Diario Judío México - Ya en las primeras etapas de la Operación Margen Protector podía verse que Hamas y las otras organizaciones palestinas de Gaza han aprendido de operaciones anteriores. En la Operación Plomo Fundido y más aún durante Pilar de Defensa, los palestinos se dieron cuenta de que estaban en seria desventaja militar lidiando con tres desafíos presentados por las FDI.

El primer desafío es la barrera de misiles interceptores que introdujo en la forma de baterías Cúpula de Hierro. La segunda es la capacidad de recolección de inteligencia de las FDI en el terreno, en el aire y en el mar. Una variedad de sensores significa que las FDI pueden rastrear cada movimiento en el terreno – y dispararle – tanto de día como de noche.

El último desafío es la capacidad de para dar una rápida respuesta basada en inteligencia y sensores que proveen información en tiempo real. Esta es una parte integral de lo que se conoce como “fuego toldo” – la capacidad de responder a los escuadrones de lanzamiento palestinos en cuestión de minutos, una vez que son expuestos a través de la observación o de otras fuentes de inteligencia.

Hamas, Jihad Islámica y los Comités de Resistencia Popular, a la luz de las conclusiones que sacaron de combates anteriores con , han tomado medidas con el fin de contrarrestar los desafíos que les presentan las FDI. Esto ya es evidente.

Por ejemplo, para enfrentar a Cúpula de Hierro, Hamas y las otras organizaciones palestinas están lanzando andanadas de decenas de cohetes y misiles a la vez. Esto se debe a que los palestinos creen que hay un límite en el número de cohetes que Cúpula de Hierro puede interceptar. Este es un secreto a voces, conocido no sólo por Hamas y Jihad Islámica en Gaza, sino también por Hezbollah en Líbano.


[Cúpula de Hierro intercepta cohete disparado contra Tel Aviv]

En cualquier caso, el lanzamiento simultáneo de múltiples cohetes contra un área le plantea un desafío a Cúpula de Hierro. Por esta razón, Hamas y Jihad Islámica dispararon el lunes decenas de cohetes simultáneamente contra el Negev occidental. Lo hicieron a distancias mayores y en un lapso muy corto de tiempo, disparando cada vez contra un área diferente.

iron-dome
[Cúpula de Hierro lanza cohete interceptor en Ashdod (Foto: Reuters)]

Cohetes individuales fueron disparados contra puntos donde Hamas quería demostrar que puede alcanzar distancias mayores, como Kiryat Malachi, el área de Rehovot y así sucesivamente. Unos pocos cohetes fueron disparados contra estos lugares para enviar un mensaje, y para probar si las FDI están suficientemente preparadas para proteger esos lugares. Hay que recordar que los habitantes de Gaza no tienen una fuerza aérea ni un sistema de inteligencia sofisticado para proporcionar información sobre la ubicación de las baterías Cúpula de Hierro.


[Jihad Islámica lanza cohete contra Tel Aviv]

Otra forma de superar el desafío planteado por Cúpula de Hierro es que Hamas y Jihad Islámica usen cohetes más grandes y de mayor alcance. Creen que el uso de las baterías requiere que las FDI dispersen las baterías Cúpula de Hierro, lo que presentaría un desafío al tener que hacer frente a numerosos ataques con cohetes disparados simultáneamente. Cuanto mayor sea el área que Cúpula de Hierro tiene que defender, mayores serán las posibilidades de que algo se cuele a través de la red.

Para burlar la superioridad de la inteligencia de las FDI en Gaza, los palestinos han empleado lo que los militares conocen como “cobertura subterránea”. Simplemente, los palestinos entierran sus lanzadores en pozos preparados, haciendo que sea difícil detectarlos desde el aire y difícil de alcanzarlos precisamente por su ubicación subterránea. Estos pozos, generalmente, tienen tapas que se abren electrónicamente o tirando de una cuerda. El lanzador es alimentado por un interruptor eléctrico, el cohete es lanzado y la cubierta reemplazada.

