarios de la muerte, quien habla con una autoridad calmada y medida, son todavía más reveladores, dado que el mundo de la Alemania de la década de los ‘30 y ‘40 fue hecho a la medida para ella.

Zusak hizo a la Muerte su narrador porque, el autor señala, “simplemente hacía sentido. Todos dicen que la Muerte y la Guerra son como mejores amigos, así que, ¿quién mejor para contar una historia que se desarrolla durante tiempos de guerra que la Muerte?”.


La Muerte rara vez se interesa en las vidas que está a punto de eliminar. Liesel es una notable excepción. Como la Muerte nos dice: “Una de mis políticas es evitar a los vivos…bueno, a excepción de algunas ocasiones que no me puedo controlar…me genera interés…Liesel Meminger me atrapó…y me importó”.

Percival pasó dificultades por la manera en cómo iba a representar al personaje antes y durante la producción. Una idea clave provino de la novela, como lo explica: “Uno de los diálogos más fuertes del libro que me quedó grabado fue algo como, ‘Si quieres saber cómo es la Muerte, vete en el espejo’ — ¡aunque la explicación de Markus fue mucho más elocuente que la mía! A mí me pareció que ahí estaba el meollo del asunto; la Muerte está en todos nosotros, no hay escapatoria. Sin embargo, el sentimiento más sobrecogedor después de leer la novela es que la Muerte no es necesariamente algo a lo que le deberíamos tener miedo. Tampoco se trata de darle la bienvenida, sino que no significa que tiene que ser una experiencia terrible y aterradora”.

Una decisión de casting para la voz de la Muerte probó ser elusiva, incluso una vez que se encontraban en una etapa avanzada del rodaje. “Teníamos muchas ideas, pero ninguna definitiva”, comenta Percival. “Sólo sabíamos que la Muerte tenía que ser cálida, ingeniosa, irónica, y que debía de tener la naturaleza acogedora, pero erudita, de alguien en el que pudiéramos confiar y sentirnos atraído”.

Después de una larga búsqueda, a la Muerte le dieron una voz: Roger Allam, un actor inglés conocido principalmente por su trabajo en teatro. “La voz cálida, aterciopelada de Roger era perfecta”, explica Percival. “Siempre he admirado su trabajo, así que le hicimos una prueba y la respuesta fue muy positiva. Yo estaba encantado”.

Percival discutió el personaje con Allam, pero señala que su visión para la voz se solidificó “una vez que le mostré a Roger la película (casi) terminada. Entendió de inmediato lo que yo pretendía. Todas las características que se requerían se volvieron evidentes tan sólo de verla”.

El reparto secundario de LADRONA DE LIBROS incluye a los renombrados actores alemanes Barbara Auer como Ilsa, la esposa del alcalde, quien alienta a Liesel a que lea de la extensa librería que tiene en casa; Rainer Bock como el Burgermeister (alcalde), cuya aceptación del Nazismo esconde un oscuro secreto; Oliver Stokowski como Alex Steiner, padre de Rudy; Matthias Matschke como Wolfgang, un miembro del Partido Nazi y conocido de Hans; y Heike Makatsch como la madre biológica de Liesel.

 

MAESTRO

Un miembro esencial para establecer y reforzar los temas y personajes de LADRONA DE LIBROS es la banda sonora. Mucho antes de que las cámaras comenzaran a correr, los realizadores fijaron su mirada en un compositor cuyos majestuosos logros en música para cine no tienen comparación alguna: John Williams.

A lo largo de una carrera que abarca seis décadas, Williams se ha convertido en uno de los compositores para cine y salas de concierto más consumados y exitosos de los Estados Unidos, y continúa siendo una de las voces más distinguidas y que más han aportado a la música.

Ha compuesto la música y fungido como director musical para más de 100 filmes, incluyendo las seis películas de Star Wars, las primeras tres de Harry Potter, así como Superman, JFK, Born on the Fourth of July y Home Alone. La sociedad artística de 40 años de Williams con Steven Spielberg ha incluido muchas de las películas más aclamadas y exitosas de Hollywood, tales como Schindler’s List, E.T. The Extra-Terrestrial, Jaws, Jurassic Park, Close Encounters of the Third Kind, las películas de Indiana Jones, Saving Private Ryan y Lincoln. 

Al igual que muchos de los entusiastas del cine y de la música de todo el mundo, Percival era un gran admirador del trabajo de Williams, y se siente extraordinariamente afortunado de haber contado con el icónico compositor para que imprimiera su magia a lo largo de LADRONA DE LIBROS. “Estaba fascinado y emocionado cuando John aceptó componer la banda sonora”, comenta. “Crecí viendo películas de Steven Spielberg con la música de John. Tuvieron una gran influencia y encanto en mí. Me la pasé horas sentado en cines, disfrutando y amando cada minuto de ellas. El pensar que hoy estoy trabajando con este maravilloso hombre va más allá de mi entendimiento. Es una leyenda, un genio y un auténtico caballero. Estoy anonadado”.

Desde hace varios años, Williams ha decidido componer bandas sonoras de cine exclusivamente para el Sr. Spielberg. LADRONA DE LIBROS es su primera composición para otro realizador desde Harry Potter and the Prisoner of Azkaban, en el 2004. El legendario artista aceptó el nuevo trabajo porque “quedé cautivado con Ladrona de Libros. Primero, por el libro, gracias a su originalidad e imaginación, y después por la película, realizada por el director Brian Percival con suma delicadeza y con un humanismo sencillo. Cuando el Sr. Percival me invitó a componer la música para su proyecto quedé encantado cuando me ofreció el privilegio de componer una banda sonora que pudiera ser digna de las nociones e ideas que contenía este edificante filme”.

“John vio esta película como un punto de partida con respecto a cierto trabajo que ha realizado en el pasado, incluyendo grandes y espectaculares bandas sonoras por las que es mejor conocido”, añade Percival. “Su música para LADRONA DE LIBROS es muy emotiva. Me parece que ese reto le llamó la atención”.

Williams y Percival concordaron en que gran parte de la banda sonora del filme evitaría grandes orquestaciones, optando, en cambio, por música caracterizada por lo que Percival llama “una belleza sencilla y honesta”.

“Las imágenes en la película reflejan la inocencia y naturaleza humilde de la historia que estamos contando”, continúa el director. “Hubiera sido erróneo crear una gran banda sonora que eclipsara las vidas sencillas de gente común y corriente de la calle Himmel, y John entendió esto. Ha escrito una banda sonora que es bella y perfectamente apropiada para esta propuesta, que me conmovió hasta las lágrimas”.

 

LA CALLE HIMMEL

El rodaje de LADRONA DE LIBROS comenzó en los Estudios Babelsberg, en Berlín, Alemania. Ahí, la unidad utilizó foros, donde el diseñador de producción Simon Elliott (The Iron Lady) construyó la casa de los Hubermann en la ficticia calle Himmel. (“Himmel es la palabra alemana para decir ‘cielo’). Cuando no estaban en los foros, la producción filmó en el campo trasero del estudio, donde Elliott construyó el exterior de la casa, una de varias en la vecindad. Elliott también redecoró el campo de Babelsberg para convertirlo en la calle Múnich de la historia.

Elliott le da crédito a Percival y al equipo de diseño por haber sido fuente de inspiración, así como a la vívida prosa de Zakus. “Leí el libro y me encantó”, comenta Elliott. “Sabía que el potencial para los diseños iba a ser enorme. Markus escribe de una manera muy visual. Hace referencias a los colores todo el tiempo, y su escritura tiene muchas descripciones que fueron de gran ayuda”.

Los realizadores buscaron a lo largo y ancho del país para buscar la calle Himmel. La importancia de hacerlo correctamente era esencial para la visión de Elliott. “Es un libro tan popular que todo mundo tiene su interpretación de cómo debería verse la calle Himmel. Alemania es un país muy progresista y se está desarrollando de manera muy rápida, así que muchas de las áreas rurales históricas más pequeñas han sido modernizadas. Encontramos pedazos de la calle Himmel por todos lados, pero no quisimos comprometer la visión. Así que la construimos”.