Túneles de mantenimiento les han permitido a los militantes de Hamas mover un gran número de estos lanzadores de basurero – pre-dirigidos hacia un destino particular en – subterráneamente y rearmarlos o cambiar de dirección sin estar expuestos a la recolección de inteligencia israelí.

El trabajo de enterrar los lanzadores y excavar estos túneles de mantenimiento se llevó a cabo a una escala mayor, pero no obstante hay un inconveniente. Disparar cohetes ocultos no significa que las FDI no los puedan atacar, lo que hace a veces en cuestión de minutos después que se utilizaron los lanzadores. Esto es exactamente lo que sucedió a lo largo del martes, cuando supimos de los repetidos ataques de la Fuerza Aérea, que los palestinos informaron como ataques en áreas abiertas. Esos ataques en supuestas áreas abiertas son, en realidad, la Fuerza Aérea actuando contra material enterrado.

Ventaja climática

Otro factor importante es el clima. Las Operaciones Plomo Fundido y Pilar de Defensa tuvieron lugar en tormentoso invierno, cuando la Franja de Gaza estaba mayormente cubierta en las horas de la mañana por espesas nubes de niebla. Aunque los UAVs, helicópteros y aviones de combate de la Fuerza Aérea pueden atacar sus objetivos aunque no sean visibles a simple vista, o en malas condiciones del clima, los equipos de lanzadores que operan por encima del suelo aparecían inesperadamente en diferentes zonas de la Franja de Gaza, tomando ventaja de la escasa visibilidad y disparando contra .

Este no es el caso en los despejados cielos de julio de la Operación Margen Protector. El buen tiempo ofrece una clara ventaja a las FDI, haciendo que los palestinos raramente disparen cohetes durante el día. El verano no es una buena temporada para ellos. Disparar tarde en la noche – por ejemplo, entre las 20:00 y las 21:00 – también tiene la intención de lograr el mayor impacto, porque es cuando se emiten los programas de noticias de TV y los habitantes de Gaza tienen los más altos rating.

Aún así según las reglas del juego

A pesar de las numerosas amenazas procedentes de Gaza, parece que las facciones se están comportando de la misma manera que las FDI han estado manejando el combate hasta el momento. La frase “la calma será respondida con calma” fue reemplazada por ambas partes por “escalada conducirá a escalada”, pero ninguno llegó a la etapa de romper las reglas.

Incluso Jihad Islámica, una organización más militante y más radical que Hamas, se mantiene en rangos de cohetes que no cruzan la línea roja para las FDI. La confirmación de esto se produjo la mañana del martes, cuando Abu Ahmad, un portavoz de la rama militar de la organización, dijo que, “Nuestra operación se ampliará si la agresión israelí se amplía”. El mensaje aquí es muy claro – Jihad Islámica incrementará el alcance de sus cohetes sólo si y cuando Israel intensifique sus propios ataques. Por ahora, ninguna de las partes está allí todavía, pero esta delicada ecuación podrían quebrarse si hay muchas víctimas en Gaza o, Dios no lo quiera, en Israel.

El liderazgo político de Hamas ha desaparecido de la escena en los últimos días. Los líderes del movimiento, encabezado por Ismail Haniyeh, no aparecen en público y no están dando mensajes abiertos a la población de Gaza. Moussa Abu Marzouk, funcionario de alto rango de Hamas, que vive en El Cairo y visita Gaza con frecuencia, no ha estado en la Franja en absoluto en las últimas semanas.

Los únicos que transmiten los mensajes de Hamas son sus portavoces y funcionarios de alto rango con sede en el extranjero. Su preocupación es clara – Israel puede tomar ventaja de la situación y asesinarlos. Haniyeh también sabe que ya no tiene la posición oficial de primer ministro, y por lo tanto sería más fácil para Israel justificar su asesinato ante el mundo.

El martes por la mañana, Jihad Islámica decidió llamar a la operación “Estructura Unificada” – tal vez una alusión a la cohesión de las facciones de Gaza en la escalada contra de Israel.

Traducido para poriesrael.org por José Blumenfeld

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.