Elliott explica que la demografía de los personajes viviendo en una calle ficticia fue clave para crear un espacio auténtico. “No son ricos, y tampoco son completamente pobres; son gente trabajadora, así que los edificios están un poco descuidados, y no son del todo grandes”.

Elliott y su equipo pasaron diez semanas construyendo una gran colina al final de la calle Himmel, a lo largo de algunos de los climas más fríos que Berlín había sentido en años. El control que permite construir el edificio de la nada, le permitió a Elliott crear el impactante resultado de un bombardeo, para el cual agregaron 1,000 toneladas de escombro.

Adentro de la calle Himmel #33, Elliott y el director de fotografía Florian Ballhaus, ASC (Red, The Devil Wears Prada) crearon un espacio cálido y acogedor. “Con frecuencia, las películas históricas cuentan con colores débiles, pero existe tanto color en el libro que me pareció importante conservarlo para poder darle al filme profundidad y riqueza. LADRONA DE LIBROS tiene un gran corazón. Es una historia muy humana y si bien tiene como fondo una época muy difícil, es acerca de relaciones afectuosas. Al darle riqueza de color a la casa y a la película en general, reflejamos la calidez y el bienestar que pueden provenir de una situación terrible”.

El set del sótano, donde gran parte de los momentos emotivos de la historia se desarrollan, presentaba complejos retos de diseño. “Sabíamos que el techo tenía que ser bajo y que las paredes estarían cubiertas con la escritura y el diccionario de Liesel. Para darle al espacio algo de profundidad pusimos la escalera en medio de la habitación, lo que le permitió a la cámara moverse de manera más libre. La presencia de artículos tales como vegetales almacenados, frascos de encurtidos y los botes de pintura, brochas y herramientas de Hans hacen que se conecte el espacio con el resto de la casa”.

A mitad del rodaje, la producción se mudó a Görlitz, el pueblo más al este en Alemania, que se localiza en el río Lusatian Neisse, en la Bundesland de Saxony. Fue aquí donde la producción capturó una de las escenas principales de la película, en la que la Asociación Estudiantil Alemana de la Alemania Nazi quema ceremonialmente libros de autores cuyos escritos son considerados subversivos o cuyas ideologías desestabilizaron la administración Nacional Socialista.

En esta secuencia a gran escala, y emocionalmente cargada, vemos a Liesel siendo testigo de la destrucción de miles de libros, mientras la gente del pueblo festeja. Después del resultado de esta impactante exhibición, Liesel, “la ladrona de libros”, rescata un tomo, con sus páginas todavía humeantes.

A lo largo de tres noches, con temperaturas que descendían hasta alcanzar los -18º C, el reparto y el equipo de producción, junto con 450 extras, envueltos en cobijas cuando las cámaras no estaban rodando, trabajaron a lo largo de la noche para capturar un periodo funesto en la historia mundial con una escalofriante autenticidad.

La plaza fue decorada con grandes listones de suásticas —perturbadores emblemas en la Alemania actual. De hecho, leyes estrictas en el país prohíben la exhibición de parafernalia Nazi en plazas públicas, así que los realizadores tuvieron que obtener un permiso especial para decorar el zócalo del pueblo. La producción también rodó en Villa Herz, una casa histórica de 120 años de antigüedad, en Wannsee, que hizo las veces de la mansión Burgermeister, de donde Liesel toma prestados libros.

Después de terminada la producción y de que Percival y sus equipos de postproducción comenzaran su trabajo crítico, se le preguntó a Zusak qué esperaba que las audiencias se llevaran del filme basado en su libro. Nuevamente, dijo, todo se reduce al poder de la narrativa, ya sea en la literatura o en el cine —y, más importantemente, la habilidad que todos nosotros tenemos para perseverar e incluso triunfar, a pesar de tener en frente los obstáculos más alarmantes.

“Me parece que la gente se conmoverá con LADRONA DE LIBROS, porque los personajes de alguna manera encuentran la belleza y el altruismo, y hacen cosas sorprendentes a pesar de estar en condiciones increíblemente complicadas”.

Acerca de Central de Noticias Diario Judío

Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


El tamaño máximo de subida de archivos: 300 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí

Artículos Relacionados